Libros infantiles para aprender los colores

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
· 11 mayo, 2019
Aprender los colores a través de la lectura puede ser mucho más divertido si utilizas los siguientes libros

Los colores son una de las primeras cosas que los más pequeños de la casa aprenden, incluso antes de comenzar la etapa escolar. Así pues, existen diferentes maneras de ir conociendo los colores. Sin embargo, hoy os traemos una manera didáctica y divertida que los hará disfrutar a la vez que aprenden con algunos libros infantiles para aprender los colores.

Esta manera de la que hablamos es a través de los libros, pues existen una serie de libros infantiles para aprender los colores muy útiles de mostrar a tus hijos y disfrutar, además, de un bonito momento juntos mientras él descubre nuevas sensaciones.

Además, estos libros pueden ser utilizados como material auxiliar o de apoyo para realizar diferentes actividades en el aula fomentando, así, el aprendizaje de los colores básicos a la vez que se fomenta también la lectura.

Libros infantiles para aprender los colores

1. Un libro

Hervé Tullet es el autor de este maravillo e ingenioso libro. A través de sus páginas, y de una forma totalmente interactiva, círculos de diferentes colores saltarán, girarán y rodarán por todas las páginas. 

A simple vista puede parecer un libro básico sin mucho que aportar en ningún sentido. Sin embargo, cuando te introduces en su historia, la magia y el ingenio están asegurados, haciendo disfrutar a pequeños y mayores por igual.Libros infantiles para aprender los colores.

2. Una historia de colores

De la mano de la editorial Combel llega este magnífico libro que ayudará a los más pequeños a aprender dos conceptos básicos en la educación infantil: las prendas de ropa y los colores.

Cada prenda de ropa irá asociada a un color determinado. Pero la diversión se encuentra en que el libro cuenta con piezas de puzzle que puedes quitar y poner en diferentes páginas de este. Un libro original y divertido muy recomendado para niños de entre tres y cuatro años con ilustraciones a todo color.

3. 10 ovejitas

Otra de las primeras cosas que se aprenden junto con los colores son los números. ¿Qué mejor manera que aprenderlo todo en un mismo libro cuyos protagonistas, además, son animales?

En concreto, 10 ovejas, cada una de diferente color, irán realizando todo tipo de actividades cada vez en un grupo más grande para que el niño vaya identificando los colores de cada una, así como el número de ovejas que se juntan para cada actividad.

Un maravilloso libro ilustrado que, de forma divertida, hará que los niños aprendan.

Más libros infantiles para aprender los colores

4. El monstruo de colores, también entre los libros infantiles para aprender los colores

El Monstruo de colores es uno de estos libros que sirve para que el niño aprenda diferentes cosas. Por este motivo, se ha convertido en uno de los libros infantiles más vendidos.

Dentro de los libros infantiles para aprender los colores se trata de un libro apto para que los más pequeños conozcan los cinco colores básicos: amarillo, rojo, azul, verde y negro.

Además de diferenciar estos colores, los niños también podrán conocer diferentes emociones y unir cada una de ellas a un color. Por lo tanto, se trata de uno de los mejores libros infantiles para aprender los colores, pero también para aprender a gestionar las emociones.Libros infantiles para aprender los colores.

5. Colores

En este caso, y nuevamente Hervé Tullet, autor también del primero de los libros infantiles para aprender los colores del que hemos hablado, utiliza en esta ocasión las mezclas de diferentes colores para explicar cada uno de ellos.

Además de ser un libro didáctico, se trata de un material de apoyo excelente para realizar actividades con pintura en el aula o en casa y disfrutar, así, de un momento divertido a la vez que los más pequeños aprenden los colores y su origen.

6. Ceci y Leo, los colores

Sin ninguna duda, a los niños les encantará este libro. En primer lugar, porque sus protagonistas son dos animales. En segundo lugar, porque, de una forma didáctica, enseña los colores básicosFinalmente, y en tercer lugar, porque estos se enseñan de una forma divertida haciendo muy amena la lectura.