Hamacas para bebés

Francisco María García · 23 junio, 2018
Las hamacas para bebés son una especie de sillas, acolchadas y muy cómodas, con las que el niño va a poder balancearse, inclinarse, y tener alguna libertad de movimiento. Hay muchos modelos diferentes en el mercado, y será preciso elegir el más adecuado en cada caso, según las características del pequeño.

Cuando hablamos de complementos y de productos para bebés, realmente se encuentran muchas opciones. Uno de los productos más interesantes son las hamacas para bebés. Si bien se trata de un accesorio resulta muy práctico, especialmente en los primeros meses de vida del niño, ¿realmente es necesaria y útil?

Las hamacas para bebés, baby rocker chairs o bien baby relax chairs son sillas acolchadas que se sostienen con una base ‘al aire’. Por ello, el bebé puede inclinarse y balancearse. Por ello, luce como una especie de bolsa sujeta por una estructura sencilla, como una silla de playa. Por lo general, cuenta con arneses o bien un cinturón, para sujetar bien al bebé y así evitar que se caiga.

Finalidad de la hamaca para bebé

Una de las ventajas más importantes de este accesorio es que, a diferencia de la cuna, el bebé puede ver lo que ocurre a su alrededor. Se trata de una excelente y segura manera de integrar al pequeño en la actividad de la familia.

Las hamacas para bebés pueden ser utilizadas desde los cero meses de vida del niño. Al ser inclinada, el bebé no está sentado y su cabeza se apoya en el respaldo de la misma. Esto permite que el cuello no tenga que sostener el peso de la cabeza del bebé.

Las hamacas para bebés.
Cute baby girl resting in beach chair on the beach.

Características de las hamacas para bebés

La realidad del mercado es muy variada en cuanto a la oferta de hamacas para bebés. A la hora de elegir, siempre es importante tener en cuenta las características particulares de cada una. Hay distintos tipos y los elementos que contienen pueden variar de unos modelos a otros.

Tipos de asientos

Para un máximo confort, se recomienda que el asiento de la hamaca esté bien acolchado y que a su vez sea blando. También se pueden encontrar hamacas para bebés con asientos rígidos, que suelen ser de plástico y muy fáciles de limpiar.

Sistema de sujeción

Todas las hamacas para bebé cuentan con esta característica, que, sin dudas, es fundamental. Cada una posee un sistema de sujeción, ya sea de arneses o cinturones; de esta forma, se pueden regular de manera que el bebé no se pueda caer o escurrir por la silla.

Base de apoyo del chasis de la hamaca para bebé

La base de apoyo de la hamaca puede ser de varias maneras; algunas son estáticas, otras de cuatro patas, en cualquiera de estos modelos no es posible el movimiento.  En cambio, las hamacas con base mecedoras sí ofrecen movimiento, columpiando al bebé; es una idea más para entretener y divertir al niño.

Centro de actividades

En la actualidad, muchas hamacas para bebés cuentan con un centro de actividades. Se trata de un soporte en forma de arco que atraviesa la hamaca; este elemento sirve para colgar juguetes a los bebés quedando al alcance de sus manos para que pueda verlos y jugar con ellos.

El centro de actividades suele ser muy útil cuando el bebé empieza a interactuar con los elementos de su entorno, cuando puede agarrar y jugar con lo que le rodea.

Capota o toldo

El toldo de la hamaca para bebé es otra característica importante. Aunque no todas las hamacas para bebés poseen el toldo, resulta ser muy útil cuando se quiere un poco de privacidad para el bebé que duerme. Además, lo protege del sol, del viento, del frío, si lo llevan de paseo.

Las hamacas para bebés pueden incluir manta.
Funny little baby relaxing in a bouncer with sheepskin foot muff wearing warm knitted reindeer Christmas sweater at home on cold winter day. New born boy in stroller. Newborn child in rocking chair.

Cuestiones de seguridad si se usa una hamaca para bebé

Es importante considerar que las hamacas para bebés solo pueden colocarse en el suelo. Con el movimiento del bebé, las hamacas se mueven, y si están en superficies altas existe el riesgo de caída. Por eso, hay que prestar especial atención a este punto: es peligroso dejar las hamacas sobre mesas, silla e incluso en el coche.

En cuestión de seguridad, es muy importante prestar atención al sistema de sujeción de las hamacas para bebés. Hay que asegurarse de que los arneses sean regulables, para una contención perfecta del niño. De esta manera se evitarán accidentes. También hay que controlar que tenga un bloqueo de seguridad para que el pequeño no pueda soltarse solo.

Por último, es preciso corroborar que la hamaca sea reclinable; debe tener un sistema de bloqueo de reclinado, que permita dejarla firme en la posición deseada. Y como ocurre con todos los accesorios de bebés, se recomienda no abusar de su uso. Los bebés deben mover todo su cuerpo para desarrollar sus capacidades motoras y su inteligencia.