Mi hija aún es pequeña para tener novio

Alguna vez hemos escuchado la frase “niño pequeño problema pequeño, niño grande problema grande”. Esto no deja de ser cierto cuando el tiempo pasa tan rápido; en un abrir y cerrar de ojos nuestros hijos ya crecieron y comienzan otras preocupaciones. ¿Y si tu hija te dice que tiene o que quiere tener novio?

Es normal que en la adolescencia escuchemos “mami, papi, en la escuela hay un chico que me gusta mucho y quiere ser mi novio”, desde entonces sentimos que el mundo conspira contra nosotros y no sabemos cómo actuar.

Ante tales situaciones muchas veces no sabemos ni qué responder, más bien nos incomodan y nos inquietan esos sentimientos nuevos que empiezan a experimentar nuestros hijos aunque sean totalmente naturales.

Como padres tenemos una tarea importante y es enseñarle a nuestras hijas desde muy pequeñas, que es normal en determinado momento sentir atracción por niños y que esto es parte del crecimiento.

Adolescencia Femenina

Cuando las niñas llegan a la etapa de la adolescencia, comienzan a generarse cambios importantes y notables como:

  • Etapas de rebeldía. Suelen ser vulnerables con sus sentimientos y pensamientos y más cuando no tienen en casa una buena comunicación con mamá y papá
  • Desarrollo menstrual. Con este proceso se viven cambios significativos en el cuerpo de la niña, aumento de las mamas, vellos púbicos, aparición de acné, cambios de humor, etc
  • Relación con personas de su entorno. En la etapa de adolescentes se realiza la selección de las amistades en función a actividades y gustos afines.

Estos cambios ocurren en todas las niñas y ninguna será la excepción, lo que sí puede ocurrir es que algunas lo desarrollen más temprano que otras.

¿Es o no el primer novio?

novio 1

En muchas ocasiones debemos aprender a dimensionar el término de novio, ya que en algunos casos suele ser muy inofensivo.

Quizás tu hija solo le quiera colocar esa connotación a un amigo especial y no halla nada de qué preocuparse; de igual forma la comunicación será elemental en estos momentos para asegurarnos de que es totalmente inofensivo.

A las madres nos preocupan las intenciones de  los adolescentes hasta convertirlo en un dolor de cabeza, solo imaginar otros escenarios enseguida tememos por la integridad de nuestras hijas.

Comunicación y cero paradigmas sociales son claves fundamentales para conversar acerca del tema de los novios con nuestras hijas

Comunicación: la única clave del éxito

Mujer sin memoria

Puede suceder que en cualquier momento nuestra hija nos diga; “tengo novio” o “¿puedo tener novio?” y es allí cuando nos preguntamos qué es lo que realmente podemos hacer.

La comunicación y la confianza entre padres e hijas evitará cualquier situación incomoda o no deseada, hablar sobre sexualidad, responsabilidad, conciencia y respeto frecuentemente, dará pie a que las chicas de la casa entiendan a lo que tememos.

La situación puede que nos desagrade pero debemos abordarla con inteligencia, aquí te damos algunas recomendaciones:

  • Establecer inmediatamente una conversación, sin usar tonos de reclamo o descontento. Es natural que la noticia no nos agrade pero debemos buscar cercanía y no alejamiento, mientras más nos opongamos, mayor será la rebeldía.
  • Demostrar que estamos interesados en el tema. En sus sentimientos, en saber quién es la persona y de esta forma poder brindar consejos acertados para que fluya la conversación y aumente la confianza.
  • Conversar abiertamente sobre todo lo que se debe saber acerca de comenzar una relación de noviazgo a una corta edad. Debemos ser claros en el tema de la sexualidad: las consecuencias de embarazos no deseados, las enfermedades de transmisión sexual, etc. Es importante hacer un sutil énfasis sobre la importancia de vivir las bellas experiencias de la adolescencia, haciendo entender que probablemente es muy temprano para involucrarse en una relación.
  • Si se da el caso de una relación de noviazgo. Es importante conversar y llegar a acuerdos en los cuales se determinen normas y condiciones sencillas. Tu hija debe sentir la libertad en medio de las reglas, evitando que se sienta presa dentro de su propia casa. Es importante que entienda que solo la confianza y el respeto facilitará que la relación sea armónica para el entorno en general.

Ante nuestros ojos siempre serán muy pequeña  para tener novio y las veremos como esa princesa intocable, sin embargo, solo aceptando todas las etapas de su  crecimiento podremos evitar problemas de conducta y consecuencias posteriores.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar