Fiebre amarilla: una infección de cuidado

Mervis Romero 23 diciembre, 2017
La fiebre amarilla es una de las infecciones graves más fuertes del mundo, y principalmente afecta a las zonas de África y América del Sur.

La fiebre amarilla es causada por un virus que pertenece a la familia de los Flaviviridae, y del género Flavivirus amaril. Esta infección no se contagia de persona a persona, sino que se contagia por la picadura de un mosquito.

Luego de la picadura existe un periodo de incubación entre 3 y 6 días, hasta que los síntomas se manifiestan. No todos los mosquitos contagian, solamente aquellos que han picado a un individuo enfermo.

El nombre de la enfermedad destaca la coloración amarillenta de la piel de la persona está infectada. También se le conoce como vómito negro o fiebre americana.

Aunque existe una vacuna contra ella, se debe informar sobre cómo evoluciona dicha enfermedad, a fin de tomar las medidas pertinentes.

Mosquito de la fiebre amarilla.

¿Cómo se puede saber si una persona tiene fiebre amarilla?

Luego que la persona es picada por el mosquito y ha pasado el periodo de incubación, el individuo comienza a presentar varios síntomas característicos de la fiebre amarilla. Algunos de estos son:

  1. Fiebre.
  2. Cefalea.
  3. Mareos.
  4. Convulsiones.
  5. Conjuntivitis.
  6. Malestar general.
  7. Disfunción hepática.
  8. Dolores en el  lumbosacro.
  9. Hemorragias en varias partes del cuerpo.
  10. Arritmias, problemas cardíacos.
  11. Muerte, si la persona no es atendida a tiempo.

¿Cómo se puede prevenir la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla se previene evitando la picadura de mosquito, y lo hacemos al seguir los siguientes consejos:

  • Utilizar mosquiteros y aire acondicionado.
  • Usar ropa que cubran todo el cuerpo.
  • Si viaja a zonas endémicas, utilice repelentes que sean de larga duración.
  • Evitar utilizar perfumes, ya que estos atraen a los mosquitos.
  • Y por último, el método más efectivo es la vacuna antiamarílica, la cual se administra en una sola dosis y tiene un tiempo de duración de 10 años.

¿Todas las personas se pueden administrar la vacuna?

No. Solamente las personas con las edades comprendidas entre 9 meses hasta  los 59 años de edad. Personas que tengan planificado viajar aun lugar donde se tenga conocimiento que hay fiebre amarilla, y aquellos que viajen fuera del país.

Los niños menores de 6 meses y los de 60 años o más no se las deben colocar.

Además, los pacientes con VIH se la pueden colocar, pero el efecto es menor. En el caso de las mujeres embarazas, si se vacunan durante el embarazo, su bebé nacerá protegido.

Tampoco se la pueden administrar a aquellas personas que son alérgicas al huevo, proteína de pollo y gelatina debido a que la vacuna está elaborada con embrión de pollo, por lo que hay que tener precaución.

Por otro lado, esta vacuna solamente se debe administrar en centros asistenciales. Al momento de vacunarse al paciente se le entrega una tarjeta amarilla firmada y sellada por dicho centro. Esta tarjeta dura 10 años.

La fiebre amarilla requiere atención inmediata.

Efectos que puede producir la vacuna

Como cualquier otra vacuna, puede producir reacciones serias, como por ejemplo: mialgias y febrícula, dificultad para respirar y ronchas.

Además, puede presentar palidez de la piel y latidos rápidos del corazón, y en el caso de los niños, enrojecimiento o hinchazón. También, se le puede presentar  fiebre, la cual desaparece dos días después, inclusive hasta la muerte.

 Si se presenta una reacción grave, ¿qué se debe hacer?

Si se presenta reacción adversa o sospecha que tiene fiebre amarilla, se debe llamar inmediatamente al doctor. También, se debe acudir a un centro asistencial inmediatamente.

Por otro lado, se le debe decir al doctor los síntomas. Además, informarle el día y la hora en que se colocó la vacuna.

En fin, debes estar pendiente y tomar las medidas necesarias para no infectarse. Además, si viajas a lugares donde haya muchos mosquitos y en donde se sepa que hay casos de fiebre amarilla. Sobre todo si tienes niños pequeños, debes estar pendiente, ya que ellos son más propensos a ser picados por este mosquito.

Así que, ten mucho cuidado, y en caso de sospechar dicha infección, consulta de inmediato al médico quien te hará varios exámenes y te dará las recomendaciones necesarias para contrarrestarla.

Te puede gustar