Gluten en la dieta del bebé: ¿a qué edad introducirlo y cómo hacerlo?

06 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Tienes dudas acerca del momento adecuado para introducir el gluten en la dieta del bebé? A partir de ahora, podrás saberlo, tal y como te contamos a continuación.
 

¿Te preocupa la introducción de los alimentos de tu hijo? Al principio, es normal que tengas miedo y te surjan muchas dudas. Una de las más frecuentes es en qué momento incluir el gluten en la dieta del bebé y de qué manera. A partir de ahora, podrás saberlo, ya que vamos a desvelarte todo lo que tienes que saber. 

Este es un tema que ha suscitado debate entre los expertos de la Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatologia y Nutrición (ESPGHAN, por sus siglas en inglés), ya que el gluten se encuentra entre las 3 alergias e intolerancias más frecuentes en niños.

Por esta razón, se ha investigado acerca del efecto de adelantar y retrasar la ingesta de gluten sobre la aparición de celiaquía, eczema, asma y otros síntomas respiratorios que empiezan a manifestarse en la infancia.

El objetivo principal era descubrir si puede prevenirse, en especial, en los niños de alto riesgo por haber algún familiar directo con antecedentes.

Padres abrazando a su bebé para crean un vínculo y conectar con él.

Gluten en la dieta del bebé: ¿hasta cuándo hay que esperar?

Hasta el 2016, la recomendación era esperar hasta los 7 u 8 meses para ofrecer el gluten, ya que se creía que así se reducía el riesgo de presentar celiaquía y otros trastornos relacionados con esta proteína.

 

Sin embargo, ese mismo año se publicó el mayor estudio europeo sobre el efecto de la lactancia y la edad de introducción del gluten sobre la aparición de enfermedad celiaca en niños predispuestos.

Por un lado, los bebés amamantados con leche materna presentaron el mismo riesgo de tenerla en comparación a los que recibieron lactancia con leche de fórmula. Por otro lado, se valoró el efecto de introducirlo en distintos momentos (antes de los 3 meses, de los 4 a los 6 meses y  con más de 6 meses).

Lo que se observó fue que antes de los 3 meses el riesgo es mayor porque la función renal y gastrointestinal todavía no está completamente desarrollada, lo que dificulta su digestión.

Teniendo en cuenta lo anterior, es preferible que esperes, como mínimo, hasta los 4 meses y se lo des cuanto antes, a pesar de que no hubo diferencias entre el periodo de 4 a 6 meses y los 6 meses.

Además, ofrecérselo antes de los 6 meses reduce la aparición de eczema antes de los 10 años. Así pues, te recordamos que hasta los 6 meses la lactancia materna ha de ser su principal aporte de nutrientes, por lo que el resto de alimentos serán complementarios. Por el contrario, no afecta en la aparición de asma o rinitis.

Gluten: ¿cómo introducirlo y qué cantidad? 

Respecto a la cantidad segura para prevenir al celiaquía, no se ha establecido ninguna, aunque se desaconseja que los pequeños consuman grandes cantidades durante las primeras 2 semanas. Para que te hagas una idea, se refiere a evitar superar la ingesta de media rebanada de pan blanco.

 

También se desconoce el tipo de preparación adecuada ni su orden. Sin embargo, siempre es mejor que empieces por la pasta bien cocida, el pan blanco o bien formando parte de un bizcocho casero sin azúcares añadidos.

Una vez tolerado, ve sustituyéndolo por su versión integral e incrementando las cantidades poco a poco. De esta manera, su aparato digestivo se irá acostumbrando y le permitirá que siga madurando.

Bebé comiendo solo con cuchara une dieta con gluten.

Asimismo, te aconsejamos que evites darle a tu pequeño, de manera frecuente, alimentos ultraprocesados, ya que contienen grandes cantidades de azúcares y grasas trans que contribuyen al desarrollo futuro de sobrepeso, diabetes y obesidad, entre otras patologías. Incluso, es recomendable que esperes al menos hasta el año.

En lo que al gluten en la dieta del bebé se refiere…

Esperamos que te haya quedado claro cómo y cuándo introducir el gluten en la dieta del bebé. Además, es necesario que sepas que, si tu hijo no tiene predisposición genética a reaccionar ante el gluten no importa si se lo das más tarde. Lo importante es que vayas incorporando cada vez más variedad de alimentos, más que el orden en el que lo hagas.

 

No obstante, has de permanecer cerca mientras tu hijo come para ver si aparece alguna reacción y evitar que se atragante. Por último, procura no distraerlo ni presionarlo para que se termine todo lo del plato, ya que él mismo es capaz de regular su apetito. Si no, también puedes ponerle el plato delante con el pan o la pasta cortada en trozos pequeños y que lo coja con las manos.

  • Fewtrell, M; Bronsky, J; Campoy, C; Domellöf, M; Embleton, N; Fidler Mis, N et al (2017) Complementary Feeding: A Position Paper by the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition (ESPGHAN) Committee on Nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr, 64(1): 119-32.
  • Szajewska, H; Shamir, R; Mearin, L; Ribes-Koninckx, C;  Catassi, C; Domellöfet, M al (2016) Gluten Introduction and the Risk of Coeliac Disease: A Position Paper by the European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr, 62(3): 507.13.
  • Elbert, N J; Kiefte-de Jong, J C; Voortman, T; C Nijsten, T E; de Jong, N W; V Jaddoe, V W et al (2017) Allergenic food introduction and risk of childhood atopic diseases. PLos One, 12(11). 
  • Ierodiakonou, D; Garcia-Larsen, V; Logan, A; Groome, A; Cunha, S; Chivinge, J et al (2016) Timing of Allergenic Food Introduction to the Infant Diet and Risk of Allergic or Autoimmune Disease: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA, 316(11): 1181-92.