Juegos para niños en verano

15 julio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
Los juegos no solo son un entretenimiento, sino que también constituyen el modo natural de aprendizaje de los niños. Por ello, te proponemos algunos juegos que potenciarán las capacidades de tus hijos mientras se divierten.

Con el verano, llegan las altas temperaturas y la vida al aire libre. Además, los niños disponen de mucho más tiempo de ocio para disfrutar. No obstante, hasta las familias más creativas pueden quedarse sin ideas y caer presas del aburrimiento. Por ello, te proponemos estos juegos para niños que harán de vuestro verano una experiencia inolvidable.

Las vacaciones son una época perfecta para desarrollar la creatividad, realizar ejercicio físico y disfrutar de la naturaleza. Por eso, las posibilidades de diversión y enriquecimiento son infinitas, pues no olvidemos que el juego es el modo natural de aprendizaje de los niños.Niños jugando con la pelota al aire libre en verano.

Juegos para niños que desarrollan las capacidades cognitivas

Las capacidades cognitivas son aquellas relacionadas con procesos como la atención, la percepción o la memoria. También son las que involucran el procesamiento de información y la resolución de problemas. A continuación, te presentamos algunos juegos para niños que los ayudan a trabajar estas capacidades.

El mapa del tesoro

Escoge un cofre o una cajita y coloca dentro un valioso tesoro; pueden ser monedas de chocolate o cualquier elemento que a los niños les resulte atractivo. A continuación, selecciona un lugar de tu vivienda o los alrededores para esconder o enterrar el tesoro y dibuja un mapa que ayude a los pequeños a encontrarlo.

Plasma en el plano los elementos más llamativos o representativos del entorno para que puedan servirles de guía y coloca una cruz en el punto exacto en el que se halla el tesoro. Por último, entrégales el mapa e invítalos a comenzar la búsqueda. ¡Será toda una aventura!

Gymkana

Este juego puede ser tan completo como quieras plantearlo, ya que puedes incluir los retos que te parezcan más adecuados. Se trata de establecer un recorrido con distintas estaciones; en cada una de ellas, los niños tendrán que ir superando diferentes pruebas para poder pasar a la siguiente. Las tareas pueden ir desde adivinar un acertijo hasta traducir una frase en inglés o resolver un problema matemático.

Trata de plantear ejercicios variados para que cada niño pueda destacar en alguno de ellos. Igualmente, intenta que los retos fomenten la cooperación y el trabajo en equipo. Si deseas agregarle algo de sana competitividad, podéis hacer equipos y probar cuál de ellos llega antes a la meta.

Juegos para niños que potencian la creatividad

Globos de agua, uno de los juegos para niños en verano.Pintura con globos de agua

Este juego puede resultar realmente divertido para los más pequeños. Para llevarlo a cabo, únicamente necesitarás pintura, globos de agua y un papel de grandes dimensiones.

Simplemente, coloca el lienzo en blanco sobre el suelo del jardín y rellena los globos con pintura de diferentes colores. Ahora, invita a los pequeños a estallar los globos contra el papel y a desarrollar su lado más imaginativo creando una colorida composición abstracta.

Una alternativa menos engorrosa consiste en verter la pintura sobre un plato de plástico y animar a los niños a utilizar los globos (rellenos de agua) como pincel. Pueden untar la superficie del globo y deslizarla por el lienzo para pintar y dibujar.

Pequeños escritores

Nada potencia tanto la creatividad como narrar historias. Por ello, proporciona a tus hijos lápiz y papel, y proponles escribir su propio cuento. Puedes dejarles total libertad o facilitarles algunos elementos que debe contener el cuento (personas, lugares, acontecimientos). Además, pueden añadir dibujos que ilustren lo que va sucediendo en la historia. Una vez finalizados, podéis leerlos juntos antes de dormir.

Juegos para niños que trabajan la actividad física

Dentro de este tipo de juegos, las carreras de diversos estilos son una opción tan sencilla como divertida. Desde las típicas carreras de sacos, hasta aquellas que se llevan a cabo atando el pie derecho de un niño al pie izquierdo de su compañero y corriendo unidos. Las míticas carreras “de carretilla” en las que un niño anda con las manos mientras el otro le sostiene las piernas también resultan de lo más graciosas para los pequeños.

Un verano jugando

Como ves, los juegos no solo son una forma de entretenimiento, sino que pueden ayudar al desarrollo físico y psíquico de los pequeños. Además, pueden realizarse tanto dentro como fuera de casa, por lo que son una buena alternativa para días soleados y lluviosos.

Jugar con tus hijos forjará un vínculo indestructible y unos recuerdos imborrables. Podréis disfrutar juntos mientras les transmites importantes valores y potencias sus habilidades. ¿A qué esperas para probarlos con tus pequeños?