Hacer ejercicio con tu bebé

11 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
¿Quieres recuperar tu figura tras el parto, pero no quieres separarte de tu bebé? ¡Inclúyelo en tu rutina de ejercicio!

Acabas de tener a tu pequeño y tu vida ha dado un giro de 180 grados. Tu cuerpo ha cambiado por completo y tus rutinas ahora siguen un ritmo caótico en el que sientes que no tienes tiempo para nada. Aún así, deseas mantenerte sana y fuerte y recuperar tu figura. No te preocupes, te damos algunas claves sobre cómo hacer ejercicio con tu bebé.

Deporte y maternidad

A pesar de los muchos retos, tanto logísticos como emocionales, que supone la reciente maternidad, es importante no caer en el sedentarismo en estos momentos.

Tu cuerpo necesita recuperarse tras el embarazo y el parto, y recuperar un buen tono muscular. También es posible que desees deshacerte del peso ganado en los meses anteriores, o que simplemente necesites ejercitarte para sentirte bien.Hacer ejercicio con tu bebé.

El ejercicio proporciona innumerables beneficios. Nos ayuda a encontrarnos sanos física y emocionalmente. Nos permite un tiempo de desconexión y dedicación a nosotros mismos que resulta imprescindible. Sin embargo, ya no cuentas con el mismo tiempo que antes para ir al gimnasio y no quieres separarte de tu bebé. ¿La solución? Incluye a tu pequeño en tu rutina de ejercicio.

Hacer ejercicio con tu bebé al aire libre

Es común que los primeros meses de tu bebé te sientas atada o encerrada en casa. Salir a ejercitarte al aire libre puede ser ese respiro que necesitas para recargar tus energías. El contacto con la naturaleza, la luz del sol y la brisa os hará sentir muy bien a ambos.

Para ello, una de las opciones más sencillas es salir a caminar con tu bebé. Puedes llevarlo en un fular de porteo, en una mochila portabebes o en el cochecito de paseo.

Si además quieres complementar esta rutina cardiovascular con algo de tonificación, busca un parque o un lugar tranquilo y toma nota de los ejercicios que te proponemos a continuación.

  1. Agarra con firmeza el manillar del cochecito y eleva una pierna hacia atrás. Manteniéndola recta, trata de apretar el glúteo y aguanta unos segundos. Tras varias repeticiones, cambia de pierna y repite el proceso.
  2. Con el carrito frente a ti, apoya tus manos en él. Lleva un pie hacia adelante, como dando una zancada, mientras la rodilla trasera se dobla hasta casi rozar el suelo. Vuelve a tu posición inicial y continúa, alternando las piernas.
  3. Para ejercitar tus brazos, sujeta el manillar del cochecito con las palmas de tus manos mirando hacia arriba. Eleva y baja el carrito haciendo repeticiones para trabajar los biceps. También puedes agarrar el manillar de la forma habitual y elevar el carrito abriendo los codos hasta la altura de los hombros.

Hacer ejercicio con tu bebé en casa

Si prefieres ejercitarte dentro de tu propio hogar, existen varias opciones que puedes tener en cuenta. Si deseas aprovechar mientras tu bebé duerme, puedes recurrir a diversos recursos en línea (como vídeos o aplicaciones) que proponen rutinas de gimnasia o yoga para realizar en casa.

Por el contrario, si deseas hacer partícipe a tu pequeño de tu rutina de deporte, estos son algunos de los ejercicios que puedes hacer:

  • Sentadillas: sostén a tu bebé frente a ti con los brazos estirados. Abre moderadamente tus piernas y baja, doblando las rodillas y echando los glúteos hacia atrás.
  • Puente: túmbate boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies algo separados. Coloca a tu bebé sobre tu abdomen y levanta la pelvis, haciendo fuerza con las piernas y los glúteos, y baja sin llegar a tocar el suelo.Hacer ejercicio con tu bebé.
  • Tabla o plancha: tumba a tu bebé boca arriba y colócate sobre él apoyando tus codos a ambos lados de su cuerpo y con las piernas estiradas. Contrae el abdomen y mantén la posición durante 30 segundos. Esta misma posición puedes utilizarla para hacer flexiones.
  • Pecho: túmbate boca arriba con tu bebé en el pecho. Súbelo y bájalo, flexionando y estirando tus brazos.

Recuerda realizar estos ejercicios de forma gradual. Comenzar con tres series de 15 repeticiones en cada uno será suficiente.

Clases para madres y bebés

Son varios los gimnasios y centros que ofrecen diversas clases para mamás y bebés. En ellas, además de ejercitarte y fortalecer el vínculo con tu hijo, podrás crear una red con otras madres en tu misma situación con las que compartir amistad.

  • Sánchez Guisado, M. M. (2015, 20 febrero). Importancia de las técnicas hipopresivas en la prevención de la incontinencia urinaria postparto. Recuperado de http://rua.ua.es/dspace/handle/10045/44990
  • Barakat Carballo, R. O., Bueno, C., Lopez Diaz de Durana, A., Coteron Lopez, F. J., & Montejo, R. (2013). Efecto de un programa de ejercicio físico en la recuperación post-parto. Estudio piloto. Recuperado de http://oa.upm.es/29190/