Manual de instrucciones para padres primerizos

Ser padre por primera vez genera muchas dudas. Para combatirlas, ponemos a tu disposición un manual de instrucciones para padres primerizos.

Tener un hijo es una experiencia única. A pesar de todo lo bueno, la llegada del bebé provoca que los padres se enfrenten a situaciones nuevas, como puede ser cambiar los pañales o elegir la cuna ideal para sus primeras cabezadas. Para ofrecer algo de ayuda, hemos preparado un pequeño manual de instrucciones para padres primerizos.

Se trata de una colección con los consejos básicos para que anticipes la llegada del pequeño. Así, mientras preparas la casa para la llegada del bebé, este manual de instrucciones te aportará las nociones necesarias para afrontar el reto de cuidar a tu primer hijo.

Manual de instrucciones para padres primerizos

1.- Cambio de pañales

No es ningún secreto que los bebés necesitan frecuentes cambios de pañales. Algunos de ellos tienen una piel muy delicada y exigen cambiar los pañales tan pronto como se mojen. De lo contrario, su piel puede irritarse y volverse rojiza. Otros bebés pueden esperar para cambiarlos antes o después de cada comida.

En todos los casos, se recomienda cambiar los pañales tan pronto como sea posible cuando hayan hecho una defecación; el fin es prevenir el sarpullido.

2.- Lavar y bañar al bebé

Para lavar al pequeño, te recomendamos escoger un momento en el que esté despierto y contento. Asimismo, debes asegurarte de que la habitación esté cálida y tener todo listo de antemano.

Lo esencial en estos momentos es disponer de un recipiente con agua tibia, una toalla, algodón, un pañal fresco y, si es necesario, ropa limpia.

Los padres primerizos necesitan ayuda para criar a su primer retoño.

3.- Cortar las uñas

Cuando se trata de recortar las uñas del bebé, tienes algunas opciones. Si usas tijeras, asegúrate de que la parte inferior esté debajo de la uña.

En estos casos, el bebé debe permanecer quieto. Puedes hacerlo mientras duerme o con la ayuda de otra persona que mantenga los dedos firmes del pequeño.

Como consejo, debes saber que después de un baño sus uñas estarán más suaves y será más fácil trabajar con ellas. Si, accidentalmente, pellizcas la piel del pequeño, debes presionar la herida con una gasa estéril para que deje de sangrar.

“No crias héroes, crias hijos. Y si los tratas como hijos, van a llegar a ser héroes, incluso si es solo ante sus propios ojos”
–Walter M. Schirra–

4.- Elección de la cuna

El cuarto consejo que incluimos en este manual de instrucciones para padres primerizos es la elección de la cuna. Esta no debe tener muchos elementos para mantener al bebé seguro. Lo principal es que el colchón sea firme, plano y ajustado, además de incluir una sábana ajustable.

Por otro lado, los móviles y los juguetes colgantes deben estar siempre fuera del alcance del bebé. No uses cables para colgar juguetes en la cuna, porque pueden causar estrangulamiento.

Presta atención a que la cuna no esté cerca de ninguna ventana, ya que existiría riesgo de que el niño pueda caerse o incluso sufrir alguna lesión con las cuerdas de las persianas o cortinas.

5.- Sillitas para comer

La elección de la sillita es importante para evitar que los bebés pueden sufrir ninguna caída. Te recomendamos seguir los siguientes pasos si deseas realizar una buena elección:

  • Busca una silla alta con una base ancha.
  • Amarra con fuerza al bebé en la silla.
  • Asegúrate de que sea adecuada para su peso y altura.
  • No permitas que los hermanos mayores se cuelguen de la silla, ya que podría volcar.

6.- Cochecito de paseo

Salir a tomar el aire es una actividad divertida para los padres y para los bebés. A la hora de comprar el cochecito, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Elegir una silla de paseo robusta con una base ancha.
  • Verificar que tenga frenos que sean fáciles de usar.
  • En el caso que tenga una cesta de la compra, esta debe situarse en la parte posterior.
Ser padres primerizos puede generar muchas dudas.

7.- Juguetes

Por último, antes de escoger los juguetes del bebé debes tener en cuenta que aquellos juguetes pequeños y con piezas diminutas pueden causar asfixia. De hecho, existen dispositivos para comprobar si su tamaño es el adecuado. Por ejemplo, una buena elección para niños menores de un año son los cascabeles, los muñecos blandos o animales de peluche.

Además, debes mantener al bebé alejado de los imanes. Estos pueden ser muy peligrosos si son tragados o inhalados. Lo mismo sucede con los globos no inflados, ya que pueden causar peligro de asfixia en niños menores de 8 años.

Ojalá que este manual de instrucciones para padres primerizos te ayude a lidiar con las situaciones que comporta esta preciosa etapa. ¡Aprovechamos la oportunidad para desearte mucha suerte!

Categorías: Disfruta de la maternidad Etiquetas:
Te puede gustar