¿Influye la alimentación vegana en la leche materna?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 15 enero, 2019
Astrid Moreira · 22 enero, 2019
La alimentación vegana suele ser lo suficientemente saludable y nutritiva para los bebés, pero es fundamental que esta sea complementada con un suplemento de vitamina B12.

A medida que pasan los años y aparecen nuevas formas de alimentación, algunas mujeres optan por llevar una alimentación vegana. Las dietas vegetarianas bien planificadas suelen ser muy saludables. No obstante, ante un embarazo, se debe prestar especial atención a la alimentación para saber si la madre recibe los nutrientes que el bebé necesita.

La  Academia Americana de Nutrición y Dietética afirma que la alimentación vegana debe ser consultada y planeada con un especialista. Una alimentación no planificada podría causar problemas de salud, tanto en la madre como en el pequeño.

La alimentación vegana y la leche materna

Al igual que los demás bebés, los que crecen en familias veganas necesitan la leche materna para su correcto desarrollo. Esta leche debe tener como complemento la vitamina B12, para que el pequeños reciba los nutrientes necesarios. Dependiendo del tipo de alimentación que lleve la familia, el bebé también deberá consumir yodo.

Los bancos de leche han permitido reducir la mortalidad infantil en el mundo.

Si la madre vegana no deseara, no pudiera amamantar o si necesitara suplementación, existen fórmulas a base de soja o de arroz hidrolizado para alimentar al bebé. Otra de las opciones que encontramos son las fórmulas elaboradas a partir de leche de vaca o cabra de ganadería ecológica.

Según las directrices de  la Unión Europea sobre fórmulas infantiles, cumplen con los parámetros que exige una alimentación adecuada. De ahí que muchas familias vegetarianas o veganas las elijan.

¿Cómo debe ser la alimentación complementaria?

La American Academy of Allergy, Asthma and Immunology destaca que no es necesario retrasar la introducción de cacahuetes, nueces, soja y otros frutos secos. El pequeño puede comenzar a consumirlos a partir de los 6 o 7 meses de edad.

Por otro lado, es importante destacar que algunos alimentos pueden funcionar como sustitutos. Pero, ¿cuáles son estos alimentos?

Legumbres

Las legumbres funcionan como el principal sustituto de la carne y el pescado en la alimentación vegana o vegetariana. Tiene un alto contenido de proteínas, hierro y zinc. Esto las convierte en uno de los primeros alimentos que se deben introducir en la dieta del lactante vegetariano. Por lo general, se acompañan de verduras.

Entre las mejores opciones de legumbres, podemos destacar:

  • La mejor legumbre para introducir este alimento son las lentejas rojas peladas. Tiene poca fibra y es fácil de digerir.
  • Más adelante, se pueden incoporar garbanzos cocidos y guisantes tiernos, así como otras variedades de lentejas; también sin pelar.

Sólidos

Si el bebé tiene suficiente edad para consumirlos, puede comer alimentos más sólidos como hummus de garbanzos, tofu cocinado, guisantes desmenuzados y guisos de lentejas. También podemos darle crema de cacahuetes sin azúcar untada en trocitos de plátano o pan. Y, ocasionalmente, para los ovolactovegetarianos: tortilla francesa.

Cereales

En cuanto a los cereales, se recomienda que sean integrales. Generalmente, los preparados de cereales están elaborados con cereales dextrinados. En estos, las cadenas de carbohidratos complejos se hidrolizan parcialmente. Y en un 20% o 30 % de estos productos, se encuentran en forma simple, como glucosa.

Dado su alto contenido de azúcar, no son recomendables ni para bebés que consumen carne ni para veganos.

bebe-comiendo-pure-de-avena

Gluten

Según la Asociación Española de Pediatría, el gluten se debe introducirse a partir de los 6 meses de edad, al introducir la alimentación complementaria. La forma ideal de hacerlo es en forma de pan integral de levadura madre, que está parcialmente digerido y, generalmente, se tolera bien.

Una alimentación vegetariana o vegana en la infancia puede ser perfectamente adecuada y proporcionar beneficios importantes en la salud a medio y largo plazo.

¿Qué dicen los expertos sobre la alimentación vegana?

Según la Academia de Nutrición y Dietética, la alimentación vegana puede ser notablemente saludable, pero solo si es bien planificada y supervisada por expertos. De hecho, este tipo de alimentación es apropiada para todos los ciclos de vida, incluyendo el embarazo, la lactancia materna y la infancia.

Según estudios, las mujeres vegetarianas necesitan durante el embarazo y la lactancia materna fuentes regulares y adecuadas de vitamina B12. Esto se debe a que las madres veganas suelen tener niveles más bajos de ácido docosahexaenoico (DHA).

En resumen, la alimentación vegana suele ser saludable, pero es fundamental que sea supervisada por un experto. El buen desarrollo del bebé dependerá de ello.

  • Biarge, M. M. (2018). Niños vegetarianos, ¿niños sanos? En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2017. Madrid: Lúa Ediciones 3.0.
  • Moreno Díez, A. I. (2003). Manual de supervivencia para “veganos” novatos: por un mundo lleno de amor. Madrid: Mandala.
  • Vilaplana, E., y Román, D. (2003). La dieta ética: ética y dietética del “veganismo”. Alicante: Román Molto.