Juegos divertidos para realizar en el jardín de casa

7 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Te damos algunas ideas para disfrutar del jardín de casa en familia con estos divertidos juegos.

Si tienes un jardín en casa y quieres aprovecharlo para realizar juegos divertidos junto a tus hijos, presta atención a este artículo, porque en él te explicamos detalladamente cómo llevar a cabo algunas actividades lúdicas en el exterior de tu hogar.

«El juego nos mantiene vivos y vitales. Nos da un entusiasmo por la vida que es insustituible. Sin ello, la vida no tiene buen sabor».

-Lucia Capocchione-  

Juegos divertidos para realizar en el jardín de casa

La bomba

Para llevar a cabo este juego se necesita un balón y una banda o paño que sirva para tapar los ojos. Los jugadores han de sentarse en el suelo formando un círculo, mientras uno de ellos se coloca en el centro del mismo. Este debe taparse los ojos con una banda, paño o, si se prefiere, con las manos.

El juego se inicia cuando el resto de jugadores comienzan a pasarse, de unas manos a otras y lo más rápido posible, el balón, que simulará ser una bomba. Es entonces cuando el participante que está sentado en el centro del círculo debe empezar a contar hasta 30 y dar las siguientes instrucciones en voz alta:Niña jugando en el jardín de casa.

  • Tantas veces como lo considere conveniente debe decir «cambio de sentido», y los demás jugadores tendrán que pasar el balón en la dirección contraria.
  • Cuando, al contar, llegue al número 25, tiene que avisar al resto de los participantes diciendo «la bomba va a explotar» y, cuando llegue a 30, tiene que decir «la bomba explotó».

Así, cuando la «bomba explote», la persona que tiene el balón en ese momento queda eliminada. Esto se repite hasta que solo quede un jugador.

Cuchara a ciegas

Para este juego solo se necesita una cuchara de madera y una banda o paño para tapar los ojos. Como en el juego anterior, los participantes tiene que sentarse haciendo círculo y uno de ellos debe colocarse en el centro, cubriéndose los ojos con una banda o paño.

Además, este mismo jugador que está en el centro debe coger una cuchara de madera. Su misión es intentar tocar con la cuchara a cualquier participante que se encuentre sentado en el círculo. Pero esto no es tan fácil como parece, ya que el resto de jugadores puede esquivar la cuchara moviéndose de un lado a otro, aunque sin levantarse del sitio.

Cuando el jugador logra tocar a alguien con la cuchara, esta persona debe decir en voz alta «cu, cu».  De manera que, si el participante situado en el centro consigue adivinar quién es la persona a la que está tocando, se cambian los papeles. Pero, si no lo consigue, deberá continuar el juego hasta reconocer a uno de los compañeros.Niños jugando en el jardín de casa.

La tiza escondida, uno de los juegos más divertidos que puedes realizar en tu jardín

Este juego al aire libre consiste en esconder una tiza para que el resto de los jugadores la busquen. Pero el procedimiento no es tan simple. Antes de nada, hay que decidir cuál será la zona del jardín que se va a utilizar como «zona de seguridad», donde los jugadores tienen que permanecer hasta que uno de los participantes esconda la tiza.

Cuando esta está correctamente escondida, los demás deben salir de la «zona de seguridad» y explorar el jardín tratando de encontrarla. Si la tarea se vuelve muy complicada, la persona que la ha escondido puede ir dando pistas sobre el lugar en el que esta se ubica.

En el momento en que uno de los jugadores encuentre la tiza, debe correr para pintar con ella a todos los participantes que pueda antes de que estos se refugien en la «zona de seguridad». Los compañeros marcados quedan eliminados y la persona que encontró la tiza es ahora la encargada de esconderla de nuevo.

  • Allué, J. M. (1998). El gran libro de los juegos. Barcelona: Parramón Ediciones.