Qué esperar de tu hijo de 2 años

26 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si tienes un niño de 2 años, no te pierdas todo lo que debes esperar para esta etapa. ¡Te encantará y desesperará a partes iguales!
 

Los 2 años de un niño pequeño son una dulzura porque están llenos de primeras veces; empiezan a ser niños y dejan de ser bebés. Además, también comienzan a mostrar su personalidad y las rabietas van en aumento. Es una gran aventura y es bueno que sepas qué esperar de tu hijo de 2 años.

Hay mucho que esperar a medida que tu hijo crece, por lo que, si te preguntas cuándo tu hijo comenzará a caminar, a hablar o a hacer otras cosas, te lo contamos a continuación. Aunque, antes de empezar, queremos recordarte que cada niño tiene su propio ritmo evolutivo, por lo que, si tarda más que otros, pero está dentro de su ritmo, va todo bien.

Primeros pasos de tu bebé

En el segundo año de vida de tu hijo, ya deberá haber dado sus primeros pasos. Aunque, para otros, ocurre a inicio del segundo año y está bien. Será entonces cuando tu hijo comience a caminar sin ayuda, con pasos tambaleantes al principio.

La mayoría de los niños comienza a caminar entre los 9 y los 18 meses (la edad promedio es entre los 14 y los 15 meses). Una vez que comienzan a caminar, ¡la aventura se volverá más cansada! Pero merecerá la pena, pues son momentos muy emocionantes.

Niño de 2 años con la bicicleta tirada por el suelo.
 

¡A correr con 2 años!

Cuando un niño de 2 años ya domina el arte de andar, empezará a correr y a explorar su mundo. Más o menos después de los seis meses desde que comenzó a andar, empezará a correr, ¡y tú detrás de él! Te preguntarás si realmente es normal que no siempre puedas seguirle el ritmo, pero es que tiene mucha energía acumulada en ese cuerpo tan pequeño.

Alpinismo

Si tu hijo ya anda y corre, ahora es todo un explorador y siempre que se dé cuenta de que es capaz de subir, bajar y escalar, lo hará. Es todo un aventurero y le encanta saber que es capaz de hacerlo.

Tu pequeño explorador empezará a subir muebles y escaleras, por lo que la vigilancia debe ser constante. Si te has dado cuenta de que escala los barrotes de la cuna, habrá llegado el momento de quitarlos.

¡Juego con pelota!

Dar patadas a una pelota es un gran hito para los niños y las niñas. Para poder hacerlo, se necesita coordinación y conexión para saber que la pelota, al darle con la pierna, rodará o rebotará. Cuando los pequeños descubren que las pelotas rebotan, también querrán hacer lo mismo con los juguetes o las comida, es decir, querrán saber qué pasa si tiran todo eso al suelo.

Empiezan los trazos a los 2 años

En esta edad, los niños comienzan a ser Picasso y empezarán a pintar toda la casa. Tendrás que permitir que exploren esta faceta artística y tan creativa, pero hay que dejarles claro dónde pueden y no pueden hacerlo. En caso de que no les expliques cuál es el lugar para poder garabatear, te encontrarás las paredes y el suelo pintado con todo su arte.

 

Los primeros garabatos de tu hijo no tendrán precio para ti. Durante el segundo año, los niños obtienen más control sobre los músculos pequeños en sus manos y dedos. Estas habilidades motoras finas ayudan a los niños pequeños a garabatear con colores.

Comer con cuchara

En esta etapa de los 2 años, al igual que ocurre cuando empiezan los primeros trazos porque comienzan a tener más fuerza en sus manos, también podrán comer con cuchara poco a poco. Al principio puede ser todo un poco desastre y, seguramente, lo manchen todo, pero es necesario que tengas paciencia porque es parte del proceso de aprendizaje.

Juego simbólico

La imaginación de tu hijo a los 2 años está cobrando vida. Entre los 18 y los 24 meses, el cerebro de un niño está listo para empezar a jugar con fantasía. Puedes verle “alimentando” a un oso de peluche o hablando por un teléfono de juguete.

Niño de 2 años comiendo con cuchara él solo.

Disfruta de su sentido de la magia porque, sin duda, es maravilloso. Y si te da “para comer” o para “hablar con la abuela”, síguele el juego. Es una fase preciosa que no debes desaprovechar.

¡Habla y habla a los 2 años!

Hasta hace nada, tu hijo nada más que balbuceaba, pero será alrededor de los 15 a los 18 meses cuando empieces a escuchar algunas palabras que se entienden muy bien. A partir de los 24 meses, podrá comenzar a juntar dos palabras para hacer pequeñas frases, como “jugar pelota”, “no más”, “es mío”, “mamá vamos”, etc.

 

Jugando con amigos

A esta edad, a los niños pequeños les gusta jugar con amigos y disfrutar de la interacción con otros niños. Al final del segundo año, puede que no estén listos para compartir sus juguetes cuando juegan, pero es un gran paso en su incipiente vida social.

Tener un hijo de 2 años es toda una aventura

Como has podido ver, a los 2 años, los niños comienzan a ser pequeños terremotos debido a que su desarrollo motor está a pleno rendimiento. Pero ¿qué hay más gratificante para una madre que ver cómo su hijo crece de una manera tan saludable y vivaracha?