Las bases legales de la familia

22 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
La importancia que tiene la familia en la sociedad es una cuestión suficientemente demostrada. Para regular diferentes situaciones que se producen en el día a día, se han ido asentando algunas importantes bases legales de la familia.

La familia es, sin duda, una institución con gran relevancia social. Si bien se trata de una institución privada, al constituir la base misma de la sociedad, tiene también una gran importancia jurídica. Es por eso que la familia está regulada y protegida por varias leyes, destinadas, entre otras cosas, a solucionar los conflictos que pudieran surgir entre sus miembros.

Del mismo modo, la administración pública tiene la responsabilidad de impulsar políticas que garanticen el bienestar de la familia y de cada uno de sus miembros. A pesar de que en los últimos años la familia ha sufrido muchas transformaciones, sigue siendo la columna vertebral de nuestra sociedad.

Asimismo, las leyes que la regulan también se han tenido que adaptar a estos cambios. A continuación, veremos algunos elementos para conocer mejor las bases legales de la familia.

Bases legales de la familia

Definición de la familia

La familia es una institución que originalmente está asentada en el matrimonio y enlaza en una unidad a los cónyuges y sus descendientes. El fin último de la familia es la conservación, propagación y desarrollo de la especie humana, en un marco de amor, respeto y protección.Las bases legales de la familia.

Esta institución tiene una importancia mayor para el interés general. Dentro de ella se alcanzan más fácilmente las condiciones que permiten a todas las personas ejercer con plenitud y armonía sus derechos y libertades, así como cumplir sus deberes. Es por eso que cuenta con una gran relevancia constitucional.

La familia es, en muchos casos, el único espacio de seguridad y protección para sus miembros. Dentro de ella se dan las funciones claves de socialización, la transmisión de valores y el desarrollo emocional e intelectual que acompañan al ser humano durante toda su vida.

A pesar de estos conceptos y de la importancia jurídica y social de la familia, su definición no está totalmente clara en la Constitución Española ni en la legislación ordinaria. El concepto es bastante amplio y, además, en los últimos años, cambiante.

Así pues, se podría definir a la familia, de forma consensuada, como un conjunto de personas físicas relacionadas entre sí por vínculos conyugales o de parentesco.

Tipos de familias

De acuerdo a las bases legales de la familia, y para efectos jurídicos y administrativos, se distinguen varios tipos de familia. Los principales son la familia nuclear, la familia extensa y la familia polinuclear. La familia nuclear es la que está formada por los padres y los hijos.

Cuando en el Código Civil español se hace referencia a la familia, por ejemplo, para hablar de los beneficios de las familias numerosas, se hace referencia siempre a la familia nuclear.

La familia extensa está formada por varias personas que tienen un tronco común, más o menos cercano, y mantienen relaciones estrechas. La familia polinuclear, por su parte, es la que resulta de la unión de varias familias nucleares.

También existe la familia nuclear ampliada, a la que se suman otros parientes, y la familia monoparental o incompleta, formada por un solo miembro del matrimonio y sus hijos.

Bases legales de la familia: el derecho de familia

El derecho de familia es un conjunto de normas jurídicas que regulan la familia desde distintos aspectos con el fin de garantizar sus bases legales. Se trata, principalmente, de una serie de normas que tienen que ver con las relaciones de pareja, con la filiación y con la guarda legal de los hijos, la patria potestad y la tutela.Las bases legales de la familia.

Cada una de estas categorías incluye una normativa especial. Así, para las relaciones de pareja, principalmente para el matrimonio, se regula su celebración, sus aspectos personales y económicos y las situaciones de crisis, como son la separación, el divorcio o la nulidad.

En el caso de la filiación, el derecho de familia regula la filiación matrimonial, la no matrimonial y la adoptiva. En cuanto a la filiación, se regulan los asuntos de guarda y tutela de los menores de edad, principalmente en caso de separación de los progenitores. También regula todo lo referente a la patria potestad y a la representación legal de los menores de edad.

Cabe señalar que las bases legales de la familia y el derecho de familia en España, al igual que en muchos otros países, tienen un importante contenido ético. En ningún otro campo jurídico la religión y la moral influyen tanto como en este.

A pesar de todo lo anterior, existe una presencia creciente de factores de orden público dentro del Derecho, con el Código de Familia, y una intervención cada vez mayor de los poderes públicos en la vida familiar.