La adrenarquia prematura

Mervis Romero · 27 noviembre, 2018
La secreción de hormonas sexuales alrededor de los 8 años de edad forma parte del desarrollo normal de tu hijo. Sin embargo, si esto sucede antes, se lo conoce como adrenarquia prematura.

En la adrenarquia prematura, la producción de las hormonas va aumentando poco a poco. Esto hace que aparezca vello en los genitales, los brazos, las piernas y las axilas, acompañado de un fuerte olor corporal y acné leve. En los niños, los síntomas se presentan antes de los 9 años; en las niñas, antes de cumplir los 8 años. ¿Qué puedes hacer si notas que tu niño la sufre? ¿Hay algún tratamiento específico?

¿Qué es la adrenarquia prematura?

Por lo general, la adrenarquia prematura es muy común en los niños cuando presentan síntomas de una pubertad anticipada. Se la conoce así a la aparición de vello púbico antes del tiempo correspondiente, que también viene acompañada de vello en las axilas. Asimismo, el joven padece de piel grasa, incremento de olor en el cuerpo y acné, entre otros signos.

Proceso normal para la adrenarquia

La glándula adrenal es un órgano de gran tamaño y con diferentes funciones en el transcurso de la vida fetal. Por tal motivo, las concentraciones de hormonas sexuales masculinas en la sangre del cordón umbilical son altas.

Después del nacimiento, la zona reticular de la glándula retrocede, lo que reduce considerablemente los niveles de las hormonas esteroides sexuales. Luego, tiene un resurgimiento que se caracteriza por el incremento de la producción de progesterona, andrógenos y otras hormonas. Este hecho se conoce como adrenarquia.

¿Qué causa la adrenarquia prematura?

Este trastorno es ocasionado por el aumento de la actividad de las pequeñas glándulas suprarrenales, ubicadas en la parte superior de los riñones. Dicha activación de la zona reticular adrenal puede presentarse ente los 3 y 8 años de edad.

Sin embargo, también se requiere un diagnóstico de otros cuadros que podrían causar la adrenarquia temprana. Ejemplos de ello son la hiperplasia suprarrenal tardía o tumores virilizantes en la glándula adrenal testículo u ovario.

La adrenarquia prematura es muy común en los niños cuando presentan síntomas de una pubertad anticipada.

La adrenarquia antes de tiempo, de igual manera, se asocia con niños que, para su edad gestacional, nacieron pequeños. Más adelante, estos pueden haber logrado una recuperación de crecimiento de manera espontánea.

Podría ser determinante también un historial de familia con adrenarquia precoz o síndrome de ovario poliquístico. Incluso se cree que otro factor desencadenante es la obesidad.

Diagnóstico clínico de la adrenarquia prematura

El pediatra se encargará de hacerle la siguiente evaluación al niño para evaluar la posibilidad de que padezca este problema:

  • Historial actual y detallado del tiempo de evolución.
  • Exploración física, con datos como peso, talla y tensión arterial.
  • Estudio de la velocidad de su crecimiento. Por medio de una radiografía de la mano izquierda, puede saber la edad ósea que tiene.
  • En ocasiones, para descartar algún problema patológico, podría realizar una valoración hormonal. Así, se verán las funciones hormonales, como por ejemplo de la glándula tiroidea, andrógenos basales, testosterona y progesterona.
  • Ecografía abdominal; es más que nada una evaluación complementaria si se sospecha de tumor suprarrenal.
  • Ecografía pélvica, para el descarte de un tumor en los ovarios en las niñas.
  • En el caso de los niños, podría hacerse una ecografía testicular.
  • Análisis de sangre.
  • Prueba de orina.
  • Estudios genéticos.

“La adrenarquía prematura se caracteriza por la aparición de vello púbico antes de tiempo, vello en las axilas, piel grasa, incremento de olor en el cuerpo y acné, entre otros signos”

Tratamiento recomendado

Mayormente, los casos de adrenarquia prematura entran dentro de lo que se considera como normal. Por tal motivo, no se recomienda un tratamiento médico específico. Este es un cuadro benigno relativamente frecuente en las niñas.

No obstante, es importante mantener un seguimiento de unos dos años después del diagnóstico, para vigilar nuevos signos. Algunos podrían ser el adelanto puberal, la aceleración del crecimiento o alguna enfermedad no detectada en análisis anteriores.

En la adolescencia precoz aparecen cambios físicos antes de tiempo.

Como padres, hay que estar pendientes del aspecto físico del niño. En este sentido, la diferencia con otros de su misma edad puede afectarle emocionalmente. Si lo ves vulnerable, busca apoyo de un psicológico infantil.

Por otro lado, para los síntomas que puedan incomodar a él o a los demás, como el olor corporal fuerte, aplícale un desodorante o consulta con el médico para que te indique otros productos específicos. Asimismo, puedes depilarle el vello con un método que no sea tan agresivo para su piel.

En tanto, si tu niño tiene exceso de peso, modifica su estilo de vida e implementa una dieta saludable. En especial, es aconsejable que realice una buena rutina de ejercicios.

En definitiva, si notas en tu niño o niña los síntomas de adrenarquia prematura, acude a su pediatra. Aunque es considerada como una afección normal y sin gravedad, lo mejor es hacer un seguimiento periódico para detectar cualquier cambio que se le produzca. Finalmente, de ser necesario, se realizarán estudios más detallados y complejos.