Estrés posparto: claves para combatirlo

17 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Mara Amor López
El estrés tras el parto es muy frecuente, ya que la vida de la reciente mamá ha cambiado totalment. Ahora su principal preocupación es cuidar de su bebé y protegerlo.

Tras el parto, es normal sentirse estresada, pues ha habido un gran cambio en tu vida a raíz de la llegada de tu bebé. Las 24 horas del día están dedicadas al cuidado y protección de ese pequeñín, por tanto, el estrés posparto puede aparecer, e irá disminuyendo conforme vayamos controlando la situación y conozcamos mejor a nuestro hijo.

En este artículo vamos a ver algunas claves para combatir este estrés y, así, sentirnos mejor durante ese proceso. ¿Quieres saber qué puedes hacer para combatir el estrés posparto? Continúa leyendo.

Estrés posparto: ¿qué hacer?

Cuando somos padres por primera vez, nos asaltan muchas frases a nuestra mente, nos sentimos perdidos, no sabemos si lo haremos bien o no… Algunas frases que pueden pasarte por la cabeza son:

  • «Estoy muy agobiada o agobiado».
  • «No sé si voy a saber hacer esto».
  • «Necesito poder descansar más de dos horas».
  • «Solo pienso en el bebé y en que esté bien».

No te preocupes, todos estos tipos de pensamientos son normales durante este momento que estás atravesando, así que no te sientas mal en absoluto por pensar estas cosas.Mamá con estrés posparto.

La falta de sueño por estar pendiente del bebé, no saber si estamos haciendo bien o no el cuidado de pequeño, etc., produce cambios de humor y hace que nos sintamos más irritables y agotadas física y mentalmente.

Claves para combatir el estrés postparto

Si acabas de dar a luz y te resultan familiares estos síntomas, puede ser que estés atravesando por estrés posparto. Por ello, a continuación, hablamos sobre algunas claves para mejorar estos síntomas.

Duerme cuando el bebé lo haga

No esperes a que llegue el momento; aprovecha cada momento que el bebé descansa para hacerlo tú. Y, en algunos momentos, aprovecha que el papá está contigo y hacer turnos,: mientras tú descansas, que él esté pendiente del niño, y viceversa.

Ten comunicación con tu pareja

Es importante que habléis y seáis sinceros sobre cómo os sentís, cómo lo estáis llevando, y sobre los sentimientos acerca del bebé, pues seguro que tu pareja estará sintiendo cosas muy similares a ti, y es importante que tengáis esos momentos de intimidad para combatir el estrés posparto. ¡No dejes de hacerlo!

Alimentación saludable

Es muy importante que no descuides tu alimentación. El parto, la lactancia, cuidar al bebé… Todo eso supone un gran esfuerzo para que el cuerpo recupere la condición física de antes. Por eso, una alimentación sana te proporcionará la energía suficiente para que la recuperación física sea más rápida. Ten en cuenta que es conveniente saltarte ninguna de las cinco comidas que tienes que hacer.

Evita angustiarte para combatir el estrés posparto

A veces, el bebé no quiere comer, dormir o empieza a llorar sin ningún motivo. Esto no quiere decir que le pase algo, simplemente son bebés y, en ocasiones, no hacen las cosas cuando deberían hacerlas.

Acepta la ayuda que te brinden

No tienes que hacerlo tú todo; delega en otra persona ciertas tareas que te ayuden a estar un poco menos estresada. Si tu familia, tus amigos o tu pareja quieren ayudarte, no niegues esa ayuda. Hay que pensar en uno mismo para combatir el estrés posparto. Si quieres abarcarlo todo, lo que harás será empeorar la situación.

No dejes tu vida a un lado para combatir el estrés posparto

Aprovecha algunos momentos dejando al bebé al cuidado de algún familiar o el papá y sal a la calle para ir de compras o tomar un café con alguna amiga. También es importante que tengas pequeños momentos para ti; es esencial desconectar, aunque sea un rato pequeño, pues te ayudará a relajarte.Mamá tomando un café con una amiga para combatir el estrés posparto.

Cuida tu estado de ánimo

El bebé es sensible a tu estado de ánimo; si te nota tensa o nerviosa, el pequeño también lo estará. Así que intenta evitar que tu hijo sienta el estrés que tú estás sintiendo. Trata de relajarte para que el pequeño te vea tranquila y él también lo esté.

Organiza las visitas

Cuando recibas visitas, no tienes por qué sentirte estresada, sino al revés. Intenta organizar las visitas. ¿Cómo?

  • Si vas a visitar a algún familiar, ten claro cuánto tiempo quieres estar para que no sea agotador para ti y tu bebé.
  • Si la visita la vas a recibir tú, organízala el día que te venga bien a ti. Intenta siempre que sean visitas de grupos reducidos, para que no haya mucha gente. Otra cosa que puedes hacer es avisar a los visitantes de que tú y tu bebé necesitáis descansar y que, por ello, no podrán quedarse mucho tiempo.

Sobre el estrés posparto

Si, a pesar de llevar a cabo estas claves para combatir el estrés posparto, no ves que mejoras, es primordial que acudas a tu médico para averiguar si ese estrés puede venir por alguna causa externa. Por ejemplo, alguna falta de vitamina, o cualquier otra cosa.

No obstante, esperamos que estas claves te sean de utilidad y consigas rebajar esa situación de estrés. ¡Tú puedes con todo!