Enseñar a los niños habilidades no cognitivas

21 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Mara Amor López
Las habilidades no cognitivas están presentes en los procesos académicos. Son necesarias para el desarrollo de la capacidad de autorregulación del niño. Mejoran, así, su bienestar y los ayuda a desarrollar hábitos saludables.

Todos sabemos que, cuando los niños inician su etapa escolar, trabajan sus habilidades cognitivas (calculo, lenguaje, conocimiento del medio, etc.). Pero se nos olvida que, para un buen aprendizaje, no solo basta esto, sino que es muy importante enseñar a los niños habilidades no cognitivas.

Justamente esto es lo que un grupo de investigadores y profesionales encabezado por Ildefonso Méndez, de la Universidad de Murcia (UMU) han creado. Un proyecto llamado «Habilidades no cognitivas-Educar para ser», y que ya están poniendo en marcha muchos colegios de España y de otros países.

Desarrollar en nuestros niños no solo su inteligencia y capacidades cognitivas, sino también aquellas que los ayudan desenvolverse, desarrollar hábitos sanos, habilidades sociales y de autorregulación de sus emociones resulta fundamental. Si quieres saber más acerca de este proyecto sigue leyendo.

¿Qué son las habilidades no cognitivas?

En mayor o menor medida, son un conjunto de habilidades que están presentes en las personas y que son independientes de su inteligencia. Se refieren a actitudes, capacidades, habilidades sociales, disposiciones y recursos personales que interactúan continuamente con las habilidades cognitivas.

Estas habilidades son claves para lograr el bienestar en la vida. Además, son moldeables a lo largo de la vida y mejoran significativamente el desarrollo cognitivo, emocional y social.Niños posando para una foto después de aprender habilidades no cognitivas.

¿Qué es el programa de «Habilidades no cognitivas-Educar para ser»?

Es un proyecto que se inicia en las primeras etapas de Infantil y que acaba en el último curso de Primaria. Ya son más de 60 colegios los que lo han puesto en marcha en sus aulas.

En este proyecto se incluyen cuentos, vídeos y actividades, y cuyos protagonistas son unos divertidos animales: Flama (León), Moni (Monita), Lulo (búho), Nequi (jirafa) y la maestra tortuga. Junto a estos personajes, vivirán aventuras para ir desarrollando su capacidad de autorregulación.

La puesta en práctica de este programa ayuda a los niños a mejorar su rendimiento escolar y habilidades sociales y emocionales, es decir, a su bienestar. ¿Cómo?

  • Ayudando a los niños a mantener la atención.
  • Aumentando su creatividad.
  • Resolviendo problemas.
  • Desarrollando el pensamiento causal.
  • Ampliando el pensamiento crítico.
  • Gestionando la frustración.

Objetivos del proyecto

Desarrollar las habilidades de autorregulación a través de las cuales los niños pueden alcanzar un mayor nivel de bienestar durante su vida. Estas serán fundamentales para:

  • Tener una gran autoestima.
  • Reducir el acoso escolar.
  • Prevenir las dificultades de aprendizaje.
  • Reducir el absentismo escolar y abandono prematuro del colegio.
  • Mejorar su estabilidad emocional, personal y de salud.
  • Disminuir el desempleo en un futuro.
  • Reducir la probabilidad de desarrollar adicciones.

¿A quién va dirigido?

Está dirigido a todos los niños, ya que las habilidades de autorregulación aportan beneficios en todos los niños, independientemente de su nivel de desarrollo neurológico.Niña con unas caras amarillas dibujadas representando emociones.

¿Cómo podemos mejorar los padres las habilidades no cognitivas en casa?

  1. Debemos inculcar a nuestros hijos la importancia de ser sinceros y contar siempre la verdad, a pesar de las consecuencias.
  2. Reforzar la constancia siempre, incluso en los juegos.
  3. Cuidar las rutinas y hábitos en casa.
  4. Establecer un ambiente calmado y tranquilo en casa.
  5. Fomentar la responsabilidad y la autonomía de los niños.
  6. Valorar el esfuerzo del niño al hacer las cosas lo mejor posible y que llegue a terminarlas.
  7. Transmitirle el respeto y confianza hacia su colegio y maestros.
  8. Ayudarlo a que tome conciencia de sus emociones sobre lo que siente en cada momento y también las de los demás para mejorar su autocontrol.
  9. Transmitir al niño que confíe en que puede realizar bien todo lo que se proponga y mejorarlo. Tenemos que evitarle el miedo a equivocarse.

Es importante el desarrollo de las habilidades no cognitivas tanto como las cognitivas. Como ya has visto, son múltiples los beneficios que tiene. El mejorar su capacidad de autorregulación hará que desarrollen hábitos saludables, que sepan desenvolverse con soltura en el mundo y que sean felices el día de mañana.

El desarrollo de estas habilidades es fundamental tanto para la familia como para los niños, para mejorar su bienestar en el presente, pero también para cuando sean adultos.

«La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo».

-Paulo Freire-

  • Mendez, I. Zamarro, G., Garcia Clavel,J. & Hitt, C. (2015) Habilidades no cognitivas y diferencias de rendimiento en PISA 2009 entre las comunidades autónomas españolas. Revista del consejo escolar del estado. 4(6), 52-54.
  • Ato Lozano, E., González Salinas, C., & Carranza Carnicero, J.A. ASpectos evolulutivos de la autorregulación emocional en la infancia. Anales de Psicología. 20(1),69-80.