El juego del silencio de Montessori. ¿En qué consiste?

Mervis Romero · 31 enero, 2018
Este método recreativo de juego puede ayudar a los niños a permanecer tranquilos y conservar la calma. Les permite controlar la necesidad de correr de un lado a otro, saltar, gritar o alterarse.

Lo cierto es que es bastante difícil lograr que un niño se concentre y preste atención a los detalles. Para ellos, estarse quieto es casi una forma de tortura. Pero mantenerse tranquilo es una conducta que se puede enseñar. ¿Te gustaría conocer un método para ayudarlo? ¿Qué tal si pruebas con el juego del silencio de Montessori?

¿En qué consiste el juego del silencio de Montessori?

Tal como su nombre lo sugiere, el juego del silencio de Montessori consiste en estar en silencio durante un tiempo determinado. Se puede jugar de forma individual o en grupo. Es fácil y solo requiere herramientas sencillas.

Los niños se sientan en forma de círculo, en el suelo o en una silla cómoda, y en un entorno tranquilo. El tiempo del juego puede variar. Para los niños más pequeños bastará con unos 30 segundos, mientras que los más grandes pueden jugar hasta 5 minutos.

Dile al niño que la idea es curiosear qué se escucha en el silencio. Y para iniciar y concluir el tiempo de juego, se puede utilizar el sonido suave de una campanilla o algún instrumento, como el xilófono.

Algunos utilizan una pequeña vela encendida que el niño debe apagar una vez concluido el tiempo de juego. Un reloj de arena también es útil.

Una vez culminado el tiempo estipulado, se procede a comentar lo que el niño escuchó mientras estuvo en silencio. Cuantos más sonidos capte, más interesado estará en hacer otra ronda de juego.

Hacer actividades en grupo en clase permite que los niños socialicen.

Es importante que esta actividad no se aplique como castigo o cuando el niño se porte mal para que no lo asocie con algo negativo.

¿Cómo aplicar el juego del silencio de Montessori a grupos de niños?

Este juego es un método comprobado para conseguir que los niños permanezcan calmados durante un tiempo. Sigue estas instrucciones para jugar con más de un niño en casa o en clase:

  • Prueba a tener un cordón o cinta y en ella sujetar varias campanillas. La idea es que dos niños tomen la cinta, uno por cada extremo, y se desplacen sin hacer sonar las campanillas.
  • Si tienes varias cinta iguales, puedes unirlas todas por un extremo. Entrega una punta a cada niño para que las sujeten. Luego, haz que caminen un trecho con la misma idea de no hacer ningún ruido con las campanillas.
  • También se puede implementar una variante que incluye vendarle los ojos a los niños y dejar caer un objeto. La tarea de los niños será identificar de qué lugar vino el sonido y adivinar cuál ha sido el objeto.
  • En un aula de preescolar, la maestra puede susurrar el nombre de cada uno de los niños. Cada vez que un niño escuche su nombre, se debe levantar, acercarse a la maestra y ella le puede felicitar susurrándole al oído. La idea es que los niños estén atentos cuando se mencione su nombre.

10 Beneficios del juego del silencio de Montessori en la conducta del niño

Toma nota de las ventajas que le proporciona a los niños este sencillo juego:

  • Permite al niño concentrarse en un objetivo y fijar su atención
  • Aprende a cultivar la virtud de la paciencia mientras juegan.
  • Les enseña a estar calmados y tranquilos.
  • Es una buena técnica para que aprendan a caminar cuidadosamente.
  • Les permite disfrutar de momentos de silencio y sosiego.
El juego del silencio de Montessori permite a los niños cultivas la paciencia.

  •  Cuando se juega en grupos, les enseña a trabajar en equipo.
  • Aprenden a escuchar a conciencia.
  • Permite que el niño se conozca así mismo.
  • Aprende a valorar los detalles.
  • Refina sus sentidos, haciéndolos más agudos.

Importancia del juego del silencio de Montessori

Cada vez es más común que los niños utilicen aparatos electrónicos, que si bien los mantienen quietos, al final lo que hacen es paralizar otras facultades que necesitan desarrollar para ser adultos maduros.

El  juego del silencio de Montessori es una buena opción para ayudar a tu hijo a desarrollar una buena personalidad. Además, le permite aprender otras cualidades como la tolerancia e implementar la disciplina interna, que no es otra cosa que el autocontrol.

Definitivamente es un juego que todo niño debe aprender a fin de ser más autosuficiente.