La lactancia materna potencia el desarrollo del cerebro en los bebés

Si te estás planteando amamantar a tu bebé, has de saber que la lactancia materna puede potenciar su desarrollo cerebral, además de ofrecerle otras múltiples ventajas.
La lactancia materna potencia el desarrollo del cerebro en los bebés
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 08 junio, 2021.

Última actualización: 08 junio, 2021

Durante sus primeros años de vida, los bebés experimentan un crecimiento vertiginoso a nivel cognitivo. Por ello, existe un gran interés en determinar qué eventos de los que tienen lugar durante esta primera etapa influyen en la evolución y maduración cerebral.

Sabemos que la atención y los cuidados paternos resultan determinantes a tal grado que la falta de los mismos puede ocasionar severos déficits y alteraciones. Además, se ha demostrado que la lactancia materna potencia el desarrollo del cerebro ya desde los primeros años.

Es importante recalcar que no todas las mujeres pueden o desean alimentar a sus bebés mediante lactancia materna; y esta es una decisión personal y válida en cualquiera de los casos. Cada situación personal es diferente y entran en juego múltiples factores que hay que tener en cuenta. Sin embargo, si te estás planteando amamantar a tu bebé, quizá te interese conocer las repercusiones positivas que esto puede tener en su desarrollo.

La importancia de la lactancia materna

La lactancia materna potencia el desarrollo del cerebro en los bebés.

La leche materna es el alimento óptimo para los bebés. A nivel nutricional, contiene todos los aportes necesarios para que se produzca un crecimiento adecuado. Además, potencia el sistema inmunitario del recién nacido, protegiéndolo frente a diversas enfermedades y padecimientos.

Por este motivo, pediatras y organizaciones internacionales recomiendan alimentar al bebé mediante lactancia materna exclusiva al menos hasta los seis meses. Desde este momento, es muy positivo que la lactancia se combine con alimentación complementaria, al menos hasta los dos años de edad.

Pero más allá de las cuestiones físicas, amamantar ofrece importantes beneficios a nivel emocional, tanto al bebé como a la madre. Y es que, al hacerlo, se favorece el establecimiento del vínculo de apego, cubriendo las necesidades de afecto y seguridad que el recién nacido tiene tras su llegada al mundo.

Asimismo, por si esto no fuera suficiente, se ha demostrado que la lactancia materna potencia el desarrollo del cerebro en los bebés. Algo que se traduce en un mejor desempeño cognitivo en aquellos infantes que se alimentan de esta forma.

¿Cómo contribuye la leche materna al desarrollo cerebral?

Un estudio realizado por la Universidad de Brown demostró que la lactancia materna potencia el desarrollo del cerebro en los bebés. Estos interesantes hallazgos se obtuvieron tras observar mediante resonancia magnética el cerebro de 133 niños de entre 10 meses y cuatro años de edad.

Se categorizó a los infantes en función del tipo de alimentación que seguían (lactancia materna exclusiva, leche de fórmula o lactancia mixta). Y los resultados arrojaron diferencias estadísticamente significativas a este respecto.

La investigación reveló que aquellos bebés que habían sido alimentados mediante lactancia materna exclusiva presentaban un mayor desarrollo cerebral en comparación a los otros dos grupos. Específicamente, estos niños mostraron un crecimiento superior en materia blanca mielinizada de entre un 20 y un 30 %.

La mielina es una sustancia que recubre las fibras nerviosas de las neuronas y favorece la transmisión de impulsos eléctricos. En otras palabras: potencia una buena comunicación neuronal. Así, a la edad de dos años ya existía una diferencia sustancial en el volumen de materia blanca cerebral a favor de los niños alimentados con lactancia materna. En concreto, el cerebro de estos infantes presentaba un desarrollo mejorado en áreas clave como el lenguaje, la cognición y la función emocional.

Madre amamantando a su bebé.

Haber sido amamantados en exclusividad durante solo tres meses ya ofrecía a los niños una ventaja; no obstante, cuanto mayor era el periodo de lactancia materna, mayores eran las mejoras en el desarrollo cerebral. Además, los bebés que obtuvieron lactancia mixta también presentaron resultados superiores en comparación con aquellos que únicamente habían recibido leche de fórmula.

La necesidad de apoyar la lactancia materna para el buen desarrollo del cerebro

Este reciente estudio viene a corroborar y ampliar las sobradamente conocidas ventajas de la lactancia materna. Además, nos muestra cómo una lactancia parcial o sostenida por un corto periodo de tiempo repercute también positivamente en los bebés. Por lo mismo, resulta esencial que las madres reciban el apoyo médico y social necesario para amamantar a sus hijos.

La presión social, el juicio externo y las dificultades de conciliación llevan a muchas mujeres a descartar la lactancia materna desde el inicio o a abandonarla antes de lo que habrían deseado. Por ello, si estás tratando de implementar o continuar con la lactancia, te animamos a buscar asesoras, grupos de apoyo y profesionales concienciados que te guíen en la consecución de esta meta tan positiva para el desarrollo de tu bebé.

Te podría interesar...
Normalizar la lactancia como un derecho de madres e hijos
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Normalizar la lactancia como un derecho de madres e hijos

Normalizar la lactancia materna es una tarea de todos. Debemos derribar las barreras psicológicas que nos impiden verlo como un derecho y un acto n...