¡Vamos a jugar! Actividades semanales para el primer año

Indira Ramírez Terán·
21 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín al
22 Abril, 2020
Durante el primer año es importante estimular adecuadamente al bebé a través de pequeños juegos y actividades. A continuación te compartimos algunas ideas al respecto.

En el primer año de vida de tu bebé los juegos y mimos son fundamentales para su sano desarrollo. Por ello te proponemos una serie de actividades semanales para el primer año, desglosadas en función de cada etapa de crecimiento.

A través del juego es que el niño aprehende el mundo por primera vez. Por ello, estos pequeños guiños que, a diario, establecen la madre y el padre con el bebé ayudan a estimular sus sentidos, su motricidad y fomentan el desarrollo del vínculo afectivo. De esta forma el pequeño percibirá con claridad que es amado y está a salvo.

¡Vamos a jugar! Actividades semanales para el primer año:

Actividades de 0 a 3 meses

Durante estos meses el bebé, prácticamente, no hará otras funciones que comer y dormir. La estimulación entonces ha de hacerse en esos períodos en que el niño o la niña están despiertos, activos, esperando su alimento. Estimula sus sentidos arrullándole con canciones de cuna, llámale por su nombre, toma su mano y deja que te tome de los dedos y te identifique.

Después del baño es buena idea hacerle pequeños masajes ayudándote con cremas o aceites en su estomago y extremidades. Así ayudarás a la digestión y a que sus piernas y brazos tomen soltura. Para ello, toma sus piernas y muévelas suavemente como si fuera una bicicleta para robustecer sus músculos. Darle besitos en los pies también le gustará.

Los pediatras recomiendan en esta edad realizar paseos matutinos con el bebé para que los rayos del sol de esa hora estimulen en su organismo la producción de Vitamina D. Durante estos paseos ponle cerca un móvil o algún juguete que emita sonidos.

Baila plausiblemente con el bebé en los brazos y cantándole, haciéndole caras. Esto lo divierte mucho y ayuda a que identifique tu voz y los gestos. Háblale con alegría.

Establece rituales de relajación o seguridad al momento del baño y la hora de dormir. Esto posteriormente te facilitará las cosas. Es decir, antes del baño déjale en pañales o desnudo unos minutos sobre su cuna, sabrá que pronto llegará el baño.

De igual manera, antes de dormir en la habitación haz un clima de luz tenue, con poco ruido y sin aparatos electrónicos encendidos. El niño pronto se acostumbrará a estos hábitos.

Actividades de 3 a 6 meses

8679718126_9a6b4291b1_z

En esta edad el bebé ya ha identificado su entorno y está además mucho más tiempo activo. Haz del baño un juego. Deja que se divierta dando golpecitos con sus pies en el agua o intentando tomar algún patito de hule entre sus manos.

Los cambios de pañal son igualmente un momento para estimularle y jugar. Hazle cosquillas en su barriga, juega a acercarle a la cara peluches que le entretengan. Cántale.

A esta edad el bebé querrá agarrarlo todo y llevárselo a la boca. Por eso ten cuidado con el juguete, asegúrate de que no tenga piezas pequeñas. Sonajeros, pelotas o peluches que al tocarles bailen y canten son buenas opciones de diversión.

Deja que se ponga de pie sobre tus piernas o sobre la cama mientras le sostiene y cantas. Los bebés aman que les canten. También es buena edad para comenzar a leerle libros infantiles con muchas repeticiones y onomatopeyas.

Actividades de 6 a 9 meses

A esta edad ya el niño tiene fuerza suficiente en sus extremidades para gatear. Entonces, juega con él a la pelota o a tomar y arrojar juguetes.

Deja que haga sonidos sobre un xilófono, piano o cualquier juego de bebés que emita sonidos al tocarse. Introduce en su juego figuras geométricas. Comprobarás que ya empieza a hacer pequeños balbuceos o sonidos para identificar objetos.

Actividades semanales para el primer año: de 9 a 12 meses

7411107996_ef064df96b_z

La curiosidad impera en esta fase. Sin aún terminar de gatear con seguridad el niño querrá correr. Por ello buscará formas de ponerse de pie, apoyándose en mesas pequeñas o en la pared.

Debes estar supervisándolo en cada momento. Y establece un ambiente seguro, colocando protectores en conectores eléctricos. Es aconsejable hacerse con una alfombra de goma espuma donde el niño pueda jugar y explorar sin riesgos.

A esta edad podrán jugar a caballito. También puedes acercarle animales domésticos para que juegue con ellos. Continúa ampliando su repertorio musical y realizando lecturas. Llámale por su nombre, exprésale emociones con tu rostro. Todo contacto social le será beneficioso.

  • Liliana, S. (2012). Estimulación temprana. Guía de actividades para niños de hasta 2 años. Ediciones Lea.
  • Carabaño, T. (2019b, mayo 9). Estimulación en los bebés: aprender a activar los sentidos. Recuperado abril de 2020, de https://mejorconsalud.com/estimulacion-en-los-bebes-aprender-a-activar-los-sentidos/