La ciencia te dice por qué es importante cenar en familia

Según la ciencia, cenar en familia tiene numerosos beneficios para todos, pero sobre todo para los chicos. Aprende cuáles son y prepárate para adoptar el hábito.
La ciencia te dice por qué es importante cenar en familia
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 20 octubre, 2021.

Última actualización: 20 octubre, 2021

La ciencia demuestra que cenar en familia tiene numerosos beneficios para todos. Cuando los niños comen acompañados, socializan y aprenden mejor. Estas comidas familiares son provechosas para el cuerpo, la mente y el espíritu. Por esta razón, deberíamos darle más importancia al momento de cenar para compartir un momento en familia.

El estrés del día a día nos hace ir acelerados y no dedicamos el tiempo suficiente para pasar un tiempo tranquilos con los nuestros. Por eso, el momento de la cena deberíamos pasarlo con una linda charla y dejar a un lado las pantallas.

No necesitamos preparar una comida súper elaborada ni armar un plan majestuoso. Lo único que necesitamos es cenar todos juntos en compañía, para disfrutarnos los unos de los otros. Hay evidencias científicas que soportan que hacer esto tiene numerosos beneficios para todos. Te lo contamos en este artículo.

Beneficios de cenar en familia en el rendimiento de los niños

nina nena lee leyendo libro voz alta erizo peluche fluidez lectora

Hay investigaciones que ponen de manifiesto que hablar durante el momento de la cena en familia aumenta aún más el vocabulario de los niños pequeños que la lectura en voz alta.

En este estudio se determinó que los niños que cenan con sus padres aprenden unas 1.000 palabras diferentes, mientras que con la lectura solo 143. Este considerable aumento de vocabulario los ayuda a leer antes e incluso, a que les resulte más sencillo lograrlo.

Pero no solo salen beneficiados los más pequeños, sino también los niños en edad escolar. Cenar en familia es un motivador para obtener logros académicos y funciona mejor que el ejercicio de las tareas, el tiempo en el colegio o las actividades extraescolares.

Con respecto a los adolescentes, las cenas en familia también aumentan su rendimiento académico. Se ha visto que los jóvenes que cenan con su familia de cinco a siete veces por semana duplican la probabilidad de sacar mejores notas, con respecto a aquellos que lo hacen solo un par de veces.

Beneficios en los hábitos alimentarios

Cenar en familia también favorece al consumo de frutas, verduras y mejores nutrientes. Así mismo, reduce el consumo de bebidas carbonadas o frituras. Esto no solo beneficia a los hijos hoy, sino también en su vida adulta.

Los adolescentes que cenan en familia frecuentemente, presentan una menor tasa de obesidad a futuro y logran adoptar hábitos alimentarios mucho más saludables.

Ahora bien, no solo es importante comer sano sino también tener un ambiente agradable durante la cena. Por este motivo, los padres deben mostrarse cercanos, cálidos, cariñosos, menos restrictivos y controladores para lograr inculcar a sus hijos una buena alimentación.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que cenar con la televisión encendida obstaculiza lo antedicho. Por lo tanto, es conveniente cenar en familia sin televisión ni pantallas si queremos aprovechar sus beneficios. Además, este hábito favorece al desarrollo de sobrepeso.

Cenar en familia mejora el comportamientos de niños y adolescentes

Otros estudios han demostrado que cenar en familia a diario reduce las conductas de alto riesgo en los adolescentes. Por ejemplo, los problemas escolares, algunos comportamientos violentos, el consumo de alcohol, drogas o de tabaco y el inicio temprano de las relaciones sexuales.

Estas cenas también disminuyen los niveles de pensamientos suicidas y de depresión. Además, se demostró que los niños y adolescentes que sufren cyberbulling se recuperan antes si mantienen este hábito compartido que si no lo tienen.

Finalmente, cenar en familia se asocia con un aumento de las buenas conductas en los niños, las cuales les proporcionan un estado de ánimo mucho más positivo.

madre abraza a su hijo adolescente en la cocina de la casa

¿Por qué cenar en familia es tan importante?

Hoy en día todos y cada uno de los miembros de la familia tienen obligaciones y rutinas distintas que les impiden estar todo el tiempo juntos. Por eso, es muy importante priorizar el momento de cenar para compartir, para poder hablar y para saber cómo le ha ido a cada uno.

A lo largo de este artículo hemos visto por qué es importante hacerlo, pues los niños que cuentan con este hábito reducen el estrés y se relacionan mejor con ellos mismos y con los demás. 

Ahora, eso sí, el verdadero poder de cenar con la familia está en la calidad y en entorno alrededor de esta. Si los miembros de la familia se gritan, están todo el tiempo en silencio, o se dedican a reñir a los niños no van a lograr estos beneficios.

La cena es una oportunidad que se tiene día a día para poder compartir una rica comida y las experiencias individuales de los convivientes. De esta manera, la unión entre la familia se vuelve mucho más fuerte, aún cuando no se está tan cerca.

Te podría interesar...
10 beneficios que tiene el juego en familia
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 beneficios que tiene el juego en familia

El juego en familia tiene numerosos beneficios para todos. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí te los contamos todos ¡A divertirse!



  • Villares, J. M., & Segovia, M. G. (2006). La comida en familia: algo más que comer juntos. Acta Pediatr Esp, 64(11), 554-558.
  • Prats-Barreda, H. (2014). Educar durante la cena (Bachelor's thesis).
  • de Miguel, B. B., & Vives, C. C. Comer en familia: una costumbre saludable y gratificante.