3 ideas para disfrutar de las ciencias con los niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Alejandra Castro el 4 febrero, 2019
Marisol Rendón Manrique · 27 enero, 2019
¡Aprovecha el entusiasmo de los pequeños para hacer más divertido tu día a día!

Mediante algunos experimentos sencillos no solo es posible acercar sino enseñar a disfrutar de las ciencias a los niños. Ahora bien, no hace falta un laboratorio ni una estrategia demasiado elaborada para la práctica. De hecho, hay muchos experimentos que requieren pocos materiales. Eso sí, ¡nunca se deben descuidar las medidas de seguridad!

Mientras avanzan en su escolarización, es normal que los niños sientan interés por aquellas actividades prácticas que se llevan a cabo en clase. Su curiosidad les lleva a expresar una gran fascinación por los procesos y, a menudo, están dispuestos a participar en los experimentos.

Visto así, es necesario aprovechar esa curiosidad y dirigirla para poder desarrollar un verdadero interés por aprender y saber más. ¿Quién dijo que la ciencia -o cualquier otra asignatura- son algo tedioso?

Aspectos preliminares

Lo ideal sería compartir en familia y realizar experimentos caseros con regularidad cuando los niños tienen entre 3 y 8 años de edad, pues esta es la etapa en la que más se divierten con ello (y también es la etapa más adecuada para ‘engancharlos’ al tema).

Aunque no lo parezca, realizar experimentos puede ayudar a sentar los rudimentos necesarios para que, el día de mañana, se entienda mejor el resto de la teoría en el aula de clase. Así pues, no es necesario que los padres profundicen demasiado en los aspectos teóricos.

Todos los experimentos deben realizarse en familia, bajo supervisión. Aunque parezca que los niños pueden manejar la situación, por medidas de seguridad, siempre habrá que tomar precauciones. Hay que recordar que no se trata de un juego, aunque así lo parezca.

El primer encuentro de los niños con las ciencias debe ser coincidente con las ideas previas y con sentido, a partir de experiencias cotidianas, para no generar una actitud negativa ante las mismas, por su apariencia descontextualizada.

–W. Harlen–

Disfrutar de las ciencias en familia: absorción capilar

3 experimentos para disfrutar la ciencia en familia.

Paso a paso

  • Toma flores blancas y recórtalas de forma diagonal. Para que el efecto del experimento sea más rápido, los tallos deben ser cortos.
  • Agrega a una taza de agua tibia aproximadamente 30 gotas de colorante de cocina y pon los tallos de las flores en ella.
  • Deja que las flores reposen por unos minutos hasta que las hojas empiecen a cambiar de color. Entre más tiempo permanezcan sumergidas, más fuerte será la coloración.

Si revisas los tallos, verás cómo la tinta del colorante se desplaza por el tallo y los pétalos. En eso consiste la acción capilar y la capacidad del agua de desplazarse por superficies de tamaño reducido y transportar sustancias en la planta.

Cultivar un frijol

Paso a paso

  • Necesitarás un recipiente de vidrio, un fiíjol, una servilleta o un trozo grande de algodón y agua.
  • Pon un poco de agua en el recipiente.
  • Dobla la servilleta o un trozo de algodón y ponlo al interior de la jarra. Debe estar bien amasado y húmedo.
  • Pon el frijol en la jarra, reposando sobre la servilleta o el algodón y luego rocía un poco de agua en la semilla a diario.

Con el paso de los días, el frijol comenzará a arrojar raíces. Esta es una forma muy sencilla de explicar a tus hijos el proceso de germinación de las plantas que consumimos en casa.

Tensión superficial, explicada con leche

3 experimentos para disfrutar la ciencia en familia.

  • Necesitarás un plato o recipiente transparente, leche alta en grasa, colorante para comida de diferentes colores, jabón líquido y un copito de algodón. También puedes usar un palillo de dientes en vez del copito.
  • Toma una capa de leche de aproximadamente 1 centímetro de profundidad.
  • Añade pequeñas gotas de cada uno de los colorantes en el recipiente con leche. Puedes usar diferentes colores y cantidades y ubicarlos distantes o cercanos.
  • El siguiente paso es empapar el copito con un poco de jabón e introducirlo en la leche. Cuando lo hagas verás cómo las gotas de colorante se desplazan y se alejan del jabón líquido.

En este experimento se puede ver como el jabón reduce la tensión superficial de la grasa de la leche. Por eso los colores se mueven y se combinan.

Descubre: 4 experimentos para que los niños aprendan ciencias

3 experimentos para disfrutar las ciencias en familia.

A tener en cuenta

  • Para que los niños puedan disfrutar de las ciencias (incluso las temidas matemáticas), es necesario plantear la información de forma lúdica. 
  • Procura adaptar las actividades a la edad y los intereses del momento de tus hijos. Es decir, si les gusta el deporte o el arte, relaciona tus enseñanzas con estas áreas para que puedan asimilar la información más fácilmente.
  • Las visitas a museos fomentan el interés y son una forma de disfrutar de las ciencias. ¡Aprovéchalas!
  • La repetición abstracta de teorías y definiciones, sin práctica alguna, no permite que haya una buena asimilación de la información.
  • Cuando los niños descubren que tienen aplicación en la vida diaria, se interesan aún más por aprender. No dejes de señalarles en el día a día, dónde pueden hallar las distintas expresiones de la ciencia.

Hoy en día, enseñar a los niños a disfrutar de las ciencias es muy fácil, dado que existe una gran cantidad de recursos disponibles. ¡Aprovecha el entusiasmo de los pequeños para hacer más divertido tu día a día!

  • Harlen, W. (2000). Enseñanza y aprendizaje de las ciencias. España. Ediciones Morata.
  • Tenenbaum HR and Leaper C. 2003. Parent-child conversations about science: the socialization of gender inequities? Dev Psychol. 39(1):34-47.