Estirones de crecimiento: todo lo que debes saber

Los estirones pueden ser esperados y vistos con mucha emoción por los padres. Aprende por qué se producen y sus principales características.
Estirones de crecimiento: todo lo que debes saber
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 27 marzo, 2021.

Última actualización: 27 marzo, 2021

Con lo rápido que pasa el tiempo observando el crecimiento de los hijos, es muy probable que quieras mantenerte atenta a los famosos estirones. Estos suelen producirse en etapas muy marcadas de la vida de los más pequeños de la casa, por lo que es importante reforzar la buena alimentación y hábitos de vida en ese momento.

¿Te interesa saber un poco más sobre el tema? En las siguientes líneas te contamos qué esperar y cómo afrontar de forma correcta algunos de los momentos más hermosos de la vida de los niños.

¿Cuándo se presentan estos estirones?

El estirón también depende del sexo.
Los estirones también dependen del sexo.

Las fases de mayor crecimiento se presentan en los primeros 2 años de vida y la adolescencia. En la primera etapa, que coincide con el periodo de lactancia, el ritmo es tan acelerado que cualquier evento contraproducente puede afectar de forma considerable tanto el aumento de peso como de talla de los bebés.

Estos eventos incluyen las infecciones (como las parasitosis intestinales), los problemas de lactancia, las enfermedades que afecten el aparato digestivo o simplemente la mala alimentación derivada de factores socioeconómicos desfavorables.

En la adolescencia también se producen unos estirones considerables, ya que el niño evoluciona de forma progresiva a la apariencia que tendrá cuando sea un adulto. El papel de la alimentación adecuada en este momento sigue siendo igual de importante que en los primeros meses de vida: sin buenos nutrientes no hay crecimiento.

¿Se producen de igual manera en todos los niños?

No necesariamente. Si bien el patrón de crecimiento es más o menos similar, no todos lo hacen en igual medida. Este proceso es complejo y está influenciado por varios factores que te comentaremos en el próximo apartado.

Además, por lo general, el crecimiento en algunos grupos poblacionales suele será más temprano en las hembras que en los varones. Esto hace especial referencia a la adolescencia, ya que la pubertad tiende a presentarse antes en las niñas.

¿Cuáles son los factores que pueden influir sobre los estirones?

Son muchos los factores que influyen en los estirones, pero en términos generales pueden dividirse en dos categorías importantes: genéticos y adquiridos. Los primeros no necesariamente implican algo negativo, sino que dependiendo de las características físicas de la familia, el bebé o niño tendrá ciertas proyecciones de crecimiento.

Por supuesto esto no influye sobre el momento en el que suceden los estirones como tal. Los periodos de mayor crecimiento siempre serán los que te comentamos al principio del artículo: los primeros años de vida y la adolescencia.

Los factores adquiridos o ambientales son muy cambiantes y, en buena medida, dependen de las características socioeconómicas en las que se desenvuelva el niño y su familia. Los siguientes son los más importantes:

  1. Calidad de la alimentación.
  2. Presencia de enfermedades digestivas o metabólicas que afecten el crecimiento.
  3. Condiciones climáticas.

¿Cómo se relacionan estos estirones con los dolores?

Mucho hemos escuchado sobre los típicos dolores de crecimiento. Estos suelen presentarse a nivel de los grandes grupos musculares de los miembros (como en la cara anterior de los muslos) y es probable que estén relacionados de forma directa con el desarrollo del sistema osteomuscular.

Esta sensación no se describe de forma objetiva -por razones obvias- en los primeros 2 años de vida. De hecho, este término se utiliza para periodos un poco distintos a los mencionados. Estos son alrededor de los 5 y 10 años, coincidiendo este último momento con la pubertad.

En todo caso, los dolores de crecimiento no siempre están relacionados con los estirones, pero esto no quiere decir que en ese momento el niño no esté creciendo.

De hecho, entre los periodos de estirones, el aumento de peso y talla sigue existiendo, a pesar de que la velocidad con la que esto sucede esto es menor.

¿Todavía no ha sucedido el estirón?

Los estirones son comunes en ciertas edades.
Es importante vigilar el crecimiento de los bebés para detectar posibles problemas.

Si tu bebé se encuentra en las edades que hemos mencionado y todavía no evidencias el crecimiento esperado, es necesario que acudas al médico de confianza. Es probable que exista algún motivo relacionado con la alimentación que le esté impidiendo a tu bebé pegar los estirones de forma efectiva. En casos excepcionales, el pediatra podría indicar algunos estudios complementarios para detectar enfermedades hasta ahora desconocidas.

¡Una excelente oportunidad para recordar!

Puede que te parezca que todo está pasando muy rápido, ¡pero te recomendamos que aproveches el tiempo! Puedes registrar el crecimiento de tu hijo en un diario o tomarle fotos de forma constante para recordar estos momentos.

No olvides acudir de forma regular al pediatra. Este especialista es el que te podrá indicar si todo está marchando de acuerdo a lo esperado, teniendo en cuenta los factores genéticos y ambientales que hemos mencionado.

Te podría interesar...
Qué es el apoyo familiar y cómo influye en el crecimiento
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Qué es el apoyo familiar y cómo influye en el crecimiento

Los niños y adolescentes que crecen en familias con un buen nivel de apoyo familiar cuentan con una gran ventaja. Pero ¿en qué consiste esto?