¿La posición al dormir influye en el embarazo?

Las mujeres experimentan muchos cambios que van modificando el cuerpo. Unos de los cambios más trascendentales es la posición al dormir. Durante el embarazo, el descanso puede ser un poco incómodo al no saber en qué posición colocarse. La alimentación y la relación con los demás, es algo que también puede reflejarse en la manera de dormir.

Todas las mujeres antes de quedar en estado, estaban acostumbradas a dormir en una postura determinada. Si teníamos el hábito de dormir boca arriba o boca abajo, cualquiera de las formas no son recomendables estando embarazadas.

Es muy difícil encontrar una posición cómoda, sobre todo si se solía dormir boca abajo, ya que tendrán de abandonar ese hábito. A las que solían dormir boca arriba les podría causar inconvenientes con la espalda y órganos debido al peso extra que tienen ahora.

Cabe destacar que la hora de irse a la cama debería ser el momento para reponer fuerzas. No obstante, en ocasiones se convierte en una angustia buscar la posición para poder descansar correctamente.

Es muy común que a muchas les cueste dormir, otras a lo mejor no duermen, principalmente por el tamaño de la panza y la sensibilidad en los senos. El cambio riguroso de posición al dormir puede ser muy complicado pero no imposible.

¿Hay una posición al dormir que sea adecuada para la embarazada?

Los especialistas recomiendan una postura ideal para descansar: sobre el costado izquierdo. Esta posición facilita el flujo sanguíneo; para estabilizar el cuerpo, podemos colocar una almohada entre las piernas.

Se tiene entendido que favorece la circulación de la sangre y las sustancias nutritivas hacia el bebé y el útero. Esto garantiza un correcto aporte de oxígeno al feto, además de beneficiar la eliminación de residuos y fluidos a través de los riñones.

embarazada-duerme-boca-arriba-p

También ayuda a reducir el edema propio del embarazo. También previene la aparición de las varices y evita la acidez que incomoda a algunas mujeres. Por eso es preferible que durante el primer trimestre de gestación se empiece a practicar esta rutina para que no se haga complicado más adelante.

Se puede señalar, que un estudio de la  Universidad neozelandesa de Auckland, afirma que las mujeres embarazadas que no descansan sobre su costado izquierdo podrían presentar un mayor riesgo de muerte fetal. Aunque el riesgo es muy bajo se debe tener en cuenta esta recomendación.

Dormir sobre el costado derecho influye negativamente

De acuerdo con investigaciones diversas, sobre el costado derecho es una posición al dormir que influye negativamente en varios órganos. Te contamos cómo afecta individualmente a ciertas zonas del cuerpo.

  • La vena cava. La mayor vena del cuerpo se encuentra en el lado derecho del cuerpo por la que circula una importante cantidad de sangre. Si se duerme sobre el costado izquierdo se evita la presión del peso sobre esta arteria. Esto favorece la irrigación de la sangre hacia la placenta y permite la circulación de oxígeno.
  • El hígado. Este importante órgano se halla ubicado en el lado derecho del abdomen. Por esta razón, si se duerme sobre el lado izquierdo se evitará que este el hígado quede presionado por el útero.
embarazada

La posición al dormir influye en el descanso apropiado

Dormir las últimas semanas de embarazo puede ser complicado, pero con la ayuda de las almohadas se puede conseguir un descanso aceptable. Si la embarazada sufre de acidez, es muy beneficioso el poder dormir con el torso algo elevado. Por ello, el uso de cojines o almohadas es clave en esta etapa.

El colchón firme, un tanto inclinado y suficientemente adaptable a las curvas de la columna, fomentará un mejor descanso.  No obstante, un colchón muy duro como el suelo es tan perjudicial como uno excesivamente blando, en donde la columna flota sin apoyo. No debe tener forma de hamaca, pues  debe prestar apoyo en toda la columna.

Recomendaciones para mejorar el sueño de la embarazada

  • No se recomienda el uso de muchas cobijas para abrigarse
  • Usar almohadas en forma de triángulo
  • Asegurarnos de vaciar la vejiga antes de ir a dormir
  • Reducir la cantidad de líquido que consumimos en la hora de la cena
  • Tomar la cena por lo menos tres horas antes de acostarnos
  • Evitar el consumo de café.

 

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar