¿Estoy preparada para ser madre?

“Estar preparada para ser madre es tener el alma abierta para el advenimiento de un desconocido que a partir de ese momento será lo más importante.”

Mujer, para saber si estás preparada para ser madre solo debes ponerte una mano en el corazón, pensar en tu futuro hijo y escuchar tus latidos. Si el corazón te palpita podrás estar segura de que tú, como muchas otras, ya puedes convertirte en madre.

¿Cómo estar preparada para ser madre?

Para ser la mejor mamá del mundo, la que tu hijo realmente necesita, debes preparar tus sentidos con el objetivo de responder al llamado que sale de tu vientre.

Desde el mismo embarazo debes mantenerte atenta a sus pataditas, sus movimientos, y responder con caricias, toques suaves en la panza, un canto, alguna conversación… Este tipo de estímulo sensorial les servirá, a ambos, para reforzar ese lazo de afecto que se forma.

Por otro lado, es imprescindible que tengas en cuenta tu bienestar psicológico. Si quieres estar preparada para ser madre tienes que ser feliz; algo así debe constituir un deber contigo misma.

La felicidad de las madres se traduce en bienestar físico y psicológico para los hijos que se gestan en su vientre.

Pormenores que debes tener en cuenta antes de salir embarazada

preparada para ser madre 2

Mujer, si tienes la posibilidad de prepararte para ser madre, planificar tu embarazo, necesitas tener en cuenta otros pormenores:

Estabilidad económica

Tener una estabilidad económica, ser solvente, capaz de sufragar tus gastos y cubrir todas tus necesidades, debe ser uno de los objetivos a vencer antes de convertirte en madre.

Tanto tú como tu bebé necesitarán una liquidez financiera que les facilite la vida y les provea ropa, alimentos, medicinas, atención médica… por solo citar necesidades básicas.

Si gozas de estabilidad económica, un empleo que te garantice una licencia por maternidad durante la cual recibas una entrada monetaria regular y te sirva para mantenerte durante el embarazo y luego del parto, podrás ahorrarte muchas preocupaciones.

Buena salud física

Tu salud física debe ser lo más óptima posible. Si tienes tiempo, antes de salir embarazada, hazte un chequeo general, revisiones que te digan que te encuentras apta para concebir y llevar un embarazo a buen término.

Enfermedades que en otros momentos de la vida solo afectan a quien las padece, cuando hay un embarazo de por medio, pueden dañar también al bebé.

Asegúrate de estar lo más sana posible tanto por ti como por tu futuro hijo.

Buena salud mental

Tu salud mental debe ir emparejada a tu salud física. Si tener un cuerpo sano es importante para concebir un hijo, tener la mente sana también lo es. Busca solo los pensamientos positivos, aleja los miedos, deshazte de las opiniones que puedan hacerte mal.

Relájate y sé optimista para disfrutar de una etapa en tu vida que va a ser única.

Estabilidad en todos los sentidos

Armonía familiar, buenas relaciones de trabajo, jornadas tranquilas, pocas preocupaciones… Llevar una vida estable y sosegada te servirá para gestar un mejor embarazo.

“Las mujeres mejor preparadas para ser madres pueden ser aquellas que planifiquen con tiempo su embarazo.”

Prepárate para ser mamá proyectándote hacia el futuro

preparada para ser madre 3

Ser madre no es solamente concebir y mantener un embarazo durante 40 semanas o más. Si les preguntas a muchas mujeres ellas te dirán que lo menos es eso, porque el embarazo dura menos de un año.

El mayor tiempo que estarás con tu hijo, que deberás actuar como madre, que requerirá una buena preparación, comenzará a contar luego del alumbramiento. Para después de ese instante es para cuando más debes prepararte.

Por eso, estimada mamá, estar preparada para ser madre es proyectarte hacia el futuro, planear tu vida y la de tu hijo de la mejor manera que puedas. Con esta idea, te dejamos estos últimos consejos:

  • Esfuérzate como madre, amiga, persona y mujer trabajadora. Sé ejemplo para él
  • Planea su educación, los valores que quieres enseñarle y todo lo que, sabes, necesita aprender
  • Piensa de qué manera ser exigente para que se trace metas, las cumpla y se convierta en el hombre de éxito para lo cual vas a prepararlo
  • Nunca olvides darle todo el amor que, desde ahora mismo, cuando todavía es un embrión y nada sabe de tu existencia, ya le tienes.
Categories: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar