La generación de los Payasos de la Tele

Francisco María García · 19 diciembre, 2017
Los Payasos de la Tele fue una de las compañías más populares de payasos españoles del siglo pasado. Muchos hemos crecido con ella y todavía hoy nos recuerdan nuestra infancia con cariño y nostalgia.

La generación de los Payasos de la Tele tuvo su momento de esplendor durante la década de los setenta, en el siglo XX. Estos personajes habían alcanzado gran protagonismo desde los años sesenta. Se mantuvieron en auge hasta los años ochenta y fueron un auténtico fenómeno televisivo.

Muchos de los niños nacidos en la generación de los Payasos de la Tele reconocerán la palabra chiripitifláuticos. La compañía de los Payasos de la Tele fue una de sus precursores.

También fue uno de los programas de payasos más vistos en España y otros países. Se calcula que alrededor de unos siete millones de españoles nacieron en aquella época. De ahí que buena parte de ellos fueran influenciados por estos payasos.

El programa Los Payasos de la Tele ya no existe desde 1981. Sin embargo, se han publicado varios libros que recogen su historia. Son un verdadero homenaje a la nostalgia y todo un hito de ventas.

El origen de los Payasos de la Tele

La generación de los Payasos de la Tele es básicamente la que comprende a los nacidos en los años sesenta, setenta y ochenta. Todos ellos fueron testigos en primera línea de la evolución de los programas televisivos que tenían como protagonistas a los payasos. Esos personajes eran próximos a su mundo, compañeros del día a día.

Los Payasos de la Tele eran una compañía de payasos españoles. Estaba compuesta por Gaby, Fofó y Miliki. Los tres eran herederos de una dinastía circense iniciada por su padre y su tío décadas atrás. A ellos se les unieron Fofito, Milikito y Rody, también de la misma familia.

Los Payasos de la Telefueron todo un hito televisivo.

El pionero de los Payasos de la Tele fue Gaby (Gabriel Aragón). Inició su carrera en solitario en 1934 y cinco años después se le sumaron dos de sus hermanos. Así formaron el trío que dio origen años después al espacio televisivo.

En 1949 hicieron sus primeras apariciones en televisión desde Cuba. Pronto se volvieron muy populares en toda América Latina y en Estados Unidos. En 1972 retornaron a España, contratados por Televisión Española, y se convirtieron en un auténtico fenómeno mediático.

Así fue la generación de los Payasos de la Tele

Los Payasos de la Tele fue el programa de televisión más destacado de un amplio abanico de series infantiles. En aquel entonces la programación no era muy extensa ni variada. Predominaban las series infantiles producidas en Estados Unidos. Fue en ese contexto en el que comenzaron a surgir los programas infantiles locales. Pronto conquistaron a la audiencia con sus entretenidos chistes, canciones y espectáculos.

Oscar Banegas, el creador de los Chiripitifláuticos, fue uno de los primeros en alcanzar el éxito. De aquella época datan programas infantiles ultra conocidos como Antena Infantil (1965); La casa del reloj (1971); y, por supuesto, varias generaciones de Chiripitifláuticos, un programa que se mantuvo vigente hasta finales de los años setenta.

Todos estos programas fueron testigo de la formación de varias generaciones. Eran épocas en las que España se debatía entre el hermetismo y la apertura. Se vivía el rigor del franquismo y, al mismo tiempo, la televisión abría el país a nuevos mundos, nuevos tiempos.

La generación de Los Payasos de la Tele es muy diferente a la de los niños de ahora.

La nostalgia por el tiempo que se ha ido

La generación de los Payasos de la Tele recuerda con cariño a estos tres personajes de entonces. Seguramente esa es la razón por la que los libros alusivos a ellos se convirtieron en auténticos éxitos de ventas. Algunos de los títulos más preciados son Los niños de los Chiripitifláuticos, de Ignacio Elguero. También Chiripitifláutico ¡es… Don José!, de Cruz Delgado y Jorge San Román.

Estos y otros recogen anécdotas y recuerdos de aquellos tiempos. Una época en la que la televisión era en blanco y negro y había una sola cadena. Al menos solo una continua. La otra, conocida como UHF, solo funcionaba durante unas horas. Un tiempo en el que los niños tenían plenamente despierta la capacidad de sorpresa.

Los Payasos de la Tele no fueron solamente un programa de televisión. Representan un momento especial de la cultura. La época en la que los niños se reían mucho y crecían lenta y desprevenidamente. El tiempo en que el propio país forjaba sus primeras figuras de la pantalla chica.

Los que fueron la generación de los Payasos de la Tele ahora se han vuelto unos nostálgicos. Han visto cambiar el mundo a una velocidad que aterra. Fueron testigos de una transformación irreversible en la manera de ser niños. Recordando a esos simpáticos personajes se encuentran con un tiempo amado y añorado.