Lactancia materna en gemelos: 10 claves

La llegada de gemelos implica un enorme desafío para la lactancia materna. No obstante, la naturaleza nos hizo aptos para llevarla adelante con éxito.
Lactancia materna en gemelos: 10 claves
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 09 julio, 2021.

Última actualización: 09 julio, 2021

La lactancia materna es una buena opción para cualquier bebé, sin importar cuáles hayan sido las circunstancias de su nacimiento. Incluso cuando se trate de gemelos, la teta no solo será una fuente inmejorable de alimento, sino que además los nutrirá en otros aspectos.

Muy a menudo las madres creen que su cuerpo no será capaz de alimentar a dos bebés a la vez. Estas creencias se sostienen a base de muchas premisas que no necesariamente han sido comprobadas: que son delgadas, que sus mamas son pequeñas, que son primerizas, que sus bebés nacieron antes de tiempo…

Pero resulta que la naturaleza desarrolló mecanismos apropiados para que cada madre produzca la leche que su hijo o hijos necesitan, siempre y cuando exista el estímulo adecuado.

10 claves para que la lactancia materna en gemelos sea exitosa

Lactancia materna en gemelos.

1. Asesoramiento prenatal

La consulta prenatal debe incluir el asesoramiento en lactancia. Esto permitirá a las familias recibir la información necesaria y evacuar las dudas que surjan para poder elegir conscientemente el camino que deseen seguir.

En el caso de embarazos múltiples (gemelares), el reto será aún mayor por varias cuestiones:

  • La posibilidad de un nacimiento prematuro.
  • La elección de cesárea y el uso de medicamentos en la madre.
  • El eventual ingreso de los bebés a unidad de cuidados neonatales.
  • Las dificultades para recibir el estímulo apropiado para producir leche.
  • El cansancio materno por el cuidado de 2 bebés a la vez.

Por todo esto, es fundamental contar con el apoyo del equipo de salud para recibir información de calidad que sea verdaderamente útil.

Si bien la lactancia materna ha demostrado ser superior a cualquier otra leche, según evidencia este estudio publicado en Archives of Disease in Childhood-Fetal and Neonatal Edition, no es la única manera de alimentarlos.

Muchos niños reciben alimentación mixta (leche de madre y leche de fórmula) e incluso muchos otros se alimentan exclusivamente a base de leche de fórmula. Es importante conocer las ventajas y desventajas de ambas para poder elegir la opción que más se adapte a cada familia.

2. El contacto piel a piel

Después del nacimiento, se recomienda el contacto piel con piel tan pronto como sea posible para favorecer el inicio de la lactancia. En el caso de gemelos, esto puede lograrse con cada uno por separado o con los dos bebés simultáneamente. Según la edad gestacional, muchos bebés nacen con la habilidad para prenderse al pecho espontáneamente. La succión vigorosa favorecerá la producción láctea y el mantenimiento de la lactancia.

3. Inicio precoz de la lactancia materna en gemelos

La lactancia debe iniciar tan pronto como sea posible. Si bien al principio la producción de calostro parecerá insuficiente, será el alimento que mejor se adapte a las necesidades de los recién nacidos. Incluso en en caso de bebés prematuros, esta leche favorecerá el crecimiento y reducirá las posibilidades de padecer enfermedades relacionadas con la inmadurez. Es por eso que se recomienda alimentar por boca a los bebés en cuanto estén en condiciones clínicas de hacerlo.

4. Asegurar el estímulo para una producción de leche suficiente

La bajada de leche no ocurrirá hasta algunos días después del nacimiento. Para que ello suceda es importante que la madre cuente con los estímulos necesarios, como el contacto piel a piel con sus bebés o el estímulo de los pezones.

La situación ideal será asegurar la lactancia materna a libre demanda, es decir, tantas veces como sea necesario. La succión frecuente será el mejor estímulo para sostener la lactancia en un futuro.

En los casos en los que esto no sea posible (por ejemplo, cuando los bebés están ingresados en unidad de cuidados neonatales), se recomendará a la mamá la extracción manual o con sacaleches de manera frecuente. También es una buena práctica la estrategia de madres canguro.

5. Descanso y buenos hábitos alimenticios

Pocas recomendaciones de este tipo cuentan con evidencia científica que las sustente. No obstante, asegurar hábitos saludables en la madre ha demostrado mejores resultados para la lactancia, ya sea por incremento en la producción de leche o mayor duración en el tiempo.

Aunque parezca una tarea imposible, el descanso materno es fundamental para la producción de leche. Se recomienda a la madre descansar todo el tiempo que sea posible. Si esto ocurre de noche, el estímulo será aún mejor.

El estudio mencionado anteriormente ha demostrado que las madres que han recibido ayuda externa durante los primeros meses de lactancia la mantuvieron por un tiempo mayor que las que no.

Asimismo, la producción de leche implica un gasto calórico importante para la madre. No obstante, el requerimiento energético durante la lactancia no se “duplica” ni “triplica” como muchas veces se cree, según el mismo estudio del que ya hemos hablado.

El aumento de calorías a ingerir por encima de la ingesta calórica diaria habitual dependerá de cada caso y se recomendará mantener una dieta bien equilibrada, con fuente de proteínas, grasas, carbohidratos, agua, vitaminas y minerales. Esto podrá ser adecuado por un profesional de salud especializado en el tema, como un nutricionista.

6. Chequear el agarre

Es importante acompañar a las madres durante las primeras experiencias de lactancia, sobre todo con niños prematuros, para asegurar un agarre apropiado. De esta forma, no solo ocurrirá el estímulo de succión adecuado, sino que se evitarán problemas asociados a la lactancia, como el dolor o grietas en el pezón.

“Amamantar es una habilidad que debe ser aprendida”.

-Doctora Jane Denton-

7. Prevenir problemas asociados a la lactancia materna en gemelos

En caso de dificultades en la lactancia, pide ayuda a tu médico, doula o especialista en lactancia. Es importante asegurar una buena técnica para prevenir complicaciones que puedan interferir en el curso de la lactancia.

Lactancia materna de dos hijos a la vez.

8. Adoptar la postura apropiada

Dar el pecho a gemelos puede hacerse de forma simultánea o con un niño a la vez. En ambos casos es recomendable alternar a los bebés en las dos mamas para que ambos reciban una alimentación similar. No es necesario que esto sea en cada toma, pero sí al menos de un día al otro.

Las posturas más recomendadas para amamantar gemelos son las siguientes:

  • Postura cruzada sobre la madre: ambos bebés están estirados frente a la madre y cruzados entre sí, uno delante del otro. Puede ser útil especialmente en el caso de que los niños sean pequeños.
  • Postura en balón de rugby: ambos mamando en posición de rugby (con el cuerpo debajo del brazo de la madre) de una teta distinta. Los cuerpos de los bebés no se tocan entre sí, por lo que resulta útil a medida que los pequeños crecen.
  • Postura paralela: ambos bebés están estirados en paralelo, con la madre ladeada hacia un costado. Uno de los bebés descansa sobre la superficie del sofá o cama mientras el otro descansa sobre el cuerpo de la madre. Esta postura es útil para el momento del descanso.

9. Amamantar fuera de casa

Tus bebés necesitarán mamar con frecuencia, por lo que es indispensable ofrecer el pecho incluso cuando estén fuera de casa. Al principio será difícil asegurar buena técnica, pero con el tiempo seguro que le cogerás el truco.

10. Buscar ayuda para que la lactancia materna en gemelos sea exitosa

La lactancia de gemelos puede ser agotadora, por lo que no dejes de pedir ayuda en tu entorno y ponte en contacto con grupos de ayuda de lactancia. Allí contarás con la experiencia de otras madres que hayan pasado por tu situación y sus relatos  y consejos pueden resultar de gran ayuda.

Esperamos que estas claves te hayan sido de ayuda. No obstante, si te surge cualquier duda al respecto, consulta con tu médico de confianza. Él sabrá cómo responder a cualquier pregunta que le hagas.

Te podría interesar...
Grietas en el pezón durante la lactancia: ¿cómo prevenirlas?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Grietas en el pezón durante la lactancia: ¿cómo prevenirlas?

Las grietas en el pezón durante la lactancia son una de las afecciones más comunes en las mujeres que amamantan. ¡Aprende a prevenirlas!



  • Denton J, Quigley M, Ridley B. Feeding twins, triplets  and more -A booklet for parents with advice and information. The Multiple Births Foundation. London. 2011. Disponible en: www.multiplebirths.org.uk. Downloaded on May 2021.
  • Royal College of Paediatrics and Child Health and Royal College of Nursing. Guidance for Health Professionals on Feeding Twins, Triplets and Higher Order Multiples. The Multiple Births Foundation. London. 2011. Disponible en: www.multiplebirths.org.uk. Downloaded on May 2021.
  • La Liga de la leche España. Las Diez Claves de la Lactancia Materna. Disponible en http://www.laligadelaleche.es/lactancia_materna/diez_claves.htm. Revisado en May 2021.
  • Flidel-Rimon O, Shinwell E S. Breast feeding twins and high multiples. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed 2006;91:F377–F380. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2672857/
  • Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría. Lactancia Materna: guía para profesionales. Monografías A.E.P. nº 5. Editorial Ergon. Madrid. 2004.