La faja postparto, ¿cuán recomendable es su uso?

Corina González 27 marzo, 2018
El uso de las fajas postparto es muy popular, pero hay quienes dudan aún de sus beneficios. Sin embargo, muchas madres recurren a ellas hasta recuperar la figura perdida tras el embarazo.

Uno de los atuendos más utilizados para perder peso al concluir un embarazo es la faja postparto. Su popularidad no limita a que se presente el interrogante: ¿será recomendable?

Durante la gestación, el útero aumenta de tamaño considerablemente y estira la capa abdominal, los tejidos y la piel. Cuando llega el gran día, el bebé nace y el útero vuelve a su tamaño original. El abdomen y los músculos quedan estirados sin poder reducirse rápidamente como la madre espera.

Su vida avanza con paso firme hacia la felicidad al lado de su bebé y eso supera por mucho los cambios corporales y de su entorno. Sin embargo, las madres siempre quieren tenerlo todo. Esto incluye el bebé más lindo del mundo y el cuerpo que tenían cuando eran solteras.

La recurrencia a diferentes métodos de pérdida de peso como las dietas, los suplementos y la ejercitación son algunas de las opciones disponibles para las mujeres que desean recuperar su figura.

La ansiedad por volver a conseguir las curvas aumenta con el paso del tiempo, por lo que se piensa que una opción rápida para traerlas de vuelta es utilizar una faja postparto. Veremos, a continuación, hasta qué punto esto es así.

Fajas postparto

Se trata de una faja tipo abdominal diseñada para amoldar el cuerpo después del parto. Se pueden encontrar de diferentes modelos, colores y materiales.

Si lo que se busca es ajustar la cintura, la faja tipo tubo es la apropiada. Las de tipo pantalón largo o corto ayudan moldear muslos, glúteos y abdomen.

Con respecto al material con las que son confeccionadas, se pueden encontrar en algodón o microfibra. También son elaboradas con tela felpa; estas son las más apropiadas para evitar irritaciones en la piel. Muchas de ellas son ajustables, ya que traen enganches.

Las fajas postparto más flexibles son las de microfibra; a la hora de elegir el material, es recomendable inclinarse por uno que evite sudoración excesiva.

La faja postparto es muy beneficiosa.

¿Cuándo debo utilizar la faja postparto?

Esta prenda no debe ser utilizada inmediatamente después de que la mujer haya dado a luz. Después de tener al bebe de manera natural —parto vaginal—, se recomienda esperar unos días.

Antes de terminar la llamada cuarentena, los músculos y el abdomen se encuentran en una postura más anatómica, por lo que a partir de ahí se recomienda su uso.

La faja postparto refuerza la región lumbar y mejora la estética corporal de la mujer. De este modo, contribuye a que ella se sienta mucho mejor por dentro y por fuera.

Las fajas postparto tubulares son las más recomendadas para aquellas mujeres que han tenido un parto vaginal, ya que no oprimen la entrepierna y dan una postura más cómoda al sentarse. Si el parto fue por cesárea, las opiniones al usar faja postparto son diversas.

Algunos especialistas opinan que es recomendable usarlas ya que ayudan con la cicatrización y a reducir la inflamación; otros prohíben su uso hasta que la herida no esté bien cicatrizada.

Se debe tener en cuenta que el uso de las fajas postparto no es la única opción para recuperar la figura; el ejercicio y la buena alimentación ayudarán a tener el resultado deseado en un período tiempo ideal.

“Las fajas posptarto están diseñadas para amoldar el cuerpo luego del parto. Se pueden encontrar de diferentes modelos, colores y materiales”

Ventajas de la faja postparto

  • Corrige y mantiene una buena postura al caminar y al sentarse.
  • Ayuda a que se recuperen los músculos y órganos de una manera rápida y natural.
  • Contribuye a mostrar una buena figura.
  • Dependiendo del material, son cómodas al contacto con la piel.
  • Disminuye la sensación de ausencia del abdomen.
  • Alivia los dolores.
El sueño de las mujeres tras el parto es recuperar el abdomen plano de antes.

Desventajas de la faja postparto

  • Usarlas de manera prolongada ocasiona que los músculos no trabajen por sí solos, así que se debilitan.
  • Pueden provocar reacciones alérgicas y una cicatrización lenta.

Las fajas no hacen milagros, todo dependerá de cómo era el cuerpo de la madre antes del embarazo. Asimismo, su alimentación y la frecuencia e intensidad con la que se ejercite también serán determinantes.

Consejos en el uso de las fajas postparto

Es recomendable consultar al médico antes de usar una faja postparto. Este indicará cuál será la más adecuada para cada paciente.

Luego de estar aprobada por el galeno, la frecuencia y prolongación de uso deben irse incrementando paulatinamente. Según la fisionomía de la mujer, se recomendará el tiempo y frecuencia de utilización. Descansar entre días es lo ideal.

La medida perfecta para seleccionar la talla ideal es la cintura. No es recomendable utilizar fajas postparto muy pequeñas: causan incomodidad y no lucen bien.

Los ejercicios siempre son de gran ayuda para fortalecer los músculos y el perineo; así como también una rica dieta baja en grasas, llena de vitaminas y proteínas.

Te puede gustar