Ideas para que los niños adquieran el hábito de estudiar

Minitza Zarzavilla · 8 enero, 2016

¡No me gusta estudiar! ¡Es Aburrido! ¿Te ha dicho tu hijo alguna de estas frases alguna vez? Muchas veces estudiar es desagradable para los niños. Para que los niños aprendan buenos hábitos de estudio los padres deben enseñarles. Aquí te daremos ideas para que tus hijos adquieran el hábito de estudiar.

¿Cuáles son algunas ideas para que los niños adquieran el hábito de estudiar? ¿Qué beneficios aportan los estudios? Para motivar a tus hijos a estudiar, debes enseñar su valor práctico o sus beneficios. ¿Qué valor práctico tienen los estudios? A veces no entienden por qué deben estudiar tanto. Una buena educación es como tener “buenos amigos”, siempre contarán con ellos. 

Explícale los beneficios de los Estudios

  • Capacidad de razonar. La educación le permite desarrollar el “sentido común” y “discernimiento”. Con estas facultades podrá resolver sus propios problemas en vez de esperar siempre que los demás lo saquen de apuros.
  • Habilidades sociales: Al relacionarse con otros tendrá cualidades como: la paciencia, el autodominio, la empatía, el respeto y la tolerancia. 
  • Preparación práctica: Desarrollará su capacidad para analizar mejor el mundo que le rodea, la clase persona que es y lo que cree.

Consejos para mejorar su capacidad de estudiar

La importancia de la organización

Ponle esta ilustración a modo de ejemplo a tu hijo: Imagínate que entras en una tienda a comprar un artículo y encuentras que la mercancía se halla dispersa por todas partes, sin ningún tipo de orden. ¿Cuánto tiempo te tomaría hallar lo que buscas? ¿No sería más fácil si todo estuviera clasificado y organizado en las estanterías, y los pasillos estuvieran claramente identificados? Este mismo principio puede aplicarse a tus estudios. ¿Cómo?

  • Tener un horario establecido.
  • No posponer las cosas.
  • Ser equilibrado entre el tiempo que se estudia y otras actividades.
  • Hacer ejercicios antes de estudiar despeja la mente.
book-15584_640

Busca ayuda o tutoría

Contar con un sistema de apoyo o ayuda es indispensable no solo para salir adelante ahora, en su vida escolar, sino también para conseguir cualquier objetivo en su vida adulta.

Los padres pueden explicarle algunos temas y después hacerle preguntas orientadoras que los ayude a encontrar las respuestas. Si tu hijo demuestra el deseo de aprender en clases, la mayoría de los profesores se alegran y con gusto ofrecen su ayuda.

Equilibrio

Hay tiempo para todo, y  para aprender nuestra mente y cuerpo deben estar sanos, por lo cual hay que ser equilibrado en el tiempo que se le dedica a los estudios.

  • Dormir: descansar lo suficiente renueva sus energías; mejora el funcionamiento del cerebro, refuerza el sistema inmunitario y aumenta su bienestar emocional.
  • Buena nutrición: el cuerpo en crecimiento exige grandes cantidades de “materia prima” y energía. Por eso, debe proporcionarle a su cuerpo la nutrición necesaria. ¡No te saltes el desayuno!
  • Ejercicio: mejora la capacidad mental, incrementa la inmunidad, alivia el estrés, levanta el ánimo y, encima de todo, puede ser entretenido si practica actividades que le gustan.
young-791849_640

Marcarse objetivos

“Estudiar sin una meta es como correr en una pista sin línea de llegada”.

  • Estudios: puedes evaluar que es lo que le gusta y animarlo a aprender sobre ello además de asesorarle y apoyarlo para que no limite sus conocimientos solo por lo que siente verdadera pasión. Se podría perder mucho en el camino.
  • Trabajo: ayúdalo a identificar sus habilidades y qué oportunidades existen en el mercado para que se motive a poner un rumbo en su vida.

El ambiente es esencial

Preparar una área de estudio es una excelente idea para que los niños adquieran el hábito de estudiar. Estas son las características idóneas.

  • Tener un lugar tranquilo que se haya reservado solo para estudiar.
  • Haz que estudie en un escritorio o en una mesa que tenga espacio suficiente para esparcir sus libros.
  • Enséñalo a tener a la mano los materiales: libros, lápices, regla, todo lo necesario para evitar distracciones.
  • Distracciones: quitar de la vista cuadros, recuerdos, fotos que distraigan.
  • Dispositivos electrónicos: prohibido tener la televisión, celular o radio encendidos.
  • Buena iluminación.
  • Temperatura de la habitación agradable.

Además de todo esto, anima a tus hijos a ser disciplinados y tener una buena rutina de estudio.