Cómo cambia el cuerpo después del parto

Gladys 24 marzo, 2016

Desde el primer día que sabemos que seremos mama ya nuestro cuerpo ha empezado a tener cambios,  quizás no tan notoriamente pero poco a poco los iremos notando. ¿Te gustaría conocer algunos?
El embarazo es una de las mayores bendiciones que una mujer puede tener, soñamos con las manitas de nuestro hijo, su carita, ojitos y hasta con su llanto, hasta que llega ese momento especial en el que finalmente podemos tenerlo entre nuestros brazos olvidándonos por completo de nuestra apariencia física.

Una vez que empezamos la rutina y llegan los momentos de dificultad como que nos sintamos cansadas y que al vernos al espejo nos demos cuenta que hubo importantes cambios físicos que quizás afecten nuestra autoestima y en consecuencia nuestro estado de ánimo.

Pero tranquila, aquí analizamos cómo cambia el cuerpo después del parto y  te ofrecemos algunas recomendaciones para que recuperes pronto esa silueta a la que estabas acostumbrada antes de salir embarazada.

Hay un grupo de mujeres que cuidan su figura antes, durante y después del parto, llevando una vida saludable y ejercitándose frecuentemente obteniendo como resultado que los cambios no sean tan drásticos en su figura después del parto. De cualquier manera, los cambios sucederán en mayor o menor proporción, lo importante es entender las razones dado que unos se revierten naturalmente y otros requieren un poco de esfuerzo para lograr la meta.

Cómo cambia el cuerpo después del parto

Cómo cambia el cuerpo después del parto 1
El cuerpo se transforma un poco pero internamente la maternidad te cambia por completo y para mejor, disfruta de tu pequeño y conoce cuáles son los principales cambios del cuerpo pasajeros y permanentes después del parto:

  • El cambio más notorio es el aumento del útero, ya que puede llegar a tener un aumento de casi 7 veces su tamaño real, debido a que el bebé posee su sistema de formación en el que se necesita un espacio considerable (cordón umbilical y placenta). El útero volverá a su estado normal después del parto en máximo 6 semanas.
  • El siguiente cambio quizás no sea tan visible: corresponde al desplazamiento de los órganos, debido al aumento del útero y el crecimiento de tu bebé en búsqueda de su comodidad dentro del vientre, es posible que exista un leve desplazamiento.
  • Quizás este es el cambio mas difícil de aceptar: el estiramiento y pigmentación de la piel forman las temidas estríasEs un cambio que difícilmente desaparecerá una vez que se tiene aunque existen buenos métodos preventivos y efectivos tratamientos para disminuir su prominencia.
  • Normalmente cuando damos a luz por parto natural el piso pélvico tiende a quedar un poco “relajado”, para ello es recomendable hacer una rutina de ejercicio que consista en contraer y soltar la vejiga cada vez que se vaya al baño en muy poco tiempo volverá a la normalidad.
  • El embarazo de parto natural o mejor conocido como “parto vaginal” puede ocasionar que los tejidos interiores se distiendan restando así considerablemente el placer sexual. Además, disminuirá el tensado vaginal, esto varía según el tamaño del bebé y puedes consultar al médico para conocer cómo lo puedes prevenir.

El después del parto: La mejor etapa que podemos vivir

bebe-1090639_640

 

La preocupación sobre cómo cambia el cuerpo después del parto nos genera angustia ya que definitivamente muchas veces no conocemos lo que realmente podría llegar a ser permanente, pero una vez que tienes toda la información puedes aplicar correctivos para que tengas mejoras en tu silueta bastantes significativas.

Por más que cuidemos nuestra alimentación y controlemos el aumento de peso mes a mes, algunos cambios no los podemos controlar. Relájate, solo debes tener paciencia y entender que le distes vida a otro ser y solo por eso todo vale la pena.

Lo más importante de todo este proceso es que una vez que nazca el bebé te propongas seguir ciertas rutinas que te ayuden a volver a las medidas de tu cuerpo inicial antes del embarazo, pero sin presionarte.

Recuerda que lo más bello del embarazo es vivirlo a plenitud y una vez que puedes disfrutar a un bebé sano y fuerte en tus brazos, tendrás el tiempo suficiente para dedicarte a ti y a lucir como quieres. Recuerda: la clave es la paciencia sin perder el foco para cumplir tus objetivos.

Te puede gustar