La importancia del juego al aire libre para tus hijos

Carmen 12 octubre, 2016

Los niños y las niñas de hoy en día ciudades no suelen jugar al aire libre sobre todo si viven en las que son grandes. Casi todos los niños juegan en casa con sus tablets o con sus ordenadores o ven la televisión. Son pocos son los que pueden jugar diariamente al aire libre en las grandes ciudades.

Los que tienen hermanos pueden jugar con otros niños en casa pero los demás no lo suelen hacer al aire libre si no les llevamos a un parque o hacemos alguna excursión al campo. Jugar con otros niños es básico para que los niños se socialicen y aprendan a jugar con otros niños.

Aunque nos den miedo los peligros de las grandes ciudades, tenemos que intentar que los niños jueguen en la calle o en el parque porque les puede aportan muchos beneficios. Si no nos atrevemos tendremos que hacer pequeñas excursiones familiares a las afueras de la ciudad donde se pueda disfrutar sin peligros de la naturaleza. Lo ideal sería que nuestros hijos puedan jugar varias veces al año en la playa, el bosque o la montaña.

aire libre

Beneficios de que los niños jueguen al aire libre

Todos los niños deberían salir a la calle todos los días o por lo menos los fines de semana desde que son pequeños. Que los niños jueguen al aire libre tiene infinitos beneficios para ellos y para toda la familia.

Podemos llevar a los niños al parque, a una excursión en las afueras de la ciudad o incluso hacer un viaje a algún entorno rural más largo con nuestra familia. Lo importante es que los niños puedan interactuar con la naturaleza y también con otros niños.

Os contamos en este artículo algunos de los beneficios de estos juegos al aire libre que seguro que os darán ideas para pasar un día en contacto con la naturaleza en familia:

  • Potencian la creatividad en los niños porque tienen que desarrollar su ingenio y su imaginación en la calle o en el campo. Los niños no conocen el entorno en el que se encuentran y tienen que investigar para poder jugar en este nuevo entorno.
  • Previene la obesidad infantil, uno de los grandes problemas de los niños de nuestra época. Los niños cuando juegan al aire libre tienen que dejar por unas horas su vida sedentaria y salen fuera de casa lo que supone siempre desarrollar una actividad física.
  • Favorece la relación con otros niños lo que es complicado si siempre juegan en casas. Jugar con otros niños es muy importante para que se socialicen y aprendan a compartir con los demás.
  • Tienden a ser más autónomos e independientes y aprenden a hacer frente a diferentes problemas y situaciones complicadas. Por ejemplo pueden encontrar mientras juegan algún insecto desconocido o algún mineral interesante que les despierte su curiosidad y sus dudas..

aire libre

Disfrutar del juego al aire libre desde pequeños

Si nos acostumbramos a salir con nuestros hijos al parque o al campo una o dos veces a la semana, seguro que pronto toda la familia disfrutará de estas actividades. Si lo hacemos de forma regular, podremos disfrutar de la naturaleza en familia y pasar seguro un día inolvidable.

Desde que los niños son pequeños tenemos que procurar que estén en contacto con el aire libre y la naturaleza. A los niños incluso si son bebés les ayudará a experimentar su relación con el mundo exterior con los cinco sentidos.

Ya desde bebés, los niños pueden andar y gatear sobre el césped o la arena de la playa, experimentar con texturas diferentes e incluso disfrutar de los distintos sonidos de la naturaleza. Podemos inventar con ellos juegos para que conozcan por ejemplo la textura de las hojas y los troncos de los árboles, los olores peculiares de la naturaleza o los sonidos de los diferentes animales que podemos encontrar en el campo.

Seguro que estas experiencias proporcionarán al bebé un gran conocimiento del mundo que le rodea y estimulará todos sus sentidos. Los niños podrán conocer muchas palabras y experimentar sensaciones de forma directa al estar en contacto con la naturaleza.

Cuando van creciendo también es importante que jueguen al aire libre para que se muevan, hagan ejercicio, se socialicen con otros niños y disfruten con todos sus sentidos de la naturaleza. Los niños consumirán energía y quemarán calorías y dormirán mucho mejor. No lo dudes e intenta que al menos dos veces a la semana tus niños jueguen al aire libre.

 

 

Te puede gustar