7 helados saludables para niños

¿A quién no le apetece tomarse un helado en verano? Anota cómo elaborar helados saludables para niños en casa.
7 helados saludables para niños
Silvia Zaragoza

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza.

Última actualización: 30 agosto, 2022

¿Qué sería un verano sin esas tardes en la piscina o en la terracita sin disfrutar de un buen helado? Es el plan perfecto para pasar un buen rato con tus hijos y amigos, además de refrescarte del calor. Todos hemos notado que cada año las temperaturas no hacen más que subir, por lo que nos apetece algo ‘fresquito’. Pero nos viene a la cabeza otra pregunta: ¿son completamente saludables los helados para los niños?

A continuación, hablaremos sobre ello y os propondremos algunas recetas de helados saludables para niños.

¿Qué nos aportan los helados?

El aporte nutritivo y calórico de los helados es variable, dependiendo de si son cremosos o tipo polo. El valor nutricional también cambia según los ingredientes que se añadan siendo el más destacado la cantidad de azúcares añadidos.

Los cremosos están hechos a base de leche y nata, que es lo que les da la textura. Por lo tanto, son una buena fuente de calcio, proteínas y grasas. Además, le añaden azúcar que junto a la nata aumentan su contenido calórico. Por eso, su consumo debe ser muy ocasional, dado que contribuye a la aparición de sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2.

En cambio, los de tipo polo contienen vitaminas y minerales que proceden de los zumos de frutas. Visto así, aportan menos calorías y podrían ser más sanos.

Sin embargo hay que tener en cuenta que la mayoría de opciones disponibles en el mercado también contienen azúcar añadido y no están elaborados con frutas frescas (o tienen poca cantidad). Por este motivo se puede afirmar que tampoco se trataría de un producto de consumo habitual.

Helados saludables para niños.

Lo más recomendable para disfrutar de helados que refresquen, sean sabrosos y puedan representar una alternativa mejor, es prepararlos en casa.

Cómo preparar tus helados saludables para niños

La base principal es la fruta, en espcial aquella cuya textura es más cremosa y que aporta un sabor neutro, como el plátano, el albaricoque o el mango. Puedes añadir otras frutas combinadas con estas teniendo en cuenta que su contenido en agua sea bajo.

Por lo tanto, elige entre frutos rojos (moras, frambuesas, arándanos y fresas), kiwi, piña, nísperos, cerezas, etc., exceptuando el melón y la sandía. Si con la fruta no es suficiente para darle el toque dulce, opta por los dátiles, las pasas, las ciruelas o los orejones.

Además, si quieres que sean lo más parecidos a los comerciales y con una textura más cremosa puedes añadir fuentes de grasas de calidad. Las más recurrentes son el yogur griego, el aguacate, la leche de coco o la crema de frutos secos sin azúcar añadido.

Para terminar, decóralo y dale más sabor con toppings como el cacao en polvo sin azúcar, la canela, los frutos secos picados, chocolate 70-80 %  puro, las semillas, etc…

Recetas de helados saludables para niños

A continuación compartimos algunas ideas de helados saludables para niños. Recuerda que estos tampoco deberían formar parte de la dieta habitual, para no desplazar la fruta fresca, los yogures y otros tipos de desayunos o meriendas.

1. Helado de chocolate y almendras

Una de las opciones de helado cremoso más típica y deliciosa que, a diferencia de la mayoría, se prepara con plátano. Descubre esta combinación ganadora.

Ingredientes

  • 1 plátano maduro.
  • 1-2 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar.
  • 2-3 onzas de chocolate negro 70-75 % de cacao.
  • Almendras en trozos.

Paso a paso

  1. Para elaborar esta receta es necesario congelar el plátano con antelación. Para ello pélalo y córtalo en rodajas. Colócalo en una bolsa y congélalo durante 2-3 días, como mínimo.
  2. El día de la preparación tritura el plátano con el cacao a máxima potencia hasta que obtengas una textura cremosa y homogénea.
  3. Vierte la masa en un molde (a poder ser con palo) y colócalo en el congelador de nuevo.
  4. Funde el chocolate al microondas durante 30-60 segundos vigilando que no se queme.
  5. Por último, desmolda el helado y báñalo en el chocolate.
  6. Decóralo con las almendras picadas y vuelve a congelar hasta que se endurezca la capa exterior.
    Helados saludables para niños.

2. Helado de fresa y yogur

Tan sencillo como triturar ambos ingredientes y tener un helado listo. Si lo deseas puedes variar la cantidad para realzar más el sabor del yogur o de la fruta.

Ingredientes

  • 12 fresas.
  • 1 yogur griego sin azúcar añadido.
  • 1 o 2 dátiles.

Paso a paso

  1. Lava las fresas, quítales la hoja, trocéalas y congélalas.
  2. Pon los dátiles en remojo.
  3. Tritura todos los ingredientes en la batidora a máxima potencia.
  4. Vierte la mezcla en un bol dándole forma de bola.


3. Polo de naranja y albaricoque

Un auténtico helado 100 % fruta, perfecto para disfrutar de la corta temporada del albaricoque. Para que sea más sabroso elige ejemplares maduros pero firmes.

Ingredientes

  • 1 naranja.
  • 4-5 albaricoques.

Paso a paso

  1. Lava y quita el hueso a los albaricoques.
  2. Corta la naranja por la mitad y exprime el zumo.
  3. Añade el zumo y los albaricoques en la batidora y tritúralos.
  4. Vierte la mezcla en un molde y congélala.
  5. Una vez congelado, desmóldalo y a disfrutar.

4. Helado de leche de coco y piña

Un auténtico y delicioso helado muy sencillo de preparar y que permite disfrutar de un auténtico helado de fruta con una textura de lo más cremosa.

Ingredientes

  • 400 mililitros de leche de coco.
  • 1 piña natural.

Paso a paso

  1. Pela y corta la piña en trozos pequeños. Es preferible usar la piña natural para evitar el azúcar que pueden llevar las de conserva. Además también contienen más agua y no es conveniente.
  2. Verter en un vaso de batidora y añadir la leche de coco.
  3. A continuación triturar unos 5 minutos para obtener una textura homogénea.
  4. Introducir en un taper o recipiente grande, tapar y mantener en el congelador por los menos 3 horas. De vez en cuando es necesario sacar y mezclar el contenido con una cuchara para evitar la formación de pequeños cristales de hielo.

5. Polo de frutas

¿Quieres preparar un helado saludable y de lo más vistoso? Con esta propuesta seguro que lo consigues.

Ingredientes

  • Fruta natural troceada al gusto (manzana, piña, kiwi, fresas, mango…).
  • Zumo de manzana natural.

Paso a paso

  1. Pela y corta toda la fruta elegida en trozos pequeños o medianos.
  2. Colócala entera en moldes para polos y rellena con el zumo de fruta. Dejar reposar un rato en el congelador.

6. Helado de leche de almendras

Añadiendo bebida de almendras u otras opciones vegetales se consigue el mismo efecto cremoso que ofrece la leche. Al sumar la crema de frutos secos obtenemos un helado más nutritivo y energético.

Ingredientes

  • 300 gramos de plátano.
  • Un poco de esencia de vainilla.
  • 210 gramos de leche de almendras.
  • 130 gramos de mantequilla de almendra (o de otro fruto seco).
  • Una pizca de canela (opcional).

Paso a paso

  1. Coloca todos los ingredientes en el vaso de batidora. Tritura bien hasta que queden mezclados.
  2. Introduce en el congelador dentro de un molde tapado, un taper o utensilios específicos para helados.
  3. Manténlo un mínimo de 4 horas y ya está listo para disfrutar.


7. Helado de aguacate y mango

El aguacate es una fruta que permite aportar más consistencia a los helados pero con un sabor muy neutro. Por este motivo combina bien con cualquier tipo de fruta o topping que quieras añadir.

Ingredientes 

  • 2 aguacates.
  • 200 gramos de pulpa de mango (puede ser congelado).
  • 4 dátiles.
  • El zumo de medio limón.

Paso a paso

  1. Pela el aguacate y retira el hueso. Vierte la pulpa en un recipiente, agrega el zumo de limón, tapa e introduce en el congelador.
  2. Pasado un tiempo (cuando ya está congelado) vierte en un vaso de batidora o procesador de alimentos. Agrega el mango y el dátil sin hueso y tritura todo junto.
  3. Sirve en seguida dentro de unas copas. Puedes decorar con trocitos de chocolate negro, frutos secos picados o coco rallado.

Otros consejos para preparar helados saludables caseros

Lo primero que debes tener en cuenta antes de empezar a preparar los helados es que su sabor y calidad va a depender mucho de la calidad de los ingredientes usados. Por este motivo te recomendamos elegir frutas de temporada, de proximidad y que estén en su punto óptimo de maduración.

Todos los lácteos se pueden sustituir por alternativas vegetales perfectas para las personas con alergia o que no desean tomar alimentos de origen animal.

Para preparar helados individuales lo más recomendable es adquirir cualquier tipo de molde especial para hacer polos. Hoy en día son bastante fáciles de encontrar y suelen ser asequibles. Puedes elegirlos clásicos, con formas originales, de silicona, de plástico, con o sin palo, etc.

También se pueden envasar en tarrinas individuales o bien en recipientes más grandes para después servir el helado en vasos o conos de galleta.

En verano prepara deliciosos helados saludables en casa

Esta es una actividad perfecta para hacer con los niños y disfrutar de un snack o merienda refrescante. Pero los helados caseros son tan ricos que cualquier edad es perfecta para disfrutar de ellos.

Recuerda que estas versiones son más saludables que la mayoría de las que se ofrecen en el mercado. Sin embargo los helados, en general, no deberían ser un alimento de consumo habitual y nunca deberían sustituir la ingesta de fruta fresca.

Te podría interesar...
4 recetas para niños fáciles, rápidas y llenas de sabor
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 recetas para niños fáciles, rápidas y llenas de sabor

Las recetas fáciles y rápidas para niños, siempre resultan ser la salvación de esos momentos en que tenemos el tiempo limitado.