Kiddle, el buscador infantil como alternativa a Google

31 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Kiddle es una nueva forma de acceder a las nuevas tecnologías de una manera más sencilla y segura.

Las nuevas tecnologías forman parte de nuestro día a día. Y, aunque nos resistamos a ello, también cada vez en mayor medida forman parte de la vida de los niños. Muchos padres ven el uso de las nuevas tecnologías en los niños como un factor negativo en sus vidas. Sin embargo, existen métodos para que los niños puedan utilizar internet y todos sus derivados de una forma mucho más segura, como el uso de un buscador infantil.

Herramientas de control parental

Algunos dispositivos electrónicos como las tablets están empezando a ser indispensables para los niños. ¿El motivo? Las aulas comienzan a utilizarlos como cuadernos y libros de texto sin necesidad de tener que llevar un volumen generoso de libros y cargar peso a las espaldas de los más pequeños. Por ello, es inevitable que cada vez los niños tengan un mayor contacto con las nuevas tecnologías.

Ante la preocupación de los padres frente a la peligrosidad que esto supone por la exposición y vulnerabilidad de los niños, han surgido controles parentales como, por ejemplo, el bloqueo de ciertos elementos en las aplicaciones, como compras o publicidad.

Sin embargo, uno de los elementos más importantes de internet, como es su motor de búsqueda por excelencia, Google, está al alcance de un solo clic para los niños. Esta nueva ‘enciclopedia’ puede servir como complemento de estudio a los niños, pero también puede ofrecerles numerosos contenidos que no son para nada adecuados a su edad.

Padre con su hijo enseñándole el uso de Kiddle, el buscador infantil.

Kiddle, el buscador infantil 

Kiddle es la versión destinada al público infantil de los motores de búsqueda. Es decir, es un motor de búsqueda diseñado para los niños.

De esta manera, dos son las características que destacan sobre este buscador: es seguro y visual. Y es que, nada más entrar en su dominio, los adultos nos damos cuenta de la similitud con Google, aún sin pertenecer este a la compañía. Pero también percibimos que no es un espacio para los más mayores, sino para los más pequeños.

Primera característica: seguridad 

Google ofrece miles de informaciones al alcance de un clic en segundos. Sin embargo, entre esas miles, existen varias que no son adecuadas para los más pequeños.

Por este motivo, Kiddle filtra los sitios web que contienen contenido engañoso, inadecuado o explícito y, así, toda la información que reciban los niños será la adecuada para ellos. Estos resultados son ofrecidos por el motor de búsqueda siempre de la misma manera:

  • Los tres primeros resultados son sitios web dirigidos específicamente para niños. Estos han sido revisados y seleccionados por los creados del motor de búsqueda.
  • Del cuarto al séptimo resultado. En estas posiciones encontraremos sitios webs no dirigidos específicamente para niños pero cuyos contenidos son aptos para ellos por la sencillez de su redacción.
  • Del octavo en adelante. Ofrece las primeras búsquedas seguras de Google. En este caso, el contenido está redactado por expertos, lo que complementará la información buscada por los niños, pero será más complicada de entender por ellos.

En la actualidad, Kiddle, no recopila ningún tipo de información personal de los niños y sus registros son eliminados cada 24 horas.

Segunda característica: un buscador infantil muy visual

El aspecto visual es uno de los primeros que desarrollan los bebés. Por este motivo, no es de extrañar que Kiddle haya decidido que su motor de búsqueda destinado para el público infantil sea lo más visual posible.

Esto se puede comprobar a la hora de visualizar los resultados que el motor ofrece, pues un gran número de resultados se encuentran acompañados de fotografías. Los niños, de esta manera, podrán obtener en menor tiempo la información que quieren, sin necesidad de tener que leer mucho contenido.

Niño usando el buscador infantil Kiddle para hacer sus tareas de clase.

Kpedia o Wikipedia dirigida al público infantil 

Este buscador infantil ofrece a los niños las mismas opciones de filtros que Google: noticias, vídeos, imágenes, etc. Sin embargo, y como complemento fantástico a este motor de búsqueda, se ha querido incluir un apartado denominado Kpedia.

Kpedia es una enciclopedia con un aspecto similar a Wikipedia pero con contenido especialmente dedicado al público infantil. Nada más entrar, los más pequeños podrán seleccionar la temática que les interesa del listado que se encuentra disponible.

Una fantástica opción para los niños

Después de conocer un poco más sobre este buscador, os aseguramos que es una buena opción de utilización para los más pequeños. La seguridad que ofrece frente al buscador Google es innegable, dejando, así, más tranquilos a los padres con su navegación.

Un uso intuitivo con una interfaz sencilla que tiene como protagonista principal a un robot y al espacio, hacen que sea muy fácil de manejar por los niños. La única desventaja encontrada hasta el momento es que, en la actualidad, este navegador tan solo se encuentra en inglés.