9 pasos para enseñar a nuestros hijos a resolver problemas

Sabrina Iturbide 11 octubre, 2015

Todos tenemos problemas a lo largo de nuestra vida, y los niños no están exentos de ellos. Aunque sus problemas puedan resultar minúsculos para nosotros, son muy importantes para ellos. Es imprescindible que aprendan de pequeños a lidiar con situaciones así.

Aquí te dejamos 9 pasos para enseñar a tus hijos a resolver problemas.

Los problemas pueden ser tanto algo interno, como alguna situación particular de ellos que no sepan resolver, como con un tercero (y sea una o varias personas). Dichas situaciones pueden generar emociones negativas como estrés, discrepancia entre las distintas partes o posibles enfrentamientos.

Una de las principales cosas que debemos enseñarles es que siempre es mejor buscar una solución que resuelva la situación en forma positiva para todas las partes involucradas. Esto le permitirá mantener una buena relación con los otros y buscar siempre la satisfacción mutua ante los conflictos.

Además, debemos hacerles entender que no es necesario (ni preferible) ser agresivo. Dicho comportamiento sólo generaría más inconvenientes y alejaría la posibilidad de encontrar una pronta solución.

shutterstock_59859379

¿Qué puedo hacer para favorecer la resolución de problemas?

Puedes seguir algunos consejos para que la resolución sea de forma positiva:

  • Da ejemplo de resolución de conflictos: puedes utilizar de ejemplo a personas que conozca o incluso situaciones de algún programa o película. Lo importante es que sea lo suficientemente claro.
  • Aumenta su autoestima: deben saber cuánto valen y aprender a valorarse. Esto permitirá que se sientan capaces de resolver los problemas por sí mismos.
  • Genera debates: intercambiar opiniones y debatir de forma pacífica con otras personas le permitirá incorporar la idea de que no siempre alguien tiene la razón, de que no podemos estar de acuerdo en todo y que es importante aceptar lo que el otro piensa sin sobresaltarnos ni reaccionar mal.
  • Da consejo: son niños, no lo saben todo, y necesitan tu consejo. A medida que vayan creciendo les será más fácil resolver ciertas situaciones. Pero siempre debes brindarle tu consejo y apoyo.
shutterstock_252865099

Actividad física, supervisión y juegos

Debéis tener muy en cuenta estos tres aliados:

  • La actividad física permite al niño expresarse físicamente; ellos también sufren de estrés.
  • La supervisión de su comportamiento es muy importante, ya sea por parte de los padres o tutores, o algún adulto responsable; alguien debe indicarle qué es lo que está bien y qué es lo que está mal.
  • Finalmente, jugar con ellos es una forma de enseñarles de forma indirecta. Ten presente que ellos siempre están atentos a lo que pasa a su alrededor, absorben todo y lo incorporan. ¡No olvides dar siempre el ejemplo!

9 pasos para enseñar a nuestros hijos a resolver problemas:

  • Identifica el problema: Para poder resolverlo primero debes saber cuál es y entenderlo.
  • Analiza la situación: Una vez identificado el problema, debes analizar qué es lo que lo genera. Entender la causa ayudará a resolverlo.
  • Permite expresar al niño cómo se siente ante ese problema: entender sus sentimientos ante las situaciones será de gran ayuda para saber cómo es mejor resolver una situación.
  • Permite expresar las necesidades de todas las partes que están involucradas: Todos tienen voz ante un conflicto, y es importante que todos sean escuchados.
  • Genera un brainstorming (lluvia de ideas): Busca formas creativas de solucionar el problema. Cuanto más se exprese el niño, mejor será. Esto le permitirá buscar sus propias soluciones a medida que va creciendo. Mientras sea muy pequeño, deberás ayudarle sugiriendo diferentes alternativas.
  • Analiza las ideas generadas en el paso anterior: Analiza los pros y los contras de todas esas ideas y la viabilidad de cada una. Ayuda a tu hijo a razonar sobre ellas; con el tiempo aprenderá a hacerlo sólo.
  • Elige la mejor solución entre todas las opciones: Después de haberlas analizado ya estarán en condiciones de tomar la decisión.
  • Implementa la idea: Elegir una opción no sirve de nada si no lo llevas a cabo, así que debes enseñarle al niño que debe realizar la opción elegida.
  • Analiza los resultados: Después de implementar la solución escogida, recuerda hacer un seguimiento de ello y ver los resultados obtenidos. Esto le permitirá aprender a hacerse responsable por sus actos y sus elecciones.
Te puede gustar