5 motivos por los que tu bebé no duerme bien

Adrianazul · 22 julio, 2017

Es muy probable que cuando tu hijo cumpla seis meses de nacido ya pueda dormir durante la noche entera, no obstante en algunas ocasiones es posible que te des cuenta de que no duerme bien.

Y aunque los motivos pueden variar muchísimo es bueno que sepas que todos tienen solución y que esta a veces es muy simple. Solo requiere de paciencia y amor, dos cualidades que los padres deben cultivar en grandes cantidades.

Conoce 5 motivos por los que tu bebé no duerme bien

No sabe cómo dormirse solo

Aprender a dormir es una tarea que los bebés van logrando poco a poco. A veces logran quedarse dormidos rápido, pero por alguna razón se despiertan y no saben qué hacer para volver a conciliar el sueño.

Este es un problema muy común y que en ocasiones no solo afecta a los bebés sino también a los adultos. Si somos sinceros podremos admitir que la mayoría de nosotros se despierta durante la noche porque las fases del sueño son cíclicas. Por tanto, cada vez que un ciclo concluye nos despertamos, pero inmediatamente nos volvemos a quedar dormidos a no ser que algo nos mantenga despiertos.

A los bebés les pasa igual, y cuando termina uno de sus ciclos de sueño, los puede despertar un ruido, el calor, haber mojado su pañal o sentir hambre. La mayoría de esas necesidades las expresará llorando. Llorar también le sirve para expresar lo que se asustó al sentirse solito en su cunita.

Sea cuál sea su necesidad, trata de atenderla pronto y de dormirlo entre tus brazos nuevamente. Ya verás cómo poco a poco irá estabilizando su rutina de sueño.

duerme bien

Aprendió a dormirse fuera de su cuna

También existen niños que solo logran dormir fuera de su cuna. Eso a veces ocurre porque aprendieron a asociar la hora del descanso con, por ejemplo, estar sobre el sillón de la sala o la cama de papá o mamá donde se quedan dormidos sin darse cuenta. El problema llega cuando se despiertan al llevarlos a la cuna o la cama.

Ese mal hábito se puede transformar ayudando al bebé a asociar su cuna con el agradable momento de descanso. Trata que su cunita sea un sitio agradable y confortable para él e intenta acostarlo en ella antes de que se quede dormido en cualquier otra parte de la casa. Es muy probable que al principio llore, pero trata de tener paciencia.

¡Qué hermosa noche para la vida del hogar, para el dúo de los labios y la canción del niño! Si yo tuviera un hijo, me acercaría de puntillas a su cuna para verlo dormir.

-Manuel Gutiérrez Nájera-

Explícale con ternura que ese es el lugar donde debe dormir y que se puede sentir seguro ahí porque siempre vas a estar cuidándolo. Otro buen consejo es intentar usar la cuna solo para que el niño duerma, no la uses para otras actividades como el juego, así le será más fácil asociar su cunita con la hora del sueño.

Se pone a jugar a la hora de dormir

Si tu bebé ya tiene más de 7 meses de nacido y tiene ganas de jugar cuando ya debería estar buscando dormirse, entonces es que no está lo suficientemente cansado.

Si esto es una situación ocasional, entonces dale un paseo a última hora del día, ya que los estímulos de otro ambiente pueden ayudar a relajarlo y también a agotarlo. No obstante, si este problema es frecuente, además de darle un paseo para lograr dormirlo, es necesario que revises sus horarios, pues es posible que se esté levantando muy tarde y lo estés llevando a la cama muy temprano.

duerme bien

Se siente solo

Existe algo llamado “angustia de separación” la cual se manifiesta cuando el bebé siente mucho miedo al no ver a sus papás cerca; esta aparece cuando el bebé tiene 7 u 8 meses de edad. No te preocupes, esta angustia le pasa cuando aprende que aunque no te vea, tú estás cerca de él.

Así que de momento, como buena mamá atiende lo más pronto que puedas su llanto y trata de calmar su angustia con cariño y palabras, aunque esté muy pequeño te comprenderá y se irá sintiendo mejor.

Hay padres que le regalan un osito o un pañito al bebé para que este se consuele con su olor. Lo que ocurre con este objeto es que el niño aprende a asociarlo con sus papás y se siente seguro cuando se descubre solo en su habitación. Para que este truco funcione es necesario que juegues unos minutos con él.

Te pide cosas desde su cunita

Hay muchos bebés que cuando ya comienzan a hablar empiezan a pedir cosas cuando lo acuestan en su cunita. Esto es muy común en los niños de un año y medio de edad, aproximadamente, y si es el caso de tu bebé, hay una estrategia que puedes usar para ello:

Llévalo a la cama cuando todas sus necesidades estén cubiertas, y cuando empiece a pedirte cosas, recuérdale que ya comió, que su sed está satisfecha, al igual que sus demás necesidades. Habla con él una sola vez. Es muy importante que seas firme y que trates ir modificando esos hábitos que sabotean su rutina de sueño poco a poco. ¡Paciencia mamá, tu bebé aprenderá a dormir solito pronto!