Los beneficios de la pintura para los niños

La pintura es una vía de expresión emocional en la cual se puede plasmar todo tipo de sentimientos. Opiniones, ideas, maneras de ver la vida… esta manifestación del arte es reflejo claro del alma del artista, y en la infancia, llega a ser clave en el desarrollo físico, mental y social. Pero más allá de los distintos sentimientos y estados de ánimo que pueden expresarse mediante el arte, la pintura, durante la niñez, brinda otros beneficios.

En este artículo te ayudaremos a conocerlos.

La pintura como un ejercicio psicomotor

No hay dudas de que en la infancia la pintura es un efectivo ejercicio psicomotor que sirve para alcanzar diversas habilidades.

En las primeras etapas, entre el primer y el segundo año de vida, la pintura ayuda a un niño a conseguir las destrezas psicomotoras finas que debe hacer suyas en esa etapa.

El hecho de sujetar un lápiz para realizar un trazo le sirve como adiestramiento a la hora de fortalecer la musculatura de sus manos y sus dedos, lograr una correcta coordinación óculo manual, y dominar todos sus movimientos.

Un buen trampolín hacia otras habilidades

En la etapa escolar, el niño que aprendió, desde temprano, a tomar y sujetar correctamente el lápiz para pintar, logrará escribir y hacer mejores trazos que cualquier otro.

Mamá, es importante que sepas que pintar facilita la maduración de las funciones neuronales y faculta a un niño para una asimilación más temprana y efectiva de las habilidades digamos, más complejas, que deberá aprender después.

Actividad de esparcimiento y relajación como no hay otra

No hay dudas de que las artes plásticas y específicamente el dibujo sirve como actividad recreativa, más que cualquier otra.

Es muy fácil tomar un lápiz, una crayola o un pincel en las manos y ponerse a pintar sobre una superficie. Incluso, cuando el niño carece de estos elementos, un palito o piedra del patio pueden servirle para crear un bonito dibujo sobre el terreno.

La relajación que el menor encuentra mientras pinta le ayuda a dormir mejor, ocupar su tiempo en una actividad sana, estar más relajado y poner una gota de tranquilidad a la hiperactividad que lo caracteriza <si ese es el caso>.

La pintura para socializar, hacer amigos, aprender de los demás y ser creativo

Si tu hijo dibuja junto a otros niños la pintura va a servirle para socializar con ellos y quizás hasta formar relaciones de amistad.

Mientras los niños pintan intercambian ideas, hacen comentarios acerca de cuan bonito está el dibujo de otro, se prestan los colores… todo esto los ayuda a “practicarse” en cuanto a la interacción social que tanto les sirve, tanto en el momento que viven, como en el futuro.

El niño que presta atención y escucha a sus compañeros es capaz de aprender de ellos. La pintura le sirve para adquirir nuevos conocimientos según los comentarios, la obra como tal y las experiencias de los demás. Así, puede aprender cómo realizar un determinado trazo, mezclar o combinar colores, qué pintar primero, cómo dibujar aquello…

Si tu hijo pinta con otros niños se sentirá capaz de experimentar por sí solo. Algo así lo conducirá, necesariamente, a ser un niño creativo que no tenga miedo de probar esto o aquello y se practique buscando maneras de superarse para franquear los obstáculos que encuentra en el camino.

Para ser creativo el niño “artista” deberá hacer uso de su imaginación y darle riendas sueltas a la hora de sacar a la luz una obra.

Los beneficios de la pintura para los niños

De manera general la pintura brinda innumerables beneficios a los niños. Es un ejercicio de creación que los hace felices y los ayuda a desarrollar la mente.

Por eso dale acuarelas, temperas, crayones, tizas, lápices de colores a tu hijo cada vez que puedas, e invítalo a pintar.

Comparte con él un tiempo de calidad en el que él pueda verte como su igual; alguien que le importa y pone esfuerzo en lo que hace.

Si lo tomas en cuenta, la pintura puede ser una buena actividad para despegarlo de la Tablet, la laptop, el móvil y los demás dispositivos electrónicos que hoy día ocupan tantas horas en la vida de los menores.

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar