La falta de motivación en el colegio

Óscar Dorado · 19 septiembre, 2018
Si tu hijo tiene falta de motivación en el colegio, es importante que detectes cuáles son las causas que pueden propiciar esta situación desagradable. En el siguiente artículo, abordamos algunas de las posibilidades.

La falta de motivación en el colegio es uno de los problemas que más afecta a los niños y adolescentes. De hecho, hay muchos motivos por los cuales esto puede suceder, pero la aparición de los teléfonos móviles y la tecnología son una de las razones principales.

Desgraciadamente, se trata de algo común y una preocupación para muchos padres. Ya sea que notes falta de motivación o compromiso o que a tu hijo no le entusiasme aprender cosas nuevas, no siempre es sencillo saber cómo actuar y qué hacer para ayudarle a motivarse.

La motivación, como saben los padres y maestros, a menudo varía según el entorno, las personas involucradas, la tarea y la situación. Por ello, la clave para cada alumno es encontrar eso que lo motiva a seguir.

Si consideras que tu hijo tiene falta de motivación en el colegio, debes saber que eres fundamental en este proceso. Entre otras cosas, te recomendamos que crees un entorno familiar que fomente el trabajo consistente hacia la meta, que aplaudas sus esfuerzos, desarrolles sus fortalezas y que, en definitiva, crees un modelo para el éxito escolar.

¿Cuáles son las causas de la falta de motivación en el colegio?

1. Falta de significado

La primera de las causas de la falta de motivación en el colegio, que merece especial atención resaltar, es la carencia de significado. Esto explica que, en muchos casos, los estudiantes simplemente consideran que el trabajo escolar no es importante porque no pueden ver cómo se relaciona con la vida cotidiana.

Se trata de algo muy habitual en muchos niños y adolescentes; tu figura como madre es esencial para revertir este concepto.

Los niños que se portan mal en clase suelen estar desmotivados.

2. Falta de satisfacción con el trabajo escolar

En segundo lugar, debes saber que la relación que el alumno ha establecido con el profesor es la única variable que separa un trabajo en clase agradable o desagradable. Es posible que sea porque las clases son muy aburridas y pasivas y los alumnos no pueden intervenir.

Por otra parte, puede que consideren que el profesor no entusiasma demasiado con su discurso. También puede pasar que el alumno sienta desmotivación porque considera que no recibe un trato justo por parte del profesorado.

Ciertamente, el papel del maestro es muy importante. Debe ser el encargado de transmitir los conceptos con pasión, con el objetivo de incentivar y despertar los intereses y las capacidades que permanecen ocultas en algunos estudiantes.

3. Deseo de atención

Aunque parezca sorprendente, algunos niños utilizan la falta de motivación por la escuela como una forma de recibir más atención por parte de los padres y maestros. De hecho, esto es una consecuencia del mundo acelerado en el que vivimos hoy en día, en el cual muchos padres no prestan la atención que sus hijos necesitan, incluso si en algún momento han conseguido obtener buenos resultados académicos.

La atención hacia los niños es imprescindible. Como madre, te recomendamos revisar periódicamente la atención que recibe tu hijo de tu parte y qué asuntos merecen el interés del niño en el hogar o en la escuela. Antes de que se muestre desmotivado, deja a un lado las preocupaciones y cumple con tus obligaciones otorgándole al pequeño el tiempo que necesita.

“La motivación, como saben los padres y maestros, a menudo varía según el entorno, las personas involucradas, la tarea y la situación”

4. Aburrimiento

Aunque cueste asumirlo, es una realidad. Hay muchos niños y adolescentes que simplemente no disfrutan de las clases porque no encuentran estimulantes sus entornos escolares. De hecho, en algunos casos puede ser debido a una buena razón.

Esto ocurre, por ejemplo, en niños con capacidades intelectuales mucho más desarrolladas que sus compañeros. Por esa razón, encuentran que los conceptos son muy sencillos para ellos. Lo mismo sucede con niños con dificultades de aprendizaje si tienen delante un concepto que no logran entender.

Los peinados para niñas con cabello corto permiten incluir trenzas y accesorios.

Algunas tareas no son interesantes y eso dificulta su participación. Las personas requieren recompensas frecuentes; si la materia o el proyecto de la escuela no es lo suficientemente atractivo, es natural no participar en ella.

En la mayoría de estos casos, los jóvenes encuentran sus propios intereses académicos fuera de la escuela, ya sea en la lectura, el dibujo, las matemáticas, etc. Además, muchos de ellos consideran que el plan de estudio no les estimula, lo que propicia la falta de motivación.

En definitiva, es posible que como madre creas que tienes poco margen de actuación, pero lo mejor que puedes hacer es continuar fomentando el amor por el aprendizaje. Busca oportunidades para que tu hijo persiga sus intereses fuera de la escuela. ¡De esta manera conseguirás revertir la falta de motivación en el colegio de tu pequeño!