La importancia de los 1000 primeros días de tu bebé

¿Sabías que, durante los primeros 1.000 días de vida de tu bebé sus células cerebrales pueden completar hasta 1.000 nuevas conexiones por segundo? Así de increíble es el cerebro humano en desarrollo y es necesario tenerlo en cuenta para poder potenciar el desarrollo de tu bebé en sus primeros 1.000 días de vida. Porque la inteligencia de tu pequeño empieza desde el momento en que su cerebro comenzó a desarrollarse en tu vientre. 

Esta velocidad de conexión en el cerebro de tu bebé es necesario para que pueda desarrollarse adecuadamente. Es importante que tanto padres, madres y cuidadores sean conscientes sobre la importancia de los 1.000 primeros días de vida de un bebé. Las conexiones del cerebro contribuyen a la función cerebral de los niños y les sienta la bases para su futura salud… y su futura felicidad. 

La importancia de los primeros 1.000 días

En los primeros 1.000 días de vida de tu bebé, es muy importante tener en cuenta el estilo de crianza. Los bebés necesitan una nutrición adecuada, una buena estimulación, amor incondicional y protección contra el estrés y la violencia. Si todo esto se da correctamente, se podrá impedir el desarrollo de conexiones críticas o de que no se realicen correctamente las conexiones cerebrales.

gettyimages-546824705

De acuerdo con  la revista The Lancet, cerca de 250 millones de niños en países en desarrollo corren el riesgo de un desarrollo pobre debido a un retraso en el crecimiento y a causa también de la pobreza. Sin embargo, esto no limita a los países de bajos ingresos a mejorar el desarrollo de sus pequeños. Los niños que viven en países de medianos y altos ingresos también están en riesgo.

UNICEF estima que millones de niños pasan sus años de formación creciendo en entornos poco estimulantes e inseguros, arriesgando su desarrollo cognitivo, social y emocional. La inversión y estimulación en la primera infancia es una de las maneras más rentables de aumentar la capacidad de que todos los niños puedan alcanzar su máximo potencial académico y de éxito en el futuro. Los padres son los máximos responsables.

Un estudio de 20 años de duración mostró que los niños de familias desfavorecidas que recibieron estimulación de alta calidad a una edad temprana se convirtieron en adultos que obtuvieron un promedio de 25% más de éxito que los que no recibieron estas intervenciones (independientemente de la economía de las familias de los niños que no recibieron esta estimulación).

Cómo potenciar los primeros 1.000 días del bebé

baby-boy-playing-with-bricks-1-1

1. Juega con tu bebé

Juega con tu bebé desde el primer momento. Los estudios demuestran que los niños a los que se les lee, se les habla, se les canta y se juega con ellos a una edad temprana, además de ser más felices en el futuro, también tendrán una mejor capacidad cognitiva. Sin duda esto hace que sus conexiones cerebrales sean mucho más eficaces y que los pequeños se desarrollen mejor.

2. Asegura una buena nutrición

El cerebro de un niño consume entre el 50 y el 75% de toda la energía absorbida de los alimentos en los primeros años de vida. ¡Necesita mucha energía para poder realizar todas las conexiones necesarias! A nivel mundial, por lo menos 150 millones de niños sufren retraso en el crecimiento cognitivo y físico debido a la mala nutrición… Es deber de todas la sociedad poner fin a esto.

3. Protege a tus hijos de la violencia

Millones de niños están viviendo el horror de la violencia día tras día. Lo que sabemos es que la violencia, el abuso, el abandono y las experiencias traumáticas producen altos niveles de la hormona del estrés (cortisol). Cuando los niveles de cortisol permanecen altos durante demasiado tiempo, pueden limitar la conectividad cerebral en los niños. Establece un ambiente tranquilo y amoroso en casa, porque tu hogar es su refugio.

4. Protege a tus hijos de la contaminación atmosférica

Alrededor de 30 millones de niños viven en zonas donde la contaminación del aire excede los límites internacionales por lo menos seis veces por encima de la media. La investigación ha encontrado que la contaminación del aire puede dañar el tejido neural en el cerebro de un niño… Es por esto que, resulta muy importante que la zona donde viváis sea una zona limpia, apartada de toda la contaminación de las grandes ciudades.

 

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar