Lactancia y medicamentos: desmintiendo mitos

Naí Botello 19 marzo, 2018
Seguro que como madre nada debe llenarte de más desconcierto que tener que medicarte mientras estás amamantando. Mantén la calma y toma nota de los datos que te damos a continuación.

Lactancia y medicamentos son dos palabras que para muchas madres no pueden estar vinculadas en absoluto. Lo ideal sin duda es que durante este largo período gocemos de una excelentes salud y no presentemos ninguna patología.

Pero lamentablemente nada es perfecto. Lo que queremos que sepas es que existen muchos mitos con respecto a este tema, y que sí es posible tomar medicamentos mientras amamantas. La clave radica en seguir siempre las instrucciones de tu médico pediatra.

Lactancia y medicamentos: desmintiendo mitos

El propósito de nuestro artículo radicará solamente en desmitificar ideas generales preestablecidas en las madres sobre la lactancia, pero siempre dejando bien claro que cualquier duda que se te presente debes aclararla siempre con tu pediatra y nunca considerar la información en red como la única autoridad en el tema.

Según diversos estudios, cerca de un 80% de las madres en etapa de lactancia deberán tomar algún medicamento por diversas razones. Muchas de ellas suspenden la lactancia por temor a efectos secundarios, todo esto basado en la desinformación y falsas creencias que se han creado con respecto a este tema.

Lo que muchas madres no saben es que gran parte de los medicamentos que te indica tu médico no llegan a penetrar en la leche que toma tu bebé, o su presencia es prácticamente imperceptible, por lo cual no presenta ningún riesgo para el niño.

Las cantidades de químicos en la leche producto de la ingesta de algún medicamento vía oral es en casi todos los casos tan pequeña que difícilmente podría ser detectadas incluso por algún examen.

Lo mismo ocurre con medicamentos de uso tópico como los corticoides, por ejemplo, o las gotas para los ojos. Lo importante en todo caso que el bebé no tenga contacto directo con la crema a través del tacto con la madre.

Las preguntas más frecuentes sobre la lactancia son respondidas por numerosos especialistas.

¿De dónde surgen los mitos sobre lactancia y medicamentos?

Se estima que el problema principal radica en que la mayoría o casi todos los medicamentos que existen en el mercado presentan la siguiente leyenda: “Si está embarazada o en período de lactancia, consulte a su médico antes de usar este producto”.

Esta información es absolutamente pertinente, pues debe ser el médico el que indique si debe ser administrado, los horarios de tomas y las cantidades. Pero si prestamos suficiente atención, la advertencia indica que se debe “consultar” al médico, pero no que su ingesta está vetada.

Es una norma y deber legal de las industrias farmacéuticas indicar si el producto está contraindicado cuando la madre amamanta.

En dichos casos, la precaución del empaque debe afirmar lo siguiente: “No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche de su existencia, ni durante la lactancia. De ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica suspéndase temporalmente la lactancia materna mientras dure el tratamiento”

“Lactancia y medicamentos son dos conceptos que muchas veces son incompatibles, pero eso no significa que siempre sea así”

En esta segunda sentencia evidentemente hay una prohibición. Pero a pesar de ello se aclara que la suspensión de la lactancia es temporal. 

Haciendo una buena lectura de la información suministrada en los recipientes de los productos médicos no se debería perder la calma ni dar por sentado que la lactancia debe suspenderse definitivamente, al igual que no se debe inferir que la madre no pueda tratar las patologías que padezca en ese momento.

Medicamentos que pueden tomarse durante la lactancia

Muchos medicamentos de uso común han pasado todas las pruebas y se ha comprobado que su ingesta de forma correcta no produce ningún daño en el bebé ni afecta a la producción de leche. Estos medicamentos son:

  • Ibuprofeno
  • Paracetamol
  • Amoxicilina
  • Penicilina
  • Omeprazol
Lactancia y medicamentos son dos palabras que muchas veces asustan a las embarazadas y madres que dan el pecho.

Medicamentos prohibidos durante la lactancia

Los medicamentos altamente prohibidos durante la lactancia son aquellos destinados a erradicar el cáncer o los vinculados al sida. Pero existen también tratamientos que aunque son seguros para el bebé, deben tomarse siguiendo instrucciones específicas ya que de lo contrario podrían presentar algún tipo de inconveniente.

El paracetamol, por ejemplo, que aparece en la lista de medicamentos seguros, debe tomarse después de haber dado de mamar, o al menos dos horas antes de dar pecho, ya que se considera que genera somnolencia en el bebé.

El propanol para la hipertensión, aunque no causa daños en nuestros hijos, produce una reducción en la secreción de leche. El mismo efecto lo causan también las pastillas anticonceptivas, las cuales tampoco causan efectos perjudiciales para la salud del niño, pero entorpecen la producción de la leche.

Entendiendo que el problema pasa muchas veces por la lectura incorrecta de la instrucciones de los medicamentos, puedes estar más tranquila a la hora de tomar la medicina prescrita por tu médico. Para terminar, te recordamos la importancia de que nunca, por ningún motivo, debes automedicarte.

Te puede gustar