¿Cómo hacer una planta de semillas en casa?

Ya sea como elementos decorativos o para conseguir los más exquisitos y naturales frutos e ingredientes, hacer una planta de semillas en casa es una buena opción.

Comerse una deliciosa fruta aporta más satisfacción si la planta ha sido sembrada y cuidada por uno mismo en casa. Eso es posible, aunque no tengamos mucho espacio; un pequeño jardín permite el crecimiento de un árbol frutal si se lo hace de la manera adecuada. Lograr una planta de semillas en casa es muy fácil.

Crear una planta de semillas en casa es una actividad fenomenal para enseñar a los niños y pasar tiempo juntos. A continuación, veremos cómo sembrar algunos de esos árboles frutales como fuente de alimento o como planta decorativa. 

Cómo hacer una planta de semillas en casa

Manzana

El manzano es un árbol alto y frondoso que da una fruta muy clásica, con variadas formas de consumo y las más exquisitas recetas. Elegiremos entre muchas clases de manzanas la que más nos gusta.

  • Retirar las semillas del fruto.
  • Colocarlas sobre papel secante y envolverlas.
  • Humedecer el papel un poco e introducir dentro de una bolsa plástica. Conservar en la heladera durante unas siete semanas, cuando las semillas comenzarán a germinar. Se observarán unas raíces muy delgadas.
  • Plantarlas separadas unas de otras en una maceta, con una profundidad de entre 5 y 10 centímetros.
  • Mantener las plántulas a temperaturas de entre 20 y 26 °C.
  • Colocar la maceta en un lugar donde reciba luz y regar al observar sequedad en la superficie.
  • Cuando hayan desarrollado tallos un poco duros, pueden ser trasplantadas a suelo, cuidando de que este tenga buen drenaje y la planta reciba sol.
  • Los frutos comienzan a verse a partir del séptimo año.
Los niños pueden involucrarse y divertirse con la idea de tener una planta de semillas en casa.

Níspero

La siguiente planta de semillas en casa es el níspero. Este árbol es fuerte y resistente, fácil de sembrar y no requiere muchos cuidados; es una opción ideal para tener en el jardín.

  • Las semillas deben lavarse para retirar posibles restos de pulpa, lo que impediría un germinado ideal y comienzo de la planta.
  • Poner en un vaso las semillas, que habrán sido envueltas en papel absorbente humedecido.
  • Tapar el vaso y esperar varias semanas, al cabo de las cuales las semillas deberían haber germinado.
  • Cuando se formen las plántulas, disponer de tantos rollos de papel higiénico usados como plantas sean. Realizarle unos cortes longitudinales de unos 2 centímetros y doblar hacia adentro para cerrar los rollos en su base. Estos recipientes servirán de pequeñas macetas.
  • Agregar tierra en los recipientes y sembrar una planta en cada uno; regar con agua.
  • Es importante estar atentos a la humedad de la tierra e hidratar cuando se requiera.
  • Al triplicar su tamaño, pueden ser trasplantadas a macetas. No es necesario quitar el rollo de papel, pero sí mantener el riego periódico y ubicar en un lugar soleado.
  • Al alcanzar cierta altura, las sembraremos en un suelo con buen drenaje.

“Crear una planta de semillas en casa es una actividad fenomenal para enseñar a los niños y pasar tiempo juntos”

Aguacate

Este árbol de origen mesoamericano alcanza gran altura. Su fruto oleoso es el ingrediente principal de numerosos platos exóticos muy deliciosos, además de ser una rica fuente de nutrientes.

  • Retirar la semilla del aguacate y lavarla con agua.
  • Insertar cuatro palillos equidistantes a la altura de la mitad de la semilla.
  • Llenar un vaso con agua y colocar la semilla de modo que los palillos actúen como soporte. Ubicar en un lugar iluminado.
  • En un lapso de tiempo aproximado de tres semanas, brotarán raíces en el extremo inferior de la semilla.
  • Cuando las raíces tengan una longitud de unos 10 centímetros, quitar los palillos y sacar la semilla.
  • Preparar una maceta mediana con tierra y sustrato universal.
  • Sembrar la semilla y ubicar la maceta en un lugar donde reciba algo de sol durante el día.
  • Regar al observar la superficie de la tierra seca.
  • Se puede fertilizar con productos que estimulen el crecimiento.
  • Trasplantar a suelo en época primaveral.
  • La primera carga del fruto aparece aproximadamente a los cinco años.
Tener una planta de semillas en casa será un gran desafío para los niños.

Limón

El limonero es un árbol de poca altura con cargas de fruta muy frecuentes. Junto a las propiedades del fruto, el aroma que conseguiremos teniendo un limonero en el jardín será realmente atractivo.

  • Elegir un limón orgánico para garantizar que las semillas sean fértiles. Retirar varias semillas y mantenerlas húmedas.
  • Disponer de una maceta con tierra preparada y muy humedecida. En el mercado encontraremos sustratos ideales para un germinado ideal de las semillas.
  • Sembrar las semillas de manera que queden a unos 1,5 centímetros de la superficie.
  • Regar con un atomizador y colocar un plástico perforado en la parte superior de la tierra.
  • Ubicar la maceta en un lugar donde llegue luz solar, pero que no se alcance demasiada temperatura. En verano, la planta debería estar protegida.
  • A la segunda o tercera semana se observarán los brotes y es momento de quitar el plástico.
  • Conservar el equilibrio ideal entre luz solar, humedad y nutrientes orgánicos.

Tener una planta de semillas en casa no es solamente una alternativa saludable para nuestra alimentación, sino que también puede fomentar la unión familiar. Una gran idea es que cada integrante se haga cargo de una y que, a partir de la colaboración mutua y el compromiso, todos puedan sentirse parte de la producción final.

Categorías: ¿Qué hago en mi tiempo libre? Etiquetas:
Te puede gustar