¿Es normal dormir mucho durante el embarazo?

Durante el embarazo, es probable que las futuras mamás se sientan cansadas y tengan la necesidad de dormir mucho. Si te sucede, no debes preocuparte; te contamos todo lo que debes saber al respecto.

El embarazo es un buen momento para que las mujeres tomen más en serio sus necesidades de sueño y se esfuercen por descansar más y mejor. Por ello, no debes preocuparte por dormir mucho durante el embarazo.

Estar embarazada puede ser una experiencia agotadora para el cuerpo de la mujer, especialmente durante el primer y tercer trimestre. Por ese motivo, dormir mucho durante el embarazo es una excelente manera de reducir el estrés emocional y las incomodidades físicas acumuladas.

Entonces, es comprensible el hecho de que las mujeres embarazadas necesiten el descanso adicional y no puedan seguir con la misma cantidad de sueño que tenían antes de quedar embarazadas.

En este sentido, lo recomendable, en líneas generales, es dormir un mínimo de 8 horas por las noches; también se suele destacar la importancia de habituarse a una hora de acostarse para reducir la fatiga y los resultados negativos del embarazo.

El cansancio durante el embarazo

La emoción y las ganas de tener al bebé, así como los temores de una maternidad inminente, pueden ser estresantes y hacer que las futuras mamás se sientan más fatigadas de lo normal. Todo esto afecta a la calidad del sueño y, por ello, es normal dormir mucho durante el embarazo.

Cuando las mujeres quedan embarazadas, uno de los primeros síntomas destacados que pueden notar es el cansancio. De hecho, a menudo necesitan dormir más, dependiendo de la etapa del embarazo.

Durante el primer trimestre, una embarazada puede sentir la necesidad de dormir más de lo normal debido a los altos niveles de progesterona, que favorecen el crecimiento de la placenta y la mayor demanda de nutrientes de un feto en desarrollo. Poco después del primer trimestre, deberían recuperar algo de energía.

A partir del segundo trimestre, afortunadamente, el sueño mejora en la gran mayoría de los embarazos. Las mujeres pueden mantener un sueño adecuado al dormir en la posición del lado izquierdo y practicar ejercicio moderado, aunque no demasiado cerca de la hora de acostarse.

A medida que el embarazo progresa en el tercer trimestre, las futuras mamás comienzan a sentirse cansadas de nuevo. Esto puede deberse al agotamiento físico que produce el crecimiento del bebé y al estrés que ejerce el hecho de ser mamá sobre el cuerpo.

Es normal que el embarazo provoque un cansancio inusitado en la mujer.

¿Es normal dormir mucho durante el embarazo?

Generalmente, es normal dormir mucho durante el embarazo. Como has podido observar anteriormente, muchas mujeres embarazadas aumentan las horas de sueño debido, entre otras cosas, a la fatiga y a los nervios.

Asimismo, si duermes muchas horas durante el tiempo que dura la gestación, no debes preocuparte. Estar embarazada implica cuidarse a todos los niveles: alimentación, hábitos saludables, actividad física, etc.

Esto, como no podía ser de otra manera, incluye un buen descanso. Escucha a tu cuerpo y descansa más horas de lo normal si te sientes fatigada. Especialmente durante el primer trimestre, el cuerpo debe adaptarse al consumo de energía y de calorías que provoca el desarrollo del bebé. 

Te recomendamos que, si duermes con tu pareja, aproveches para preguntarle si detecta alguna irregularidad en tu descanso, como ronquidos o desvelos. En ese caso, deberás acudir al médico para comentar cualquier anomalía que pueda representar cansancio y aplicar el mejor tratamiento.

“Las mujeres embarazadas necesitan el descanso adicional y no pueden seguir con la misma cantidad de sueño que tenían antes de quedar embarazadas”

Consejos para dormir mucho durante el embarazo

Durante la primera y la última fase del embarazo, te sentirás bastante fatigada y con la necesidad de dormir mucho, a pesar de que algunas noches tengas problemas con el descanso.

Dormir mucho durante el embarazo es una necesidad, sobre todo en el primer trimestre.

Asimismo, si tienes dificultades para descansar, te recomendamos llevar a cabo los siguientes consejos para mejorar la calidad de tu descanso:

  • Relájate con un baño de agua caliente por las noches.
  • No tomes café o té después de las 14 horas.
  • Cena por lo menos 2 horas antes de irte a dormir.
  • Haz tus necesidades antes de acostarte.
  • Encuentra una postura cómoda; te recomendamos de costado sobre el lado izquierdo.
  • Haz ejercicio para beneficiar la salud mental y física.
  • Pon en práctica técnicas de relajación.
  • Establece horarios y rutinas.

Por último, recuerda que dormir mucho durante el embarazo es algo de lo que no todas las mujeres embarazadas pueden presumir. Para algunas, dormir de 8 a 10 horas cada noche se vuelve cada vez más difícil a medida que avanzan en la etapa más especial de la vida, que es el embarazo.

Categorías: Síntomas del embarazo Etiquetas:
Te puede gustar