Calostro. ¿Qué lo hace tan especial? - Eres Mamá

Calostro. ¿Qué lo hace tan especial?

Para un bebé no hay nada más importante que ese primer contacto con su mami, no solo por la necesidad de empezar a tejer un vínculo cercano entre ambos, sino también porque ella es fuente infinita de alimentación. La leche materna es sinónimo de vida, sobre todo, por el poderoso calostro… Descubramos por qué es tan increíble.

Cuando llevas de tres a cuatro meses de embarazo, tu cuerpo se va preparando y empieza a producir en tus pechos esta sustancia. A veces, puedes ver cómo tus senos derraman apenas unas gotitas de este líquido amarillento (conocido como precalostro), antes de que llegue el chiquitín al mundo; aunque si no sucede, no hay ningún problema.

El cuerpo se prepara para producir leche materna a partir del tercer mes

Este fluido llamado calostro se trata del primer alimento que va a ingerir el niño de tus senos, apenas salga de tu barriguita. Por lo general, sale apenas una pequeña cantidad, pero no tienes por qué preocuparte, ni sentir que quedará con hambre. Recuerda que la naturaleza es sabia y producirá lo que él necesita para saciar sus requerimientos.

Hay que aclarar que no se trata de una leche como tal, solo es una sustancia nutritiva que secretan las glándulas mamarias cuando nace el bebé. Indudablemente, hay que procurar dar inicio a la lactancia materna para que empiece a ingerir todos esos nutrientes que provienen de ti y crezca sano y fuerte.

Los secretos del calostro

calostro-2

Sabemos que dar a luz es un acto maravilloso en el cual puedes quedar agotada, pero nada de eso importará cuando tengas al amor de tu vida en los brazos pidiéndote con la melodía de su llanto que le alimentes. Por eso, si no sabes bien cómo iniciar el arte del amamantamiento, procura pedirle ayuda a una asesora de lactancia.

El bebé necesita tomar el calostro, tan pronto como sea posible, porque es un líquido que posee carbohidratos, grasas, minerales, vitaminas y proteínas. Estos nutrientes tienen la facultad de combatir las enfermedades, estimulando y desarrollando el sistema inmunológico de tu retoñito.

El calostro ayuda a prevenir infecciones en el recién nacido

Esta savia materna se produce en los primeros tres o cuatro días, después del nacimiento de tu pequeñito. Seguramente, te parecerá que come poco o que queda con hambre, pero no hagas caso a esos mitos de la lactancia materna.

Tú eres un volcán de amor que se revela a través de tus pechos y lo que fluye a partir de allí es justo lo que necesita ese angelito que hasta hace poco estaba en tu vientre. Y es que el volumen del calostro puede alcanzar hasta los 20 mililitros, suficiente para un recién nacido.

Ahora bien, ¿por qué es tan especial este líquido, precursor de la leche materna? Veamos las razones con detenimiento:

  • Por cada 100 mililitros, aportas a tu bebé 54 calorías a su organismo.
  • Asimismo, en esa misma cantidad, se esconden 2,9 gramos de grasas, 5,7 gramos de lactosa y 2,3 gramos de proteínas (el triple de la leche que luego producirás).
  • Además de esto, posee inmunoglobulina A (IgA) y lactoferrina que ayuda a combatir infecciones.
  • Aporta un número elevado de macrófagos (100.000 / mm3) y infocitos. Esto le protege frente a los gérmenes, debido a que el aparato digestivo no destruye las células.
  • Los oligosacáridos (20 g/L) que ayudan a proteger de los agentes negativos del ambiente.
  • Alta concentración de vitaminas liposubles como el betacaroteno, el cual le otorga un color amarillento.

A partir del cuarto día, mamá empezará a producir una leche de transición que abrirá el paso a la leche madura. Es fundamental que el bebé ingiera el calostro, por eso si no has logrado que él se alimente de tus senos, no dudes en usar un extractor de leche para que se lo des con biberón.

El efecto laxante del calostro

Uno de los poderes más destacados del calostro es el efecto laxante que tiene sobre el pequeñito. Cuando llega esta sustancia a la pancita del bebé, este estimula el aparato digestivo para que realice su primera deposición, que se conoce como meconio, compuesto por células muertas y secreciones del estómago y el hígado.

El calostro permite que el bebé realice su primera evacuación

calostro-3

Una vez que el cuerpo logra desechar las primeras heces, las evacuaciones dependerán de cada bebé. Generalmente, hacen sus necesidades después de comer, pero pueden pasar hasta 72 horas sin evacuar; de lo contrario, consulta a tu pediatra.

Tú eres un núcleo de magia para ese bebé que acaba de llegar al mundo. Disfruta cada segundo junto a él y descubre lo hermoso que es verlo crecer sano y fuerte.