Lactancia en casos especiales

Muchos mitos y creencias no siempre acertadas rodean la cuestión de la lactancia materna o artificial. En determinados casos especiales es necesario contar con la información adecuada sobre lo que es lo mejor.

La lactancia en casos especiales es un motivo de muchas consultas. Las mamás tienen miedos o están rodeadas de falsas creencias que suelen influir negativamente. Es importante tener claro que siempre dar el pecho al recién nacido es lo mejor, ya que estimula el contacto madre e hijo, da seguridad y otorga las defensas que necesita de forma natural.

A pesar del amor y el deseo de alimentar a su hijo, en ocasiones, por desinformación, las mamás dejan de hacerlo. El temor o el estrés que producen ciertas circunstancias provocan que la madre desista de esta tarea. A continuación, analizaremos este tipo de situaciones.

Lactancia en casos especiales: cesárea, partos múltiples y prematuros

Hay muchas creencias que giran en torno a estos ejemplos. Asimismo, las preocupaciones que se generan en el momento pueden influir. Las futuras mamás deben intentar estar tranquilas y comprender que la lactancia materna es la mejor opción.

Niño que nace por cesárea

Es fundamental que el recién nacido esté en contacto con la madre en el menor tiempo posible. Cuaonto más rápido comience a succionar, más fácil será que la leche comience a bajar.

La mamá debe ser consciente de la importancia de no sentir frustración en los primeros intentos fallidos. El pequeño necesita tiempo para aprender y la mamá está aún con el estrés y los dolores quirúrgicos. A pesar de todo ello, debe intentarse paulatinamente.Lactancia en casos especiales.

Partos múltiples

La llegada de varios niños a la vez puede parecer una verdadera complicación para las madres sin experiencia. El organismo ya se ha preparado para esta circunstancia y produce la leche suficiente para todos. Por lo tanto, no hay que temer que pueda faltar alimento para alguno de los niños.

Algunas mamás prefieren dar de mamar de a uno cada vez, con un intervalo de tiempo en medio. De esta manera, disfrutan de los minutos de conexión intensa con cada uno de ellos por separado. Otras se atreven a alimentar a los dos juntos para que no haya esperas y quede más tiempo para descansar.

Prematuros

Es muy importante la lactancia en casos especiales como los bebés que nacen antes de tiempo. El hecho de estar con la mamá e ingerir leche materna es uno de los principales mecanismos de defensas con los que cuentan. Existen cantidad de infecciones y alteraciones en el organismo que se evitan con esta alimentación.

En todos estos casos ayuda el extraer leche con un dispositivo manual. Cuando no tienen las suficientes fuerzas para succionar, se les aporta la leche de la mamá por sonda o biberón.

Lactancia en casos especiales: cirugías de mamas

Por un tema estético o médico, muchas mujeres se han sometido a diversas cirugías de mamas. En la mayoría de los casos, no es un inconveniente para dar el pecho al bebé. Siempre es importante, antes de someterse a una cirugía, consultar sobre las consecuencias futuras, pues existen diversas técnicas y algunas son menos invasivas que otras.

Ya sea que se realice un implante mamario, una reducción o una intervención por otra afección médica, la técnica es la que define. Siempre que no se vea obstruida la areola ni los conductos por los que llega la leche, la lactancia será posible.

Lactancia en casos especiales: enfermedad de la madre

El que la madre sea diabética no es una contraindicación para dar leche materna. Solo deben tener ciertos cuidados que el médico indica. Por lo general, si es una mujer insulinodependiente, deberá bajar la dosis.

El solo hecho de producir leche disminuye los niveles de azúcar. Además, es un método preventivo para la adquisición de la enfermedad en los pequeños.Lactancia en casos especiales.

Si la madre tiene alteraciones en tiroides, es importante tener un control médico para estos casos. Asimismo, no hay ningún riesgo para el bebé en recibir la leche de su madre. Sin tratamiento, es posible que tenga menos cantidad.

Cuando la madre tiene asma, tampoco es un impedimento para la lactancia. Siempre debe estar acompañado con un control por profesionales.

¿Cuándo evitar la lactancia en casos especiales?

Solo en muy pocas circunstancias es necesario acudir a una alimentación artificial para proteger la salud del niño. Estas son algunas de ellas:

  • Mujeres expuestas a radioterapia y medicamentos anticancerígenos.
  • Madres drogodependientes a sustancias como la cocaína o heroína, entre otras.
  • Mamás infectadas con el VIH.
  • Niños diagnosticados con galactosemia.

La lactancia, incluso en casos especiales, es, por lo general, la mejor opción para todos. Un beneficio saludable, natural y lleno de amor que no se debe dejar de experimentar.