La elección de juguetes según la edad

Macarena 13 octubre, 2015
La elección de los juguetes no es una tarea sencilla o menor, pues éstos conllevan beneficios para el desarrollo de los niños. Descubre cuáles son los juguetes adecuados para cada edad en este artículo.

¿Quién dijo que la elección de los juguetes más adecuados para nuestros hijos era una tarea menor o sencilla? Pues, como sabemos, la oferta de juguetes es grande y variada en todo comercio perteneciente a este ámbito.

Además, estos objetos conllevan importantes beneficios para los niños. Por ello es muy difícil decidir cuál es el más adecuado. ¿Qué juguetes son propicios para determinadas edades? ¿Qué aspectos debo considerar a la hora de elegirlos?

Cuando el niño juega, pone en movimiento su esfera psicofísica, lo que colabora con el conocimiento de sí mismo y de los demás. Así, cada nuevo juego se convierte en un desafío o prueba a superar, el cual implica ganancias: captación auditiva y visual, sincronización, posturas corporales, etc.

Entonces, los juguetes estimulan del desarrollo intelectual, motriz, afectivo y social durante las diferentes etapas de madurez del niño. Es fundamental considerar que el desarrollo del juego es gradual y continuo, por lo que cada fase es consecuencia de la etapa anterior.

shutterstock_115654150

Favorece el desarrollo y la seguridad del niño

Los juguetes contribuyen al desarrollo armónico del niño desde el aspecto físico, mental y social. Jugar constituye una forma de aprender ya que los pequeños elaboran sus vivencias emocionales y ponen en marcha los papeles sociales a desarrollar como adultos.

Por lo tanto, es imprescindible adecuar un sitio para que el chico juegue, y proporcionarle los juguetes acordes y necesarios que arrojen sensaciones corporales para enriquecer su mundo desde que son pequeñitos.

Otro factor esencial a considerar es la seguridad en el juego. En este sentido, hay una franja etaria en la que es más propenso a lesionarse con determinados juguetes y, aunque los daños no suelen ser severos, en ocasiones pueden causar la muerte o dejar secuelas graves.

Puede sonar exagerado pero la realidad es que pueden producirse rozaduras, caídas, quemaduras, atragantamiento, ahogo o intoxicación. En consecuencia, los padres deben seleccionar los juguetes convenientes y que ayuden a desarrollar las capacidades de sus hijos.

5 Consejos para elegir juguetes

  1. Que se adecue a su edad y favorezca el desarrollo de determinadas actitudes en nuestros hijos.
  2. Que sea seguro. El material con el que está elaborado no debe astillarse, cortar ni romper. Prioriza colores sólidos y no los tóxicos. Mientras más pequeño es tu hijo, más grandes deben ser los juguetes y sus piezas.
  3. Que sea simple. De este modo, aumenta la posibilidad de usos que se le pueden dar, desarrollando la fantasía y su capacidad simbólica.
  4. Que complemente su personalidad. Por ejemplo, para un niño retraído, lo mejor será acudir a juegos socializadores, es decir, con varios jugadores; para uno hiperactivo es conveniente acudir a juegos de atención o artísticos, etc.
  5. Recuerda que el exceso de juguetes mata la fantasía y produce aburrimiento.
shutterstock_105557297

Los juguetes para cada edad

  • De 0 a 6 meses. El bebé necesita juguetes vistosos que le ayuden a descubrir su cuerpo y a distinguir diferentes texturas, formas y colores. Puede recurrirse entonces a sonajeros, móviles y colgantes, muñecos de goma, mordillos, pelotas de peluche, alfombras con actividades, etc.
  • De 7 a 12 meses. La criatura empieza a explorar los objetos y a reconocer voces. Por eso además de elegir objetos de diferentes texturas y colores, podemos incorporar sonidos y luces de colores. Es posible adquirir pelotas, muñecos de trapo, juguetes sonoros, tentetiesos, etc.
  • De 13 a 18 meses. Los niños ya saben andar y reconocen las propiedades de los objetos. Los cubos para encajar y apilar, las bicicletas con ruedas y los cochecitos son ideales para esta etapa.
  • De 19 a 24 meses: El pequeño habla y comprende, empezando a descubrir su entorno. Coches, pizarras, pinturas, instrumentos musicales, muñecas, animalitos y demás objetos que puedan arrastrar con piolines son una buena idea. Deben ser juguetes coloridos y fáciles de manipular como juegos de encastre y bloques grandes.
  • Entre 2 y 3 años: En esta etapa de desarrollo, comienzan a sentir curiosidad por los nombres e imitan escenas familiares. Se recomiendan triciclos, pelotas, palas, cubos, rompecabezas, pinturas, teléfonos, autitos y muñecas. Otras opciones son muñecos de peluche y móviles, espadas, disfraces, encajes de goma eva y rompecabezas de piezas grandes y pocos cortes.
  • Entre 4 y 5 años: El chico curiosea, aprende canciones e interactúa con pares. Se aconseja acudir a bicicletas, pizarras, herramientas de plástico o juegos de construcción con piezas grandes, magnetófonos, cuentos, marionetas y muñecos articulados, plastilinas, etc.
  • Entre 6 y 8 años: El infante sabe sumar y restar, leer y escribir. Puedes regalar monopatines, coches teledirigidos, juegos de preguntas y experimentos, muñecas articuladas con casitas, utensilios de cocina o estaciones de servicio. En estas edades, también debes considerar juegos con normas a seguir como memotest, lotería, dados, cartas, libros con letras grandes y figuras coloridas, juegos para completar, etc.
  • Entre 9 y 11 años: Surge un interés por actividades complicadas, por lo que acudir a complementos deportivos, juegos de estrategia y reflexión, audiovisuales, electrónicos y experimentos en un acierto. Diarios íntimos, libros para dibujar, trenes, pistas de autos, maquetas para armar aviones y barcos, juegos de mesa y otros, pueden forjar la inteligencia de estos niños.
Te puede gustar