Importancia del afecto para los bebés prematuros en Cuidados Intensivos

3 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicopedagoga María José Roldán
El tiempo en la incubadora es necesario para que el bebé pueda seguir creciendo sano. Sin embargo, a nivel emocional esto tiene un gran impacto en los padres.

A diferencia de otros casos, los bebés prematuros ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos necesitan una serie de cuidados específicos para poder evolucionar favorablemente y superar los primeros meses de vida de la mejor manera posible.

En vista de lo vulnerables que son, muchos de estos bebés suelen ser trasladados a incubadoras una vez finalizado el parto; esto quiere decir que no pueden estar en contacto directo con sus padres. No se trata de una medida cruel, sino de una forma de velar por su salud, ya que existen condiciones que la ponen en riesgo.

La salud emocional de los bebés en cuidados intensivos

La salud emocional es uno de los aspectos más afectados durante el primer periodo de vida del bebé ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), ya que el contacto piel a piel está limitado por su propia seguridad. Por ello, no es de extrañar que muchos padres se sitúen cerca de la incubadora para hablarle a su bebé y pasar tiempo a su lado, aún cuando no puedan tocarlo. Esta viene a ser su forma de transmitirle afecto.

bebés prematuros 3

Cuando no es posible estar siquiera presente en la misma sala que el bebé, bien sea porque han habido complicaciones de salud (de la madre, sobre todo) u otros inconvenientes, el cuidado de la salud emocional del bebé queda desatendido. Y en caso de orfandad, el panorama es mucho más triste.

Desgraciadamente, los bebés prematuros ingresados a la Unidad de Cuidados Intensivos no siempre pueden contar con sus padres, ya sea porque la madre no está disponible por enfermedad o muerte, el padre está ausente o no se conoce, la madre necesita atención médica o asistencia en términos de salud mental, puede que los familiares no tengan disponibilidad para ir a ver al bebé, etcétera. Ninguna situación es fácil. 

No siempre es posible estar junto al bebé ingresado en la UCI, por muchas razones.

El afecto es muy saludable

Todo bebé necesita recibir el amor de sus padres. Sin embargo, cuando no pueden brindárselo, por el motivo que sea, es importante que busquen las alternativas para ofrecérselo.

En América del Norte se han percatado de la importancia que tiene el cuidado de la salud emocional en los pequeños y por ello, hoy por hoy, existen centros de salud que contactan con voluntarios para darle calor humano a los bebés prematuros cuando sus padres no están disponibles. 

De acuerdo a los expertos, cuando un bebé siente la presencia de una persona que está allí para brindarle afecto, en general su evolución resulta mucho más positiva que si permanece completamente aislado en la incubadora. Incluso tienen mejores hábitos de sueño.

bebés prematuros

Evidentemente, los bebés prematuros ingresados a la UCI necesitan ser reconfortados, aún cuando no puedan ser tomados en brazos o acariciados como un bebé que sí ha nacido a los 9 meses de edad.

El Hospital General de San Bonifacio en Winnipeg, Manitoba (Canadá) es uno de los más destacados en este aspecto. De hecho, cuenta con un programa titulado Baby Cuddler que consiste en buscar voluntarios que quieran dedicar parte de su tiempo a darle afecto a bebés que no pueden estar con sus padres. Cabe destacar que los voluntarios no reciben ningún tipo de remuneración por su labor. 

El programa resultó ser todo un éxito y por ello, en la actualidad existe una larga lista de espera de voluntarios con ganas de brindar su dosis de cariño a los pequeños.

Los bebés necesitan atención y amor desde el momento que nacen, por eso los voluntarios ofrecen su ayuda a los padres que no pueden pasar suficiente tiempo con ellos.

Aunque lo ideal es que sean los padres quienes proporcionen este calor humano, cuando no es posible, los bebés en la Unidad de Cuidados Intensivos no deben ser privados de la compañía de aquellos que deseen brindarle afecto (y cumplan con ciertos requisitos).

  • Smith, J.R. (2012). Comforting touch in the very preterm hospitalized infant: An integrative review. Advances in Neonatal Care, 12(6), 349-365. Review of various interventions involving touch used in very preterm infants hospitalized in the Neonatal Intensive Care Unit.
  • Morelius, E., Ortenstrand, A., Theodorsson, E., & Frostell, A. (2015). A randomised trial of continuous skin-to-skin contact after preterm birth and the effects on salivary cortisol, parental stress, depression, and breastfeeding. Early Human Development, 91(1), 63-70. Study examining the effect of continuous skin-to-skin contact on salivary cortisol, parental stress, parental depression, and breastfeeding.