La fuente de los deseos: un emotivo corto sobre los sueños

01 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
La fuente de los deseos es un corto que permite reflexionar sobre la importancia de no perder la esperanza ante los sueños.

La fuente de los deseos, también conocido por su título original The Wishgranter, es un emotivo y maravilloso cortometraje de animación que trata sobre los sueños, el destino, la magia y la ilusión.

Ha sido nominado a innumerables premios; en 2017 se convirtió en el cortometraje de animación ganador en el Academy of Television Arts and Sciences College Television Awards.

Esta pequeña película, en tan solo 5 minutos, cuenta una bonita historia de amor entre dos jóvenes. Aunque en un principio este argumento pueda parecer algo básico y simple, esconde una gran enseñanza. ¿Quieres saber cuál? Pincha aquí, visualiza el corto y ¡descúbrela!

“No te desanimes, esfuérzate, continúa dando lo mejor de ti y nunca quites esta frase de tu mente: ¡Cosas  buenas le esperan a quien insiste y resiste!”

-Leo Pavoni-

Argumento de La fuente de los deseos

El argumento de La fuente de los deseos, tal y como su propio título indica, gira en torno a una fuente, situada en el centro de una plaza, en la que una pequeña criatura fantástica que vive debajo de ella se encarga de hacer que se conviertan en realidad los sueños de todas las personas que lanzan una moneda dentro de la misma.

Imagen del cortometraje La fuente de los deseos.
© Distribuida por Passionflix. 12 Helpful Hands Productions, Passionflix

Normalmente, el trabajo para el entrañable “cumplidor de deseos” resulta fácil e, incluso, un poco monótono y aburrido. Sin embargo, un día esto cambia. Dos jóvenes, aparentemente tristes y solos, deciden tirar una moneda a la fuente de los deseos. Ambos quieren lo mismo: encontrar el amor.

Pero, desgraciadamente, al lanzar la moneda a la vez el sistema falla y la mítica criatura se ve obligada a subir a la superficie, y tiene que esforzarse enormemente para conseguir conceder el tan esperado deseo de amor.

Un emotivo corto sobre los sueños

¿Qué se puede aprender de esta bonita historia? Pues bien, lo primero es que, aunque no resulte fácil y aunque lleve algo de tiempo, muchos sueños se pueden acabar cumpliendo; no hay que perder la esperanza ni la ilusión.

Además, en este corto de animación se puede ver cómo la pequeña criatura fantástica no se rinde y hace todo lo posible por conceder los deseos de los dos jóvenes protagonistas del filme.

En la vida real, estos seres “cumplidores de deseos” no existen. Sin embargo, uno mismo puede esforzarse al igual que lo hace el mítico ser y hacer todo lo posible para cumplir los sueños u objetivos que uno tiene.

“Un sueño no se hace realidad mágicamente: se necesita sudar, determinación y trabajo duro”.

-Colin Powell-

Protagonistas de La fuente de los deseos.
© Distribuida por Passionflix. 12 Helpful Hands Productions, Passionflix

Reflexionar con los niños tras la visualización de La fuente de los deseos

La fuente de los deseos es un cortometraje para reflexionar sobre la vida, sobre la capacidad de soñar y lograr que dichos sueños se cumplan. Por ello, es importante no quedarse con lo superficial de este corto de animación, sino visualizarlo una y otra vez hasta entender el mensaje que en él se transmite.

Para facilitar esta tarea a los niños, una buena idea es plantearles preguntar como:

  • “¿Por qué crees que la criatura mágica se esfuerza tanto por hacer que el sueño de los dos jóvenes se cumpla?”.
  • “¿Te gustaría tener el trabajo del cumplidor de deseos? ¿Por qué?”.
  • “¿Qué deseo le pedirías tú a la fuente de los deseos? ¿Crees que se cumpliría?”.

Tras la respuesta a estas cuestiones, los pequeños tendrán claro cuál es la verdadera enseñanza de este cortometraje, y serán conscientes de la importancia de esforzarse, de superarse a uno mismo y de no tirar la toalla hasta conseguir lo que uno se propone.

Además, se verán obligados a realizar un ejercicio de introspección, pues tendrán que pensar cuáles son sus propias inquietudes e intereses, aquello con los que sueñan.

  • Gómez, G. O. (1989). Mediaciones cognoscitivas y vídeos educativos-un reto para la producción del aprendizaje. Signo y pensamiento8(14), 9-20.