Hipotiroidismo en el embarazo: cómo tratarlo

Adrianazul 10 noviembre, 2017
1 de cada 100 mujeres en edad fértil presenta hipotiroidismo. De su correcto tratamiento durante el embarazo depende tu salud y la de tu bebé.

Todos los seres humanos tenemos una glándula llamada tiroides, la cual, a su vez, produce hormonas tiroideas. La baja producción de estas hormonas es lo que se conoce como hipotiroidismo.

Y aunque el hipotiroidismo es una condición muy común -1 de cada 100 mujeres en edad fértil la presenta- muchas veces no es tratada por desconocimiento, pues sus síntomas pueden pasar desapercibidos. Según datos especializados, en ocasiones los síntomas del hipotiroidismo pueden confundirse con estrés o depresión. Y también por su sutileza pueden ignorarse por mucho tiempo.

Por eso es conveniente prestar atención a todos los síntomas de nuestro cuerpo, sobre todo a la regularidad del ciclo menstrual, claro indicador de descontrol hormonal.

El hipotiroidismo puede afectar a la fertilidad

Hay varias maneras en las que el hipotiroidismo puede afectar al embarazo. Una de ellas es impidiendo que el óvulo sea fecundado. De hecho, esta condición es considerada una de las causas de infertilidad en las mujeres, cuyo cuerpo con bajos índices de hormonas tiroideas no tiene la capacidad de producir los óvulos suficientes.

Así, la anovulación, que es el término con el que se conoce la no producción de óvulos, impide que el espermatozoide fecunde a la mujer, justamente porque no hay óvulo que fecundar. El hipotiroidismo también puede producir irregularidades en el ciclo menstrual, y de hecho este es uno de los síntomas por el que las mujeres descubren que padecen de esta condición.

Durante la semana 3 del embarazo se empieza a formar el blastocito.

También puede afectar al proceso de embarazo

Aunque el hipotiroidismo puede afectar a la fertilidad, hay casos de mujeres con esta condición que logran quedarse embarazadas.

No obstante, esta condición también puede perjudicar el desarrollo del embarazo, pues su acción aumenta la incidencia de que se produzcan abortos espontáneos durante los tres primeros meses de la etapa de gestación del bebé. Además aumenta el riesgo de que la madre padezca hipertensión en el embarazo.

Importancia de las hormonas tiroideas en el embarazo

Durante el primer trimestre del embarazo, el bebé se nutre de manera absoluta de las hormonas tiroideas que produce su madre. Ya superados estos tres primeros meses de gestación –que son los más delicados- el bebé comienza a producir su hormona tiroidea de manera independiente.

No obstante, durante toda su etapa de gestación necesitará de los nutrientes que el cuerpo de su madre le pueda aportar para crecer sanamente. En este sentido, es recomendable que las mujeres embarazas con hipotiroidismo ingieran suficiente yodo, cuya acción es vital en la producción de hormonas tiroideas.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de yodo de 200 microgramos al día durante el embarazo para mantener una producción adecuada de hormonas tiroideas”

Tratamiento del hipotiroidismo durante el embarazo

El hipotiroidismo es una enfermedad crónica, al igual que la diabetes, por ejemplo. Esto quiere decir que no tiene cura, pero sí es controlable.

Su tratamiento, estés embarazada o no, se basa en el reemplazo adecuado de hormona tiroidea en la forma de levotiroxina sintética. Las dosis y el tratamiento adecuado deben ser recetados por un endocrinólogo, que es el especialista indicado para tratar esta condición hormonal.

Los remedios naturales son mejores que el consumo de medicamentos sin receta durante el embarazo.

Algunos consejos

  • Numerosas asociaciones médicas recomiendan a las mujeres que desean quedarse embarazadas hacerse los estudios de prevención y detección de las enfermedades tiroideas (hipotiroidismo e hipertiroidismo).
  • Especialmente las mujeres con bocio –que es un síntoma de la glándula tiroides agrandada- deben hacerse pruebas de laboratorio para controlar su condición.
  • Es preciso que las mujeres que controlan su hipotiroidismo antes de quedarse embarazadas se hagan pruebas de laboratorio para verificar que los niveles hormonales son los adecuados. La valoración de un médico en estos casos es fundamental.
  • Si estás embarazada y tienes hipotiroidismo ve pronto al médico para planificar cómo será tu seguimiento y cómo podrás tratarlo durante esta nueva fase de tu vida.
  • Trata de no preocuparte demasiado, pues con el tratamiento adecuado tú y tu bebé os mantendréis sanos.

Y, por supuesto, para estar segura de que todo va bien, toma los medicamentos adecuados que te recete tu médico para controlar el hipotiroidismo. Recuerda que aunque vayas de viaje puedes llevar tus pastillas contigo.

Te puede gustar