10 Tips para prevenir problemas con la imagen corporal

Marisol · 17 febrero, 2016

Un gran porcentaje de los problemas con la imagen corporal en personas adultas comienza desde los primeros años de vida y se hacen más difíciles de tratar de lo que serían durante la etapa infantil.

Para evitar que se presenten los complejos y otros desórdenes relacionados con el auto concepto de los niños, puedes ayudarles con tus acciones a verse de una forma positiva, saludable y a cuidar de sí mismos.

¿Cómo evitar problemas con la imagen corporal de los niños?

 

1. Sé consciente de tu propia imagen. Está bien que planees hacer una dieta o que quieras perder un par de kilogramos, pero evita palabras negativas sobre el peso cuando estás frente a tus hijos. Si tú misma te ves de una forma positiva, tus hijos modelarán este comportamiento; recuerda también halagarlos y darles a entender que son bellos y especiales en todos los sentidos.

2. Elige bien los alimentos que pones en la mesa. Hay comidas que pueden gustarles mucho pero que no son completamente sanas para ellos, mientras que hay otras que debes incluir en tus preparaciones diarias. Dales gusto con sus comidas favoritas ocasionalmente, pero demuéstrales que hay cosas que no se deben comer con tanta frecuencia.

niño

3. Estimula el desarrollo de hábitos alimenticios adecuados. Aunque no todos los problemas con la imagen corporal se deben al peso, es bastante común encontrar desórdenes relacionados con este factor. Enséñales las opciones más adecuadas a la hora de elegir alimentos, proporciónales snacks saludables y muéstrales que se debe comer de una forma inteligente.

4. Motívalos a practicar algún deporte. Sentirse en forma, fuerte y capaz de superar los retos físicos que establecen los deportes, es un punto a favor para la construcción de la autoimagen. Todos los niños requieren de una actividad física, sin importar cual sea. Explora entre sus intereses y dales los medios para practicarla con frecuencia y si es posible, convierte esta rutina en una actividad familiar que los beneficia a todos.

la-importancia-del-deporte-en-la-educacion-infantil

5. Ayúdale a no dejarse llevar por los medios de comunicación. Una gran habilidad que puedes estimular en tus hijos, es la de ser críticos ante el contenido que los medios de comunicación les presentan. Recuérdales que el cuerpo perfecto es un mito establecido por la industria de consumo y que la perfección solamente consiste en querer lo que vemos en el espejo.

6. No hagas comentarios negativos sobre la apariencia de los demás. Cuando haces juicios sobre la forma en que se ven las otras personas, no solo das un ejemplo de poca tolerancia y falta de respeto, también estás diciendo cosas que crearán impacto en lo que los niños conciben como bello o estético y empezarán a volverse más críticos con sí mismos. Procura que tus comentarios acerca de los otros sean siempre positivos.

7. Ayúdales a controlar sus niveles de estrés. No es un secreto que el estrés es causante de muchos padecimientos de salud, y esto no ocurre solamente con los adultos; muchos niños empiezan a sufrir de estrés y ansiedad desde pequeños y esto termina haciéndolos menos saludables física y mentalmente.

8. Reduce las actividades sedentarias. Es natural que después de un largo día de trabajo prefieras ver un poco de televisión con tus hijos, pero esto puede llevarlos a adquirir rutinas sedentarias que agregan un factor de riesgo para el sobrepeso. Encuentra opciones diferentes para que se mantengan tan activos como sea posible.

9. Si alguno de tus hijos requiere cuidados especiales con su peso, involucra a toda la familia. Especialmente en nuestros días, es bastante común que el peso de los niños no esté en el nivel recomendado; si es el caso de alguno de tus hijos, modifica el plan alimenticio de toda la familia por uno más saludable, así evitarás que esto pase con otro miembro de la familia y nadie se sentirá excluido o en condiciones especiales.

10. Enfócate en la importancia de la dieta saludable más que en el peso. Es importante que tus hijos no sientan que deben comer bien para estar delgados sino para que sus cuerpos funcionen mejor en todos los sentidos. Hazles saber que todas las personas tenemos una imagen corporal diferente y que no importa cómo se vea sino que esté realmente sana por dentro y por fuera.