La falta de cariño retrasa el crecimiento de los niños

Agetna · 26 enero, 2016

La falta de cariño retrasa el crecimiento de los niños, sea cual sea la edad que tengan los menores.

En eres mamá, decidimos abrir un espacio para el tema.

La importante relación entre el afecto y el crecimiento de los niños

Se sabe que en las primeras etapas de la vida el afecto que recibe un bebé incide en la sinapsis que ocurre en su cerebro.

Si los estímulos que le llegan son positivos, así mismo serán sus experiencias. De igual forma, ocurre en el caso contrario.

Un niño infeliz, descuidado, carente de atención; que deba garantizar su propia seguridad y esté falto de cariño, no tendrá el mismo desarrollo neuronal y emocional que un menor que reciba el amor de sus padres.

Por eso, antes de traer un hijo al mundo toda madre, y la familia en general, debe estar consciente de cuánta dedicación y afecto debe dársele a la nueva criatura.

Pero la inhibición del cariño no solo tiene consecuencias en las emociones y las conexiones neuronales, también dificulta el normal crecimiento de un menor.

Tengamos claro que la falta de cariño inhibe el funcionamiento del sistema endocrino.

El sistema endocrino está compuesto por un grupo de órganos y tejidos que se encargan de secretar las hormonas que el cuerpo necesita para funcionar de manera correcta.

Estas hormonas que viajan por el torrente sanguíneo hasta recorrer todo nuestro organismo tienen a su cargo diversas funciones, entre ellas, la del crecimiento.

Ahora bien, cuando un niño no recibe el cariño y la atención que precisa de sus progenitores se deprime, se estresa, y el estrés, inhibe de manera directa la producción de la hormona del crecimiento.

La inhibición de la somatotropina, como también se le llama a esta hormona, tiene como resultado un freno en el crecimiento del niño.

La falta de cariño retrasa el crecimiento de los niños

531e5bf41afb8

Cuando se habla de retraso en el crecimiento esto significa que un niño posee un peso corporal y una talla por debajo de lo que normalmente deben tener los niños de su edad.

El retraso en el crecimiento es un problema que, para bien de los menores, puede ser fácilmente diagnosticado por los pediatras y tratado con medicamentos.

Pese a ello, su solución, como otros trastornos que genera la carencia afectiva, puede y debe ser enmendado por la propia familia del menor.

Debe tenerse en cuenta que la falta de amor genera muchos desórdenes emocionales en un niño.

Rebeldía, ansiedad, baja autoestima… y otros tantos que pueden ser corregidos y, sobre todo, prevenidos.

child-696171_640

¿Cómo evitar el retraso en el crecimiento de un niño?

A continuación te ofrecemos algunos consejos:

  • Ama a tu hijo desde el primer día
  • Dedícale todo el tiempo que puedas
  • Comparte con él sus juegos
  • Sé su confidente
  • Ayúdalo a resolver sus problemas cada vez que te lo pida
  • No evadas sus inquietudes y preguntas. No importa cuán indiscretas puedan ser
  • Edúcalo en valores
  • No postergues las actividades ni las conversaciones que les interesen
  • Nunca recurras a la violencia o la falta de respeto cuando tengan discrepancias
  • Enséñale la importancia del cariño para la salud física y emocional de los humanos. Pero no lo hagas solo leyéndole lo que dice la literatura más experimentada, hazlo con el cariño directo: los besos, el roce piel con piel, los abrazos…
  • Cuídalo siempre, pero vela el no caer en la sobreprotección. Deja que cometa sus propios errores
  • Toma en cuenta sus opiniones. Por nada del mundo minimices sus criterios
  • No lo compares con los demás. Tu hijo es único y como único es grandioso; con las cualidades y aptitudes que tiene
  • Foméntale buenos hábitos de vida. El amor por la lectura, las actividades al aire libre…
  • Sé siempre su ejemplo. Recuerda que sobre todo durante sus primeros años de vida él te imitará
  • Garantiza su integridad física, sustento alimentario, atención médica, educación y todo a lo que como ser humano y niño tenga derecho
  • Foméntale su amor propio, su autoestima y confianza en sí mismo.

Mamá, recuerda que el poco cuidado y la carencia de apego puede influir negativamente en el desarrollo emocional y físico de tu niño.

Tenlo siempre presente.