¿Por qué está mal dejar llorar al bebé toda la noche?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 10 mayo, 2019
Noemí García · 4 septiembre, 2017
Todos los bebés necesitan atendidos cuando lloran. Dejarlos solos sólo consigue afectar su salud emocional a largo plazo. 

Cuando el sonido del llanto irrumpe a mitad de la noche y despierta a los padres, muchos tienen la duda si dejar llorar al bebé será bueno o malo. En este sentido, existen varias opiniones al respecto, tanto de especialistas de diversas áreas como de los propios padres.

Aunque hay quienes recomiendan dejar que el bebé llore hasta que se canse y se calme por sí solo, hay un gran número de expertos que señalan lo perjudicial que puede resultar esto, tanto a corto como a largo plazo.

A continuación, repasaremos cuáles son las razones por las que está mal dejar llorar al bebé.

Dejar llorar al bebé: ¿sí o no?

Al comienzo de su vida, un ser humano solo tiene el llanto como herramienta de comunicación. Con lo cual, su lenguaje estará únicamente ligado al llanto. Llorará para expresar sus miedos, su necesidad de cariño y atención. El llanto indicará a los padres si tiene sueño, hambre, cualquier sensación de incomodidad o bien, necesidad de afecto.

Dejar llorar al bebé 3

Consecuencias de dejar llorar al bebé

Dejar llorar al bebé es perjudicial para su salud, incluso a nivel emocional, puesto que la sensación de soledad y falta de atención conllevan al desarrollo de todo tipo de miedos y, posteriormente, posibles problemas de ansiedad, desconfianza y seguridad en general.

El miedo a la oscuridad o a la soledad puede perjudicar el desarrollo social del niño a lo largo de su desarrollo.

Cuando un bebé no es atendido, se siente desprotegido, solo, abandonado, con lo cual, llora más y más para llamar la atención de los suyos. Y aunque no lo parezca, esto se trata de un mecanismo de supervivencia: sin papá y mamá, no hay atención y sin esta, no hay vida (porque es imposible que un bebé se ocupe de sí mismo).

Se ha descubierto que cuando un bebé es sometido a una gran cantidad de estrés, su cerebro libera en exceso una hormona llamada cortisol (mejor conocida como la »hormona del estrés») y que puede llegar a afectar la sinapsis entre las neuronas.

El sube y baja hormonal que se producen en momentos de estrés extremo puede afectar la salud del pequeño. Por ende, dejar llorar la bebé no es la mejor opción.

Las rabietas se corrigen de otra forma

Ningún bebé llora sin razón ni mucho menos, por hacer rabieta. Ahora bien, durante los primeros años de vida, es posible que el niño intente recurrir al llanto como método para conseguir lo que desea. Es entonces cuando los padres deben preocuparse por educarlo, para que poco a poco entienda que las rabietas no tienen ninguna utilidad para él y que debe aprender a comunicarse apropiadamente.

Según vaya creciendo, el pequeño tendrá que acostumbrarse a que no todo será la satisfacción momentánea, e irá poco a poco desarrollando la paciencia y otras cualidades necesarias para la convivencia en el hogar.

En definitiva, cuando un bebé llora, siente la necesidad de sentirse cuidado, seguro y querido por sus padres. Por ende, es fundamental atender su llamado y brindarle los cuidados que necesita para que crezca sano y feliz. En consecuencia, dejar llorar al bebé no es la mejor opción. 

  • Cassidy, S. Babies left to cry can suffer brain damage, warns parenting Guru. 2010. The Independent. [Online].
  • M R Rao, et al. Long Term Cognitive Development in Children with Prolonged Crying. National Institutes of Health. Archives of Disease in Childhood. 2004; 89: 989-992.
  • Stifter and Spinrad. The Effect of Excessive Crying on the Development of Emotion Regulation. Infancy, 2002; 3(2), 133-152.
  • Teicher MH et al. The Neurobiological Consequences of Early Stress and Childhood Maltreatment. Neuroscience Biobehavior Review 2003, Jan-Mar; 27(1-2):33-44.