Graciosas torpezas de la mujer embarazada

La mujer embarazada se vuelve graciosa. Aunque no todas tomen sus torpezas con el buen humor y espíritu positivo que debieran, no es menos cierto que mientras más crece la tripita más bellas y cómicas se vuelven. Por lo menos eso es lo que creemos en Eres Mamá.


A continuación, te traemos algunas de las torpezas que las mujeres pueden experimentar durante su embarazo. Ya sea que las vivas a diario, o las recuerdes como una peculiaridad más de cuando esperabas a tu hijo, deseamos que este artículo lo recibas con agrado.

2 de las más comunes torpezas de la mujer embarazada

A pesar de que cada mujer vive su gestación de una manera particular existen 2 torpezas que se vuelven comunes en todas ellas:

  • El despiste crónico
  • Las torpezas en la habilidad motora

Amplía sobre ellas.

Despiste crónico durante el embarazo

Durante el embarazo muchas mujeres desarrollan un despiste que se vuelve crónico y les dura, al menos, hasta después de algunos meses que dan a luz.

Esta falta de concentración se debe a que su centro de atención cambia; su mente está ocupada con los temas que se relacionan con su gestación, su salud, el parto, los preparativos para el advenimiento de la criatura y todo cuanto tenga que ver con ella.

Otra parte de la responsabilidad la cargan los cambios hormonales que se tienen durante la gestación y la actividad neuronal que, en este período, mantiene al cerebro atareado haciendo nuevas conexiones (sinapsis).

embarazo-z-500x336

Torpezas de la mujer embarazada en su habilidad motora

Las embarazadas, o algunas de ellas, comienzan a romper todo, chocan con los muebles, se les caen los objetos de las manos y arman desorden aun cuando no quieran hacerlo.

Este tipo de torpezas se debe a 4 factores esenciales:

  • La relajación que sufren todas las articulaciones de su cuerpo
  • La retención de líquidos. Padecimiento que conduce a que sus manos se inflamen y tengan menos firmeza cuando sostienen los objetos
  • Poca concentración o falta de atención
  • El Síndrome de túnel carpiano que provoca un cierto adormecimiento en las manos. Característica que también va en contra del agarre.

Otra de las causas que origina las torpezas de la mujer embarazada en su habilidad motora es la poca percepción del nuevo estado que presenta su cuerpo. Hay mujeres que, aun en el final de su gestación, siguen sin interiorizar por completo su nuevo volumen y el tamaño que ocupan en cualquier espacio.

Si antes pasaban por un lugar angosto, estando con la pipa al “explotar” continúan creyendo que pueden escurrirse por el mismo resquicio; por eso, al pasar, “arrasan” con todo lo que tengan a su paso.

Graciosas torpezas de la mujer embarazada

Para el final dejamos una pequeña lista con muchas de las torpezas e incapacidades que sufre la mujer embarazada.

Algunas de ellas fueron concebidas con un tono satírico porque nuestro equipo continúa creyendo que mientras más grande es la panza más diversión, felicidad y dicha trae a la vida de las mujeres.

En Eres Mamá te pedimos que nos comentes cuáles son las que te suceden o te sucedieron a ti durante el embarazo de tu hijo, o los embarazos (porque cada gestación trae experiencias diferentes).

Padre tocando el vientre embarazado de la mamá

Si tuviste una dificultad o torpeza que no insertamos en la lista te invitamos a que la compartas con nosotras.
Gracias de antemano.

Mamá, a la mujer embarazada se le hace difícil:

  • Anudarse o abrocharse los zapatos
  • Entrar en el pantalón
  • Cortarse las uñas de los pies
  • Verse las rodillas cuando está parada
  • Depilarse el pubis Aguantar los deseos de hacer pis
  • Dormir boca abajo, boca arriba, de lado… Si la pipa está grande le será difícil conciliar el sueño
  • Salir del asiento trasero del auto
  • Rascarse cualquier zona que quede por debajo de su vientre
  • Levantarse de la cama sin apoyar las manos
  • Cambiar de posición mientras está acostada
  • Lavarse por pies
  • Entrar por la puerta de las guaguas
  • Estornudar sin hacerse pis encima
  • Depilarse las piernas
  • Mirar dentro del caldero cuando está en el fogón
  • Abrazar a su esposo o ser abrazada
  • Levantarse del suelo sin ayuda
Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar