La amnesia infantil

Kawaii 10 enero, 2018
Aunque suene contradictorio, la amnesia infantil sirve para limpiar nuestra mente y tener así más capacidad de desarrollo en el futuro. Te contamos en qué consiste y cómo influye en las personas.

La amnesia infantil es la ausencia de la memoria en niños de entre 3 y 4 años de edad. Cuando hablamos de amnesia infantil no hay que referirse a la ausencia total y completa de los recuerdos, sino más bien a la dificultad para recordar algunos pasajes de la infancia.

Los niños son muy rápidos en incorporar las ilustraciones y asimilan todo tipo de información en un tiempo verdaderamente vertiginoso. Por ende, ellos pueden recordar eventos que en algún momento se pueden perder. Eso explica por qué los recuerdos de nuestra infancia son casi imposibles de traer a la mente.

Dos estudios científicos sobre la amnesia infantil y sus causas

  • Estudio de Paul Frankland y Sheena Josselyn, investigadores de la Universidad de Toronto

Según esta investigación, los niños, en esa etapa de su vida, no recuerdan nada porque es cuando se comienza a dar la formación de las neuronas.

El cerebro se encuentra trabajando en eso, ya que es lo que nos sirve para incrementar la capacidad de recordar y aprender. El lugar del cerebro donde se produce esta neurogénesis es el hipocampo. Es básicamente la zona del cerebro que se encarga del recuerdo y el aprendizaje.

  • Estudio realizado en la Universidad Memorial de Newfoundland, en Canadá

Fue realizado sobre niños de entre cuatro y trece años. En las preguntas, se les pedía que recordaran qué hicieron durante los primeros tres años de vida. Después de transcurridos dos años, se les volvió a preguntar lo mismo. Y no solo eso, sino que también se les requirió que anotaran la edad que tenían en los recuerdos recopilados.

A sus padres, en tanto, se les consultó si los recuerdos de sus hijos coincidían con los que ellos habían comentado y si los periodos eran efectivamente los establecidos. Los resultados concluyeron que los niños que tenían entre cuatro y siete años no tenían muchos recuerdos. Lo que recordaban dos años después, en tanto, mostraban que la memoria es muy propensa a olvidar las cosas.

La amnesia infantil produce el olvido de ciertos recuerdos.

¿Cuándo se comienzan a tener recuerdos frescos?

Existe una etapa de transición cuando el niño pasa a ser adulto. Sus recuerdos se van borrando por los nuevos que van surgiendo. Esto fue explicado por la profesora Carole Peterson, psicóloga experta de la universidad canadiense. Ella también asegura que a medida que los niños van creciendo sus recuerdos se vuelven más consistentes.

No solo existe la amnesia infantil, esta también puede darse en la adultez

Hay ejemplos muy comunes que a todos nos han ocurrido en algún momento de nuestras vidas. Como cuando olvidamos dónde dejamos las llaves del auto o el nombre de alguna calle que antes recordábamos con gran facilidad.

Lo que sucede es que cuando tratamos de recordar algo específico, estamos impidiendo recordar otras cosas, las cuales podemos pasar a segundo plano. Este mecanismo del olvido es parte de la pérdida de algunos recuerdos biográficos.

A medida que el tiempo pasa algunos recuerdos se vuelven borrosos. Esto aparentemente es algo normal, ya que en estos casos buscamos recordar algunos hechos borrando otros. No solo se da la amnesia infantil, también ocurre en la adultez.

Sin embargo, hay varios expertos que afirman que esto constituye solo una parte del problema. Ellos afirman que los recuerdos infantiles son almacenados a través de imágenes, ya que antes de los tres años no se usa mucho el lenguaje. Cuando el lenguaje se hace dominante, esos recuerdos se esfuman de manera más rápida.

La pérdida de recuerdos también puede afectar a los adultos.

La importancia de olvidar

El proceso de degradación de la memoria es algo adaptativo. Siempre y cuando no se origine o sea causado por algún tipo de enfermedad, se trata de una condición de la salud, ya que por medio de esta se eliminan ciertas condiciones de la información.

La amnesia infantil es como un proceso de limpieza que efectúa el hipocampo, algo así como hacer espacio para poder almacenar las informaciones importantes de cara al futuro y minimizar las interferencias.

“Se llama memoria a la facultad de acordarse de aquello que quisiéramos olvidar”
-Daniel Gélin-

Conclusiones

En conclusión, para los investigadores la formación de nuevas células en los circuitos del hipocampo puede facilitar la función cognitiva, limpiando aquellos viejos recuerdos.

Procede a eliminar o bloquear la información que considera innecesaria para darle paso a información importante que el cerebro permita recuperar. Se dice que cuando los niveles de neurogénesis son más elevados los procesos del olvido se acentúan, por lo que los recuerdos apenas permanecen.

Cuando se llega al periodo de la madurez, específicamente en la tercera edad, los niveles de neurogénesis comienzan a subir como resultado de la edad. Entonces, un borrado no completo podría llevar a ciertas interferencias en la memoria, que consiste en retener información de muy poca importancia.

Te puede gustar